Cómo trabajar con los obstáculos

Comentario: Cuando llega un obstáculo, debo recordar que, en primer lugar, todo proviene de la fuerza única: «No hay nada más que Él».

En segundo lugar, me dan el obstáculo para unirme más con los amigos del grupo. En tercer lugar, externamente, empiezo a jugar en el grupo, trato de hacer algo bueno para mis amigos: organizar una comida, etc., aunque internamente, empiezo a sentir animosidad. Mientras más me esfuerzo en beneficio del grupo y me uno, más fuerte siento animosidad y rechazo.

Mi respuesta: Pero hasta este punto, recibes oportunidad de recurrir al Creador para que Él te ayude. Te esfuerzas y le pidas.

Comentario: Yo hago esfuerzos, pero siempre fracaso.

Mi respuesta: No necesariamente es fracaso, aunque no está excluido. Lo más probable es que sea un obstáculo: ni siquiera podrás acercarte al grupo.

Comentario: Luego viene la desesperación de la futilidad de mis esfuerzos y, finalmente, la comprensión de que sólo el grupo puede ayudar.

Mi respuesta: Sólo el Creador puede ayudar a través del grupo. Y así comienzas a recurrir a Él conscientemente, pero sólo a través del grupo le pides a Él que te ayude. De lo contrario, no escuchará.

El Creador no está asociado de ninguna manera con ningún individuo. Aunque puedes dar pequeños pasos para elevarte un poco por encima de ti mismo, no es un avance. Solo es posible en la integración del grupo.

Pregunta: ¿Qué significa «a través del grupo»?

Respuesta: ¿Por qué te vuelves hacia Él?

Comentario: Para que Él me ayude.

Mi respuesta: ¿Para qué? Si no estás incluido en el grupo, quiere decir que es una solicitud egoísta.

Comentario: Pero quiero revelarlo.

Mi respuesta: ¡Qué hermoso egoísmo! ¿Y por qué lo necesitas?

Comentario: Se dice que el propósito de la creación es revelar al Creador. Él quiere que lo haga. Él creó a los seres creados para darles placer. Yo quiero tenerlo.

Mi respuesta: Para hacerlo, debes ser similar a Él, ¿cómo lo harás?

Comentario: A través del grupo.

Mi respuesta: Así que volvemos al grupo de nuevo. Puedes gritar tanto como quieras, no te dará nada. Por el contrario, solo te alejará de Él, para que te des cuenta de tus acciones incorrectas.

Por eso, al hacer esfuerzos mutuos, todos alcanzan una oración para que el Creador los ayude a través del grupo, para que les de fuerza «para jugar». Así recibirán la fuerza y ​​alcanzarán un estado de gratitud.
[260358]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá ”, 25/mar/19

Material relacionado:
Transformen los obstáculos en un grado de elevación
Pequeños esfuerzos, enormes correcciones
El amor no es más que armonía, un equilibrio mutuo de más y menos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta