Revela el amor del Creador

Los mundos de Assiyá, Beriá, Yetzirá y Atzilut son nuestras cuatro etapas de alcance del Creador. Esos son grados de amor porque percibimos la actitud del Creador que nos trata con amor, pero podemos entenderlo y reconocerlo sólo de acuerdo al nivel de nuestro desarrollo.

Igual que el bebé, que no entiende que su madre lo ama. No piensa en su actitud hacia él en absoluto; sólo se siente bien cerca de ella y lo aprovecha. Pero, cuando crece entiende la actitud de su madre hacia él y comienza a aprender qué es amor. El estudio del amor del Creador por los seres creados es la sabiduría de la Cabalá.1

Debemos revelar las cuatro etapas del amor del Creador por los seres creados y por nuestra cuenta, necesitamos preparar el Kli para el amor. Sólo se puede preparar en un grupo. Si logro una actitud así hacia mis amigos, ahí revelo la actitud del Creador hacia mí. Al grado de mi amor por mis amigos, por la decena, revelo el amor del Creador por ellos y por mí, es decir, por la decena en la que estoy incluido.

Todo depende de que yo entre en la decena. En la medida en la que me incluyo en la decena, amo a mis amigos y revelo el amor del Creador. El amor del Creador es infinito, todo depende sólo del Kli (vasija) y el Kli depende de mí. Puedo estar en un grupo de principiantes, pero si los trato correctamente, revelaré todo el poder del amor del Creador.2

Los cuatro mundos de santidad son cuatro etapas de amor, de la revelación del amor del Creador por los seres creados. La esencia misma del Creador nunca es revelada, no sabemos qué es Él; Su actitud hacia nosotros, Su amor, es lo que se revela. Este amor es revelado en cuatro etapas: desde lo más pequeño hasta lo más grande.

Pero dado que nosotros mismos estamos hechos de materia, que es opuesta a otorgamiento y amor, en contra de los cuatro niveles de santidad, son revelados los cuatro niveles de impureza, odio y Klipá: en contraste con los mundos de Assiya, Yetzirá, Beriá y también el mundo de Atzilut, que está también en el mundo de Beriá. El Creador creó cuatro mundos de santidad y cuatro de impureza uno en contras del otro.

El mundo es la relación revelada entre esas dos fuerzas: la fuerza superior de amor y la fuerza superior inferior de odio. Cuando nos esforzamos por revelar amor en nosotros, en su lugar, encontramos odio, un descenso completo, en ese lugar el amor se revela. Como está escrito: «No hay un justo sobre la tierra que haga el bien y no haya pecado». Se nos muestra un pecado y si queremos elevarnos por encima de él, llegamos al amor, al mandamiento. Y así, cada vez, subimos los peldaños 620 veces.3

La impotencia viene de que el hombre ya intentó hacer acciones de otorgamiento, involucrarse en el entorno correcto, en difusión y se decepcionó. No tiene fuerza, su ego no siente beneficio. Es bueno si puede ir por encima de su ego y seguir actuando. Si no, si su orgullo no lo deja seguir el consejo de su maestro ni el ejemplo de su amigo, cae en este mundo.4

Es necesario que me prepare desde antes y si caigo, es porque el Creador me empujó. Por lo tanto, será una caída dulce, porque al anularme totalmente, me siento como bebé que cayó en los brazos de su madre. Caída quiere decir que ya no soy controlado por mi ego. Porque perdió interés en mí, porque no tengo nada para él y ahora puedo convertirme en germen espiritual.

«Y los hijos de Israel suspiraron a causa del trabajo» es un llanto de alegría. Eventualmente, nos liberamos de trabajar para el deseo de disfrutar, en cuya esclavitud estuvimos por veinte (o cuatrocientos) años. Al final, seremos liberados. Ahora vemos que, con la recepción egoísta, no tenemos esperanza, por lo tanto toda nuestra esperanza está sólo en el Creador. Somos dependientes de Él al cien por ciento y no hay momento más felíz.5

De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 10/feb/20, Escritos de Baal HaSulam, “Introducción al estudio de las Diez Sefirot”, punto 149
1 minuto 2:22
2 minuto 7:38
3 minuto 11:22
4 minuto 13:23
5 minuto 27:50

Material relacionado:
Amor Del Creador: Un Gran Final Para Una Maratón Del Desarrollo
El Camino Para Lograr El Propósito Superior, Parte 3
Sólo Del Amor Por Los Seres Creados Se Llega Al Amor Por El Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta