Restaurar el sistema roto

Pregunta: Las gente está organizada de tal manera que cada uno tiene un sistema inmunológico diferente. Unos nacen con algunos tipos de enfermedad genétic, desviaciones, etc., ¿hay tales desviaciones en la espiritualidad? ¿la ciencia de la Cabalá enseña cómo deshacerse de eso? Pues, hay cosas que son invisibles para el ojo humano.

Respuesta: Todo está determinado por nuestro punto de partida. Cada uno es una célula de un solo organismo llamado «Adam«. Este sistema fue creado por la Luz superior y, junto con él, participa en todo lo que sucede y en lo que existe.

La Luz superior actúa sobre este sistema y ​​cambia gradualmente, revela sus propiedades y, a su vez, afecta a la Luz con su retroalimentación. Somos partículas de este sistema.

Atravesó un gran camino de desarrollo bajo la influencia de la Luz que lo creó, lo llenó y lo destrozó. Y ahora todas sus partículas se encuentran en diversos estados de vida media y descomposición. Debemos reunirlos nuevamente en el mismo sistema en el que existían antes de la destrucción, es decir, restaurarlo.

Imagina un juguete ensamblado con cubos y se rompe, ahora tienes que recoger los cubos en el mismo sistema que antes. Este es nuestro trabajo y es muy difícil.

Debemos cambiar nuestra naturaleza para acercarnos unos a otros, «cubo a cubo»; debemos desear esta conexión, entender con cuales cubos trabajar, cómo necesitamos interactuar y por qué lo hacemos, porque de lo contrario, no habrá unión.

Pero nosotros mismos no tenemos la fuerza para hacerlo. Sólo deseamos que suceda. Por lo tanto, nuestro trabajo es invocar la influencia de la Luz superior, la fuerza de unión que gradualmente nos unirá en un todo, como era antes de la destrucción.

El proceso de nuestra restauración es esta misma secuencia de estados por los que debemos pasar. Es nuestra vida espiritual.

Nuestra vida corporal está mucho más rota y dispersa. Durante esta vida, hacemos sólo una pequeña cantidad de acciones espirituales, aunque no lo entendemos. Pero si revelamos la ciencia de la Cabalá por nosotros mismos, podemos atraer la influencia de la Luz superior que nos unirá intensamente, nos juntará, condensará y conectará con aquellos estados en los que existíamos antes.

La Luz superior sabe cómo hacerlo. Desarrolla genes espirituales en nosotros que nos conectan. Podemos ver que una combinación de varias estructuras químicas y proteicas, forma algún tipo de sistema, ​​de la misma manera que nos unimos en nuestras estructuras internas.

Externamente no lo sentimos. Pero si nos esforzamos por la unidad interna, comenzaremos a sentirnos atraídos o desconectados unos de otros. Aquí ya tenemos libre albedrío: lo pasamos solos o invocamos la influencia de la Luz superior. Esta es la forma en que actuamos. Este es nuestro destino.

No necesitamos esperar a que, con todo tipo de golpes y castigos,  la naturaleza nos enseñe que vale la pena estar más cerca uno del otro. Si comenzamos a ir correctamente hacia la Luz superior, para que realice estas acciones en nosotros, pasarán rápidamente y podremos sentir nuestra unidad.

En esta unidad, revelaremos todo el sistema, la fuerza superior y nuestros estados actuales y futuros, ya corregidos. En principio, incluso en pequeñas asociaciones, podremos sentir cierta semejanza con el estado final corregido. Ya lo podemos revelar y desearlo.
[260656]
De Kabtv «Fundamentos de Cabala» 2/feb/20

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta