entradas en '' categoría

¿El coronavirus es sólo el comienzo?

El nuevo coronavirus 2019, COVID19, paralizó las mega ciudades y se filtró en todo el mundo. Para mí, no es sólo otra epidemia, sino un indicador de procesos globales que suceden en la humanidad.

Nuestro mundo no es estático; está en desarrollo y su desarrollo está siendo negativo. No es el clima ni la epidemia, eso es sólo la consecuencia. La razón está en la materia original del universo: nuestro deseo egoísta. Esta máquina de movimiento perpetuo nunca se detiene y aún no aprendemos a trabajar con ella correctamente.

La sabiduría de la Cabalá nos abre el mundo desde una perspectiva más profunda. No es lo que parece ser ni lo que queremos que sea. Preferiríamos crecer y vivir en un entorno inmutable y comprensible, en un entorno familiar, pero el mundo cambia, sus leyes son dinámicas.

El sistema cuyos recursos usamos no es un almacén; es un organismo vivo en el que todo está interconectado. No hay impulsos aleatorios ni explosiones repentinas; eso nos parece a nosotros. A veces, incluso los animales lo perciben mejor que los humanos.

Puesto que los humanos son las criaturas más desarrolladas, la parte clave del sistema general, casi todas sus respuestas las causamos nosotros, de una forma u otra. Los cambios negativos en la naturaleza humana conducen a cambios negativos en la naturaleza.

Aunque, ese no es egoísmo per se. Su crecimiento es natural y programado. El problema es que no restituimos y soportamos lo que sucede. Incluso creemos que así debe ser.

En Cabalá, esa restitución, ese equilibrio del ego con la fuerza opuesta se llama corrección. Rechazarlo causa sufrimiento. Incluso, si no vemos la conexión, funciona y no hay nada sorprendente en la nueva cepa viral. El sistema del universo es uniforme.

Responde al desequilibrio humano en diferentes niveles. Por eso, la lucha contra el virus, es una lucha contra sus consecuencias, que, en el mejor de los casos, suaviza el golpe, pero no es una soluciona drástica. Es decir, hay nuevas epidemias por delante, causadas por nuestro desequilibrio. Mientras prevalezca el lado negativo dentro del hombre, no tiene sentido esperar paz ni tranquilidad.

Por supuesto, no estoy reprendiendo a nadie. Hablo de la realidad, de nuestras relaciones como son ahora. Si somos honestos con nosotros mismos, no será difícil encontrar veneno en todo lo que nos conecta. Tratamos de compensar artificialmente el veneno con moralidad, leyes, corrección política, buenos comerciales, campañas; sutiles y crudas.

Sinceramente espero que el bien prevalezca en nosotros. Aunque, es autoengaño. Es imposible equilibrar nuestra naturaleza y actuar de acuerdo con sus reglas. El verdadero equilibrio está en elevarnos por encima de nosotros mismos para llegar a la unidad. Lo demás es paliativo.

En la actualidad, el desequilibrio en el hombre está alcanzando un nuevo nivel, la naturaleza reaccionará en consecuencia. Creo que el sistema no se detendrá en el virus que infecta el cuerpo. La próxima generación de virus infectará nuestra mente y psicología. Expondrá diferencias, contradicciones, desviaciones y causará excesos colectivos y psicosis a nivel moral, ideológico y social.

Incluso hoy, las «mutaciones» cubren diferentes aspectos del enfoque de mundo, la cultura y la ciencia y, obligan a científicos y especialistas a inventar postulados sin ningún fundamento. Antes, esos fenómenos se basaban en la codicia, el ansia de poder o la simple estupidez, pero ahora se mezclan con la locura de la infección.

Todos los virus y enfermedades representan desequilibrio, una conexión incorrecta entre el más y el menos. En términos de la sabiduría de la Cabalá, es un cortocircuito de dos deseos opuestos, sin una pantalla que hace lo mismo que una resistencia en un circuito eléctrico. Como resultado, los opuestos no pueden interactuar en armonía ni tener una actividad saludable para mantener la vida y el curso correcto de desarrollo.

Está claro que la divergencia entre los extremos aumentará con el tiempo. No es casualidad que pensemos que son normales las nuevas formas de comportamiento, de vida familiar, de expresión sexual y de auto identificación. Hasta ahora, aún logramos aceptar y controlar de alguna manera estas distorsiones. En la siguiente etapa, virus de una nueva calidad se descontrolarán y causarán caos en nuestro hogar.

Desde hace mucho tiempo, el desequilibrio entre las dos inclinaciones apareció, gradual y lentamente, eso nos permitió digerirlo con diversos grados de éxito. Sin embargo, ahora todo cambió: el ritmo de desarrollo creció y el desequilibrio se agravó considerablemente. Si no lo atendemos de forma sistemática y fundamental, no podremos enfrentar los desafíos ni encontrar una cura para los virus posteriores.

Y podrían convertirse en una amenaza aún mayor que bombas atómicas o de hidrógeno. De hecho, no se necesita una destrucción masiva, es suficiente con «hackear» la mente y convertir a la gente en vegetales o en locos sin razón o en títeres.

En general, luchamos, no contra un virus, sino contra la forma de vida desequilibrada que proyectamos en diferentes niveles de la naturaleza. El ejemplo más sugerente es el cáncer, que hace que las células afectadas se coman su medio ambiente. Cáncer es nuestro diagnóstico universal común.

Es hora de que, finalmente, nos demos cuenta de lo peligroso que es el desequilibrio entre el ego humano y el otorgamiento inherente de la naturaleza. Esa diferencia de potencial debe ser equilibrada y corregida dentro de nosotros. Debemos agregar lo que falta para que los opuestos se conviertan en un todo y eleven a la humanidad al verdadero equilibrio.

Lo que no hagamos hoy tendremos que hacerlo mañana, en condiciones mucho más difíciles. Al final, epidemias monstruosas y otros desastres, señalarán claramente al ser humano como fuente del desequilibrio. Sin embargo, ¿qué nos impide verlo ahora?
[259450]

Material relacionado:
Después de la pandemia
Coronavirus: boomerang de la naturaleza
El mejor remedio para el coranavirus

¡Escucha lo que yo, la naturaleza, te digo!

Sólo hay una fuerza global de la naturaleza y nos envía el coronavirus, para que le respondamos correctamente y corrijamos la realidad.

En primer lugar, debemos entender que el virus viene del sistema integral y general de la naturaleza, que reacciona de esa forma porque los humanos estamos en desequilibrio con ella. Por lo tanto, la naturaleza busca equilibrarnos por la fuerza.

Con este virus, la naturaleza nos dice: “Lograron una forma integral, el mundo está unido en su egoísmo. Ya son una humanidad -¡maravilloso! Ahora, con este virus, comenzaré a revelar ante ustedes, como un cuerpo, qué están mal. ¡Empiecen a sanarse poco a poco!

“Pero deben pensar en cómo responder al virus que afecta a toda la humanidad y al planeta; Necesitan actuar todos. Unirnos, actuar juntos, comenzar a cambiar los sistemas gubernamentales de cada país, la relación entre países y las relaciones dentro de la sociedad. Vuélvanse uno, un cuerpo y el virus desaparecerá sin dejar rastro.

“De lo contrario, no se irá. Vendrá en muchas otras formas, en todo tipo de mutaciones, hasta que yo, la naturaleza, los convierta en una sociedad única, donde todos se complementen, apoyen y sean amigables entre ustedes. Los presionaré tanto con muchas clases de virus, hasta que se vean obligados a conectarse entre ustedes y a conectarse conmigo, la naturaleza».

Este es el camino del sufrimiento, se llama «Beito» («a su debido tiempo»), en el curso del desarrollo natural. Pero hay una forma de acelerar el tiempo (Ajishena), cuando nosotros mismos, con el estudio de la sabiduría de la Cabalá, entendemos lo que hay que hacer y comenzamos a construir buenas relaciones y a educarnos para convertirnos en sola humanidad.
[262655]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 3/abr/20, Escritos de Baal HaSulam, Shamati 1, «No hay nada más que Él»

Material relacionado:
Trayectoria del virus
El virus coronado
Coronavirus: boomerang de la naturaleza

Búsqueda de la cura contra el virus

El coronavirus nos ayuda a ver que nuestras actividades no son realmente necesarias y nuestra vida no va en la dirección correcta. La formación que recibimos y ahora transmitimos a nuestros hijos es equivocada. Debemos entender que el mundo necesita existir en una forma nueva: con base en la unión.

Podemos hacerlo porque existe el método de Cabalá. La fuerza superior, a sabiendas, nos envía obstáculos para que abandonemos nuestras actividades delirantes y construyamos una vida nueva, donde no haya diferencia entre este mundo y el mundo espiritual ni diferencia entre la vida y la muerte; es decir, no habrá muerte. Lo único que morirá será del deseo de recibir- así la percibiremos.

Estoy seguro que tendremos éxito. Lo principal es progresar cada día, con entendimiento, conciencia, buenas conexiones y elevando el deseo de la humanidad hacia el Creador. Incluso si la demanda surge del miedo al coronavirus, absorbemos el deseo, lo elevamos al Creador y le pedimos a Él la medicina.

No me importa que medicina nos de el Creador, no le digo qué medicina me de: contra el virus o contra nuestro ego. Después veremos que es una y la misma -no hay más peste que de nuestro ego. Sólo que ahora la vemos como virus.
[262421]
De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 31/mar/20, “Arvut

Material relacionado:
El egoísmo es el virus
Vacuna universal contra todos los virus
Qué nos enseña el coronavirus

Victoria sobre la humanidad

El coronavirus mató nuestros principios egoístas y nos acerca mucho más unos a otros. Nos llevó a todos hacia el mismo estado: todos estamos en casa, sin trabajo y no sabemos qué sucederá mañana ni qué pasará hoy.

