Una casa necesita una mujer sabia

Vemos que el papel de las mujeres está creciendo en el mundo moderno: se están volviendo más fuertes y están ganando cada vez más influencia. Están más en control de sus deseos y más orientadas a sus metas.

La debilidad de la mujer radica en que necesitan apoyo masculino para alcanzar sus objetivos. Pero tan pronto como recibe ese apoyo, puede hacer cosas que el hombre es incapaz de hacer.

Espero que en el futuro la mujer tenga mayor acceso al liderazgo mundial con la cooperación correcta y natural con el hombre. El mundo dejará de ser tan primitivo y corrupto como lo fue cuando lo dirigió el hombre mientras la mujer se quedaba en casa cuidando niños y el hogar. Vemos que lo que sucede ahora es lo contrario: mientras más avanza el mundo hacia el fin de la corrección, más poder gana la mujer.

El hombre tiene miedo a su esposa, porque la mujer cuida la casa, la gobierna. Es un rasgo característico de nuestro tiempo. Rabash bromeaba y decía “Un hombre justo; no le teme a nada excepto al Creador y a su esposa». Y es verdad.

Ahora, en muchas ciudades la mujer es elegida alcaldesas. ¿Por qué no? Si la mujer puede controlar una casa, puede controlar una ciudad. El hombre está más distraído y no es muy adecuado para esto. El hombre es más fuerte, pero la mujer es más razonable y capaz de soportar diferentes sistemas al mismo tiempo.

Ella cuida su casa con todas sus responsabilidades al mismo tiempo: lavandería, comidas, niños y además mil cosas diferentes y todo lo tiene en orden. Si sacas a la mujer de la casa para que el hombre la dirija solo, en una semana el apartamento se convertirá en basurero.

Está escrito: «La mujer es la casa». Y ¿no es el país y el mundo nuestro hogar? A la mujer sólo le falta el apoyo masculino y todo se resuelve. Estoy seguro de que si la mujer estuviera a la cabeza de todos los gobiernos, Habría paz en el mundo. No importa lo difícil que sea para las mujeres ponerse de acuerdo, finalmente lo logran, porque están dispuestas a aceptar e inclinarse, por lograr la paz.

Hombre y mujer deben sentirse como socios, iguales, si ambos son razonables al percibir su papel y saben que, en virtud de las cualidades que nos da la naturaleza, nos complementamos para lograr total perfección, eso será una corrección.

Está escrito en el libro Sefat Emet, en la porción Pinjas «Sobre Adam, está escrito que dos creaciones fueron creadas, es decir, el poder del hombre atrae el resplandor del mundo futuro, el poder masculino extrae el alma del mundo superior. El poder femenino termina la acción de la corrección del mundo». La mujer es la vasija que recibe iluminación, la fuerza del hombre atrae el brillo de arriba en aras del otorgamiento, es decir, por medio de la intención.
[261312]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 8/mar/20, clase con el tema «Día Internacional de la Mujer»

Material relacionado:
Hombre y mujer, unidad de los opuestos
Hombre y mujer: diferencias en el trabajo espiritual
Hombre y mujer – un imán entre ellos, parte 2

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta