entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 9/abr/20

Actualmente, el problema de la humanidad radica en darse cuenta de que la única salida correcta de la crisis es corregir las relaciones humanas; de egoístas a altruistas. ¡Volver a las relaciones comerciales sin haber corregido las relaciones humanas conducirá a una crisis mayor!

La recuperación del mundo depende sólo de nuestras relaciones. La naturaleza golpeará a la humanidad, pues se convirtió en un organismo global. Atacará hasta que la humanidad vea que debe estar interconectada con buenas fuerzas, para que llenen la distancia entre nosotros…

Debemos revelar que somos diferentes: nos lo muestra el coronavirus. Está relacionado con nuestro deseo o cualidad interna. No puedo acercarme a otro, pues no quiero estar con él. Por eso, ¡físicamente no puedo acercarme!… Nuestro mundo toma la forma del mundo espiritual…

Cuando nuestra distancia «desaparezca», el mundo se conectará, justo en esos espacios vacíos. Toda la realidad se conectará y formará el nuevo sistema corregido de #Adam y, el #Creador aparecerá dentro de él, organizará nuestra conexión y la llenará de la fuerza superior, de Él.

¿Qué es el coronavirus? El virus muestra que, en el lugar de nuestra conexión, hay espacios vacíos que se deben llenar con relaciones adecuadas. Al revelar la brecha que nos separa, descubrimos que no podemos comunicarnos, pues en una conexión corrupta, nos transmitimos el virus.

La sociedad, en su forma actual, se agotó.
El coronavirus está destinado a ayudarnos a cambiar el propósito de la existencia, del desarrollo y del gobierno. Nos ayuda a ser similares, a sentir la misma necesidad desde una desgracia compartida, a buscar una solución común…
De Twitter, 12/abr/20

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 30/mar/20
Mis pensamientos en Twitter, 26/ene/20
Mis pensamientos en Twitter, 22/ene/20

Fiestas espirituales, parte 9

Todo comienza en Pésaj

Pregunta: No es claro por qué después de Purim, es decir, después de que el hombre corrige su deseo y se vuelve similar al Creador, ¿Pésaj comienza de nuevo?

Respuesta: Es porque todas las fiestas (Hagim) son un circuito, de la palabra «Mechuga«, moviéndose en el círculo.

Todo comienza en Pésaj que representa la salida de Egipto, la revelación del ego.

El faraón representa el egoísmo, que gradualmente se revela dentro de nosotros.

Moisés (Moshe), de la palabra «Limshoch«, es la fuerza que nos saca del egoísmo y nos saca de Egipto.

Diez plagas son diez restricciones que nos empujan a salir de Egipto; sin ellas no saldríamos.

Pregunta: ¿Significa que el hombre debería sentir diez golpes en su ego?

Respuesta: Si. Se manifiestan en la conciencia de la maldad del ego. Empiezas a entender que tu naturaleza es malvada.

Cuando se entra a Egipto, se siente oscuridad, desesperación total, no puedes hacer nada con tu vida ni contigo mismo, porque el ego te entierra vivo en el suelo. Esto fue descrito por los cabalistas con base en sus sentimientos interiores.

Pregunta: Una de las plagas egipcias es el asesinato de todos los primogénitos ¿qué quiere decir?

Respuesta: Los hijos son nuestro futuro. Matarlos quiere decir que el hombre no ve futuro en su egoísmo.

Pregunta: Entonces, los cabalistas percibieron estos estados e hicieron la analogía de nuestro mundo, por ejemplo, el asesinato del primogénito y la oscuridad egipcia, ¿lo describieron?

Respuesta: Es absolutamente obvio que estas acciones en el mundo espiritual deberían producir esas consecuencias en nuestro mundo. Por eso lo describen en el lenguaje de nuestro mundo.

Pregunta: ¿Realmente murieron estos primogénitos en Egipto?

Respuesta: No. La Torá describe lo que sucede en los niveles superiores, dentro de nosotros, cuando trabajamos en nosotros mismos, tratando de salir de Egipto, de recibir la Luz llamada «Torá«, es  estado de elevación espiritual, que se llama Tierra de Israel y así es todo.
[261969]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 29/ene/19

Material relacionado:
Fiestas espirituales, parte 5
Fiestas espirituales, parte 6
Fiestas espirituales, parte 8

¿Dónde está la salvación por el coronavirus?

¿Cómo salimos de nuestro egoísmo? Salir de nuestro deseo de disfrutar y querer estar en conexión con otros. Donde, nadie pone atención en sí mismo nunca más, sólo en lo que hay entre nosotros. Y entre nosotros está el espacio espiritual. Está fuera de mí.

Yo soy mi ego, fuera está la fuerza de amor y otorgamiento, el Creador, un lugar llamado mundo superior. Ahí está la meta de nuestra vida, el propósito de la creación, el cual debemos alcanzar.

Cada vez, en el grado en que nos elevamos por encima de nuestro egoísmo, nuestro “yo” y damos un paso hacia un amigo, comenzamos a sentir el mundo espiritual, la fuerza superior, una realidad fuera de nosotros, fuera de nuestro ego. Por lo tanto, tenemos oportunidad de alejarnos del coronavirus. Este virus nos empuja fuera de nuestro egoísmo; nos obliga a salir de nuestro “yo”.

Este es el remedio más efectivo y adecuado. Salir del ego es la solución a todos los problemas; el virus fue enviado para curar el egoísmo. Nos muestra la necesidad de elevarnos por encima de nuestro egoísmo, por encima de nuestro “yo” y nos conecta con otros. Así encontramos el remedio correcto y corregimos de forma adecuada nuestro estado.

Debo huir de mí mismo, del egoísta, hacia el espacio entre nosotros, hacia donde está el mundo espiritual, el Creador. Pero no entiendo que está “entre nosotros”. Este es un espacio que aún no siento que existe. Pero debemos esforzarnos por la conexión, así sentiremos que en este puente, entre mi egoísmo y el tuyo, está el mundo superior, otra dimensión que está un nivel por encima de nosotros.

Aquí es donde encontramos la tierra de Israel (tierra” significa deseo e “Israel” significa directo al Creador, Yashar-Kel), aquí es donde podemos anhelar al Creador y ser capaces de sentirlo a Él, aquí es dónde Él existe. Aquí es donde está el mundo futuro, nuestra vida espiritual eterna- todo está sólo ahí, en la conexión entre nosotros.

Por lo tanto, amar a los amigos como a ti mismo es la principal ley de todas las correcciones dentro de las cuales habita el Creador.

La conexión con los amigos se vuelve más importante que yo mismo. Mientras más importante es mi amigo, más grande es mi avance y más retirado estoy de este mundo, hasta que el mundo espiritual se vuelve más importante para mí, es decir, amar y otorgar a los amigos, nuestra conexión se vuelve más importante que yo mismo.

Es romper la barrera entre Egipto e Israel, cruzar el Mar Rojo (Mar Final), la frontera final más allá de la cual no hay regreso. Antes de hacerlo, aún hay peligro de regresar a Egipto.
[262474]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 1/abr/20, lección sobre: Pesaj

Material relacionado:
Un virus espiritual
Los buenos, se extendieron como un buen virus
Coronavirus: ¿una bendición disfrazada?

Del agujero negro hacia la libertad

Como resultado de la cuarentena, muchos se sienten aislados, como si hubieran caído en un agujero negro. Debemos entender que todo nuestro mundo, toda nuestra galaxia, el universo mismo, está dentro de un agujero negro. No hay forma de evitarlo, es un hecho. Así que, no hay nada aterrador en sentir esta oscuridad.

Se dice que la fuerza de gravedad de este agujero, es tan grande que ni siquiera  la luz puede escapar, todo es succionado dentro de este pozo negro; así de grande es la fuerza del egoísmo que está ahí. El egoísmo lo consume todo, no permite que nada escape. Ese es el mundo en el que vivimos, dentro de este pozo negro.

Sin embargo, todo lo que vemos fuera, en realidad está dentro de nosotros; nos vemos a nosotros mismos. Si vemos oscuridad, estamos revelando nuestras verdaderas cualidades y podemos llegar a conclusiones acerca de nuestro estado. Así nos quedará claro cómo salir de este pozo, de este agujero negro.

Si recibimos la cualidad de otorgamiento, inmediatamente seremos libres. Por eso el deseo de otorgar es llamado tierra de libertad y a los que viven ahí, nación libre. Así volarán fuera de ese agujero negro y se convertirán en una nación libre en nuestra tierra, nuestro deseo. Pide al Creador y Él hará que suceda. Todo lo que tenemos que hacer es humillarnos y pedir ayuda; es toda nuestra corrección.
[262525]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 1/abr/20, lección sobre: “Pesaj

Material relacionado:
El secreto de los agujeros negros
En este mundo artificial e ilusorio…
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 1

¡Más de uno, no se reúnan!

Si siento que tengo conexión con el Creador, corromperá mi trabajo. Estaré satisfecho si estoy conectado con el Creador, cerca de Él, otorgándole a Él y sintiendo  su reacción.

Esa conexión sólo me debilitará y traerá todo tipo de cálculos egoístas: Yo para el Creador y el Creador para mí ¿tal vez es mejor anhelar y añorarlo a Él? ¿qué es mejor para que el hombre sea atraído hacia el Creador lo más posible?

También lo vemos en nuestro mundo: si dos amantes están separados por la distancia, se preocupan por estar lejos y sueñan con encontrarse una vez más, con abrazarse y estar juntos como un cuerpo. Después, cuando se encuentran y logran lo que deseaban, el romance desaparece. El deseo que ardía en ellos cuando estaban separados se desvanece y todo el sabor se pierde.

Si no hay hambre ni apetito por una comida, no puedes disfrutarla. Primero necesitas acumular la deficiencia por la comida y tener apetito, así ese apetito te ayudará a revelar los sabores en la comida.

Ahora durante la epidemia del coronavirus, el Creador quiere dividirnos y nos distancia. Él dice, “¡No se acerquen a menos de dos metros! ¡No se reúnan más de dos!” Mañana será imposible que se acerquen en absoluto, hasta que sienta lo divididos que están. Debemos acumular la necesidad de conectarnos, cansados de estar en casa solos y soñar con estar con personas, sentirlas y entenderlas.

Entonces pensaré: deseo que el virus desaparezca para que pueda comunicarme y estar con mis amigos, no sólo estar juntos, sino, porque dentro de nuestra conexión, podremos revelar al Creador y un grado más elevado de existencia donde sintamos la vida eterna. Ahora estoy en casa y temo a la muerte. Sé que moriré de cualquier manera, si no de coronavirus, en otros diez o veinte años. Nadie lo duda.

Sin embargo, ahora es como si lentamente comenzara a ver: ¿Este virus apareció para darme vida eterna, para que pueda vivir por siempre de forma completamente diferente, sin preocuparme ni por dinero ni por contaminación del aire ni por otros problemas? Este virus me lleva a ascender a otro nivel.

Estoy en el nivel de este mundo y el virus quiere llevarme al siguiente, donde la vida es eterna y perfecta. Nos da oportunidad de entrar, con nuestra conexión, a otra esencia de la naturaleza, donde no estaremos conectados por cuerpos físicos, ni por esta tierra, el globo o el universo. Es como si estuviéramos deslizándonos hacia una dimensión diferente.

Resulta que puedo usar este estado crítico para lograr eternidad y perfección y elevarme por encima de mi naturaleza.

Mi sueño no es que el virus se evapore como si no existiera, es llegar, con su ayuda, a un estado especial, más elevado, ir por encima de esta materia a la materia espiritual, de la sensación de esta realidad a una realidad superior. Existen muchos grados, pero lo principal es ir del grado corporal al grado espiritual.
[262229]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 26/mar/20, lección sobre: “Construyendo la sociedad del futuro”

Material relacionado:
Mantener la trayectoria espiritual
El virus ablanda nuestro corazón
“¿Cómo cambiará la sociedad después de la crisis del coronavirus?» (Quora)

¿Cómo se sienten durante estos días difíciles?

¿Cómo se sienten durante estos días de epidemia de coronavirus que los lleva a un remolino de sensaciones y pensamientos? Justo como en un caleidoscopio, un estado reemplaza a otro, de un ataque al corazón a la total indiferencia. Oleadas de horror una tras otra como si la naturaleza te pusiera en una licuadora. Todas tus habilidades y conocimiento, a lo que estabas acostumbrado por décadas -hijos, trabajo, hacer dinero- todo se cancela y está desapareciendo ¿cómo podemos ayudarte y aliviar este enorme dolor?

Sé que eres racional, inteligente y respetado en tu trabajo. Te gusta hacer números y cálculos específicos, que están por encima de las sensaciones. Pero ahora, quieres escuchar algo emotivo que vaya directo a tu corazón.

Intentaré hacerlo; sólo entiende, la ciencia de la Cabalá se dirige al corazón humano a través de la mente o la mente a través del corazón. Combina esos dos sistemas opuestos, completamente diferentes.

La vida está construida en círculos de relaciones: relaciones con nosotros mismos, relaciones con nuestra esposa e hijos, relaciones con el Creador. Ahora esas relaciones están pasando por una revisión, principalmente, las relaciones con nosotros mismos.

El coronavirus hizo ese cambio tan radical en nuestra vida, constantemente estamos bajo presión y con miedo, eso nubla la mente y es una carga pesada para el corazón, como un ataque al corazón y en confusión, como un animal atrapado.

¿En qué deberías pensar para calmarte un poco y sentirte protegido? Vale la pena hacer una revolución total en tu visión de la vida. Al contrario, pienso que antes del coronavirus vivíamos en eterna presión y confusión, en condiciones enredadas y desequilibradas.

Corríamos de mañana a noche y de noche a mañana, para lograr lo que la sociedad, jefes, familia y alguien más nos obligaba a hacer. Estaba endeudado con el banco, debía, debía, debía. Esa era mi vida.

Y entonces aparece algo increíble llamado coronavirus. Y este virus de pronto calma toda mi vida. Me quedo en casa, no voy a trabajar. Los hijos no deambulan por algún lugar, nadie sabe dónde, se quedan en su cuarto, mi esposa también está en casa. Vemos TV juntos o cada uno está ocupado en su computadora haciendo lo suyo. Todo parece bien. Tal vez la principal razón de la confusión y el miedo, es la posibilidad de perder el ingreso. Antes, todo era claro y razonable, de pronto, todo se volvió incomprensible, confuso y cada día los prospectos son más y más amenazadores. Estás preocupado no por el futuro distante ni por tu jubilación, sino por que no habrá dinero para comer la próxima semana, el próximo mes.

Hasta ahora, es sólo miedo, no la realidad. Hay comida en la casa, el refrigerador está lleno. Aún hay algo de dinero en la cuenta de banco. Es sólo miedo hipotético del posible desarrollo de eventos. Pero vivimos día a día, podemos decir que la vida es más calmada.

¿Para qué preocuparme por el posible futuro si no puedo evitarlo? no sabemos qué sucederá mañana, entonces ¿para qué volverte loco hoy con emociones y miedo ?

Por supuesto, tenemos la responsabilidad de familia e hijos, pero las preocupaciones no ayudarán en nada. Lo que suceda, sucederá: estamos todos en manos de la fuerza superior y todos mis esfuerzos no cambiarán nada, ni en una buena ni en una mala dirección. Será como el Creador lo planeó.

Tal vez en este estado entenderé más rápido que el Creador me atrae a Él. Pues, no hay nada más que Él y Él siempre nos lleva hacia la meta. Así que, pensemos en la meta y encontremos qué quiere el Creador de nosotros. Nuestro estado es consecuencia del programa de la naturaleza, no debemos pensar que somos más listos que ella, sería grandioso si entendiéramos dónde estamos, en qué universo, en qué entorno, bajo la influencia de qué fuerzas.

Nada depende de nosotros. Somos sólo partículas diminutas que creen que entienden algo de la naturaleza. Pero incluso, si en realidad lográramos entender algo, lo usaríamos en nuestro detrimento. Por lo tanto, no lamentemos que no hayamos logrado la meta que nos pusimos, porque no había nada bueno en ella.

Antes de que surgiera la epidemia, la humanidad en todo el globo estaba al borde de la catástrofe. Enfrentaba grandes adversidades. Ya todos hablaban de la imposibilidad de evitar una guerra. De la crisis global en ecología, en relaciones humanas, industria, política y finanzas. El mundo construido por el hombre en base a su mente y sensaciones egoístas, simplemente era terrible e iba de una crisis a otra.

¿Qué era bueno en tu vida previa? ¿por qué te lamentas ahora? Porque entre todos esos problemas, te las arreglabas para obtener un mísero salario y alimentar a tu familia ¿eso te hacía sentir perfecto y feliz? Lamentas que al menos, lo sabías por adelantado: habría suficiente dinero para fin de mes y si no, sabías de dónde tomarlo prestado. Al menos tenías algo de certeza, ahora estás nervioso ante lo desconocido ¿qué debemos hacer con este disturbio interno y pensamientos delirantes?, con el: “¿qué sucederá si…?”.

Esos pensamientos atormentan a la mayoría de la sociedad humana, porque la epidemia pronto cubrirá todos los continentes. El coronavirus engulle al mundo, a la humanidad. Todos comenzarán a pensar: “¿Qué me sucederá mañana? ¿de quién dependo? ¿cómo puedo influir en mi destino? ¿cómo puedo garantizar un buen hoy, mañana y después?”

Es muy bueno que surjan esas preguntas en la gente, especialmente en los jóvenes ¿todo es dinero? Si sólo nos preocupa nuestro ingreso, es que queremos vivir como animales para quienes lo principal es estar seguros de qué comerán, lo demás no es importante. Así que, ¿quiero “comer con un burro del mismo comedero” o soy un humano, que aún pienso en otras cosas?
[262031]
De Kabtv “Nueva Vida #1214: Coronavirus, ¿cómo lidiar con el miedo?”, 19/mar/20

Material relacionado:
Pronóstico de la epidemia del coronavirus
Anticuerpos contra el ego
Qué nos enseña el coronavirus

¿Por qué quieres vivir así?

La humanidad está en pánico por el coronavirus, que nos obligó a detener la producción, el comercio y paralizó y bloqueó países enteros. Pero la gente común piensa primero en su familia, en sus hijos y en cómo alimentarlos mañana. Le preocupa sobre todo cómo sobrevivir. Por esta razón, el mundo acepta congelarse, diciendo: «Primero, nos ocuparemos de la vida y luego restauraremos la industria y la producción».

¿De quién depende mi destino? ¿cómo puedo influir? ¿cómo puedo garantizar un buen futuro? Si supiéramos las respuestas a estas preguntas, probablemente nos calmaríamos un poco.

Esta pregunta surge en todos porque, antes que nada, somos animales. Sólo hay tres niveles en la naturaleza: inanimado, vegetal y animal. La especie humana pertenece al nivel animal, aunque estamos más desarrollados. Pero, antes que nada, necesitamos comida, igual que los animales. Está escrito: «Si no hay pan, no hay Torá«. Comer es esencial para la vida.

Pero en la situación con el coronavirus, la naturaleza aparentemente quiere enseñarnos algo y nos hace una pregunta desde una perspectiva diferente: “¿Para qué quieres vivir? ¿sólo por el instinto de autoconservación como las otras especies? Eso no es suficiente.»

Las especies animales viven sin tener que preocuparse por nada más. Los humanos deberíamos empezar a preguntar para qué vivimos. Eso ya es un problema.

Así, el coronavirus es como medicina amarga, nos pregunta: “¿Para qué vives? No te apresures a responder, piénsalo. Yo te ayudaré: cancelaré todas las actividades falsas que inventaste y que es el 90% de lo que haces. El 90% de lo que produjiste, vendiste y tiraste, agotó los recursos del planeta. Trabajaron para otros, para para vender y comprar todo el tiempo, solo para al final, tirarlo”.

Todo el planeta se convirtió en basurero. Creamos un sistema que produce para tener algo que hacer y luego tirarlo. No podíamos existir sin trabajar. De pronto, el coronavirus llega y nos detiene para que ya no podamos correr a vender y comprar. Como si preguntara: “¿Qué harás ahora? Piensa por qué lo hacías y verás que no había ningún beneficio. Es hora de que pienses en otra vida, en su significado y en para qué vives”.

No se puede construir un sistema que funcione como cinta transportadora donde todos producen y producen, solo para que el último en la línea lo tire a la basura y que el sistema comience a producir nuevamente y lo tire al final. No hay necesidad de un trabajo así. La pregunta principal es ¿para qué vivimos? Hasta que la respondas, siéntate en casa y reflexiona.

Ve que la naturaleza, con amor y cuidado, como padre amoroso, quiere que el niño piense en la vida y aprenda. Si estás en casa y sólo te preocupa lo que comerás mañana, pensemos más globalmente. No eres el único que está sentado sin saber qué hacer y siendo conscientes de que esto es exactamente lo que la humanidad necesita.

Por lo tanto, no temo al virus. Tenemos esperanza. Si encontramos la respuesta a, para qué vivimos, continuaremos nuestra existencia. Si no podemos encontrar la respuesta a esta pregunta, no hay necesidad de continuar. Pues, debes continuar tu evolución como el ser humano que eres. Pensar en el significado de la vida, es una cualidad especial del humano. Si vivo sin esa pregunta, sólo para existir, entonces, mis preguntas pertenecen al nivel animal.
[262037]
De Kabtv «Nueva Vida #1214 Coronavirus: ¿cómo lidiar con el miedo?, 19/mar/20

Material relacionado:
Pandemia global
El remedio para la ansiedad económica causada por la pandemia del coronavirus
Mis pensamientos en Twitter, 16/mar/20

¿Debería preocuparme por la salud del planeta?

Pregunta: ¿Vale la pena cuidar y preocuparse por la salud del planeta y no caer en excesos, no involucrarnos en productos químicos?

Respuesta: Cabalá no dice absolutamente nada al respecto. Dice que debes luchar por alcanzar una meta más alta. Lo demás volverá a la normalidad y, naturalmente, encajará en tus esfuerzos por corregir el alma.

Haz exactamente eso. No pierdas tiempo en preservar la naturaleza ni nada más. No se necesita nada por el estilo. No tienes idea de cuáles son las leyes detrás de todo esto.

Si te esfuerzas por la corrección de tu alma, naturalmente incluyes todas las demás condiciones para la corrección del mundo.
[260268]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 26/ene/20

Material relacionado:
Obstáculos: ayuda para alcanzar la meta
El Camino a la Corrección Final
Por qué el alma requiere de corrección

Lección diaria de Cabalá – 12/abr/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Pesaj (Pascua)», parte 1
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Pesaj (Pascua)», parte 2
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Pesaj (Pascua)», parte 3
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre:»Pesaj (Pascua)», parte 4
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora      Audio: Reproducir ahora