Toda la humanidad, todo el globo, miles de millones de personas, están en el mismo estado con respecto al presente y al futuro.

El coronavirus nos coloca a todos en una comunidad, un sistema. No es sólo un virus, es un espíritu especial que echa raíces en nuestra mente y sentidos y nos confunde. De pronto comenzamos a entendernos y a sentirnos, a sentir nuestra cercanía. Es fácil que visualicemos lo que les sucede a otros.

Ve lo que hace el virus, la forma tan hábil en la que opera. En un suspiro, en sólo unas cuantas semanas, nos volvió una nueva humanidad. Por supuesto, esperamos regresar a lo antiguo, pensando que esta pandemia terminará, si no hoy, mañana.

Pero la cuarentena podría durar varios meses más y cuando salgamos, estaremos en un mundo nuevo, en una nueva humanidad, entre nuevas personas con mentalidad diferente, percepción diferente y actitud diferente.

Todo será diferente.

El virus nos lavará, limpiará todas las estupideces de nuestras cabezas, nos regresará a nuestra familia. Nos enseñará a quedarnos en casa en lugar de correr de un lugar a otro. Nos acostumbraremos a una nueva vida. Debemos agradecer al virus por hacer este trabajo.

Por supuesto, el coronavirus trae muerte y sufrimiento. Pero a escala de la humanidad, está haciendo cambios muy útiles en la sociedad, previamente parecía que serían a costa de terribles golpes y guerras. Cuando contemos los cambios que hizo el virus en nuestra vida, entenderemos que fue un mensajero de arriba.

Por primera vez en la historia, un virus diminuto hace tantos cambios simultáneos en el globo, en toda la humanidad. Y lo hace, a pesar de todo nuestro desarrollo moderno; comunicación , entendimiento y conocimiento global. Pero observa cómo nos trata. En un instante, todos se rindieron y aceptaron sus términos ¿hay otra fuerza en la naturaleza capaz de esas acciones?
[262529]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 1/abr/20, lección sobre: “Pésaj

Material relacionado:
“¿Cómo cambiará la sociedad después de la crisis del coronavirus?» (Quora)
Qué nos enseña el coronavirus
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 1

El juego del Creador con el hombre

Pregunta: Se dice que el Creador juega con el Leviatán (ballena) ¿qué quiere decir?

Respuesta: El Leviatán simboliza la creación total, miles de millones de personas.

Pregunta: Es decir, ¿todos los eventos, todo lo que pasa por mí, todo lo que siento, es un juego del Creador conmigo?

Respuesta: Por supuesto. Para que comiences a ver que el mundo te conecta con el Creador.

Pregunta: Pero ¿por qué el hombre no siente que existe esta fuerza, el Creador que juega con él?

Respuesta: El hombre aún no llega a ese nivel. Aún debe lograr ese estado. Mientras tanto, de todo lo que el mundo le da, acepta sólo lo necesario para su existencia, es decir, vive de manera normal, como las personas ordinarias en nuestro mundo.

¿Pero qué significa “normal”? Si todas sus aspiraciones son para revelar el mundo superior y al Creador, entonces, involuntariamente recibe todo lo necesario de manera natural. No se limita a sí mismo, simplemente no quiere más porque sus pensamientos son más elevados que su cuerpo terrenal. Así avanza hacia el Creador y lo siente a Él.
[260923]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 25/mar/19

Material relacionado:
Todo es solo de Él
Todo desde un solo pensamiento, y de regreso
Todo es una oportunidad para corregir nuestros deseos

Cómo ir un paso adelante del Creador

Pregunta: Cada día estamos en una nueva sensación y el alcance de ayer se vuelve conocimiento de hoy ¿cómo puedo llegar al siguiente estado, a algo nuevo con lo que pueda trabajar antes de que el Creador comience a empujarme?

Respuesta: Sólo con la conexión con los amigos. Así desarrollamos un nuevo Kli, un nuevo deseo de combinar tus deseos comunes y tu avance. No puedes avanzar sólo con conocimiento, porque el estudio convencional del material, prácticamente no da nada.

Necesitan actuar en aras de la conexión y el Creador influirá en ustedes, en su conexión mutua. Así, a partir de la conexión con los amigos, llegarás a la conexión con el Creador y comenzaras a revelarlo a Él. Si lo haces solo, no lograrás nada.

Está escrito en miles de fuentes cabalistas.
[61960]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 16/feb/20

Material relacionado:
Ocultamiento que da la libertad
Científicos aplicados e investigadores
El grupo es una envoltura del Creador

Lección diaria de Cabalá – 13/abr/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre:   “Pesaj (Pascua)”, parte 1
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre:   “Pesaj (Pascua)”, parte 2
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora