entradas en '' categoría

Respuestas a sus preguntas, parte 241

Pregunta: ¿Por qué hay tan poco del Creador en BYA (Beriá, Yetzirá y Assiyá)? ¿por qué, mientras más avanzamos, hay más descensos que ascensos?

Respuesta: En los mundos de BYA no hay Creador porque el Creador es Or Jojmá, que se manifiesta en Or Jasadim y Or Jojmá no entra bajo Parsa.
[262158]

Respuestas a sus preguntas, parte 240

Pregunta: Imponer una multa por ego, ¿podría ayudar a corregirnos? si esa multa se estableciera en uno o más países. 

Respuesta: La restricción del uso del ego puede ser sólo con aceptación voluntaria de la gente; de otra manera, no será corrección sino modificación del ego. 

Pregunta: ¿Cómo puedo esforzarme para dar contento al Creador si no lo imagino existiendo fuera de mis sensaciones? 

Respuesta: Inténtalo, gradualmente la imagen se volverá clara en tus sensaciones.
[262114]

Sanación, no plagas

Pregunta: La fiesta de Pésaj simboliza el éxodo de Egipto. Egipto es la personificación de nuestro egoísmo, la percepción consumista del mundo ¿podemos decir que estamos ante el umbral de las diez plagas de Egipto? Supongamos que la primera es el coronavirus ¿hay más golpes esperando? 

Respuesta: Realmente me gustaría que así fuera. 

Pregunta: ¿Por qué siempre se siente tan felíz por los golpes? 

Respuesta: Porque los veo como un remedio, no como plaga. 

Pregunta: ¿Puede enseñarnos a verlos así? 

Respuesta: Estudia Cabalá y verás que todo los golpes del destino son para curarnos de nuestro egoísmo. Y podremos unirnos, comenzar a ver otros mundos, los mundos superiores, mientras vivimos en este mundo y sentir que existimos eternamente en las vastas extensiones del mundo superior. 

El destino del hombre es, como se dice, el Jardín del Edén. Necesitas entender qué es ver ese mundo, mientras vives nuestro mundo. 

Espero que estos virus sean los últimos. Y aún cuando habrá más, estarán cada vez más y más claramente dirigidos a cambiar al hombre. 

Pregunta: ¿Piensa que nos esperan más golpes?

Respuesta: Todo depende de nosotros. Si no aprendemos del primer virus, habrá un segundo, un tercero, como las diez plagas al abandonar Egipto.
[263177]
De Kabtv “El coronavirus cambia la realidad” 19/mar/20

¿Hacia dónde nos dirige el coronavirus?

¿Hacia dónde nos dirige la fuerza que afecta al mundo, a todos nosotros? Previamente, la fuerza superior siempre actuó selectivamente, afectando de forma diferente a cada nación, a cada grupo, a cada persona. 

Pero ahora vemos que funciona con todos en manera uniforme, sin dejar que nadie escape y nos dirige con mano firme hacia una nueva forma de relación, hacia una conexión especial. 

Realmente espero que el coronavirus nos obligue a anular nuestro ego y que el mundo entero pueda elevarse por encima de él. El mundo aún no se da cuenta ni entiende la necesidad de esos cambios, la transformación del sistema egoísta al altruista. 

La fuerza superior, el Creador, con la ayuda del coronavirus, corrige al mundo. El virus no tiene ni mente ni sensaciones ni libertad de acción. Pero la fuerza superior, en un solo movimiento, anula toda la realidad, toda la humanidad, se relaciona con todos, como un sistema. Esta es una gran acción, vivimos tiempos grandiosos. 

Si revelamos plenamente este proceso y vemos que nos dirige de nuestro estado, hacia la meta final, veremos que está destinado a unirnos en un solo sistema, una humanidad, un hombre con un corazón, nos permite revelar al Creador, al mundo superior, entre nosotros. 

Si nuestras relaciones son egoístas, se llama, vida en este mundo. Cuando cambian al sistema construido con base en amor, unidad, garantía mutua, será llamado sistema espiritual superior, mundo por venir. 

Nadie sentirá nunca más separación ni vida entre nacimiento y muerte. Porque podremos estar conectados eternamente y sin ningún límite, en nuestra conexión, instantáneamente sentiremos la vida espiritual eterna. 

Este estado comienza a manifestarse de forma gradual. Nos acercamos a esa realidad. Sólo necesitamos incrementar nuestra sensibilidad hacia ese estado que ya existe. Depende sólo de nosotros si queremos revelarlo con el poder de nuestra unidad. 

Incluso en el mundo egoísta, existen unos que lo entienden mejor que otras. Y ahora necesitamos hacer lo más que podamos para entender el nuevo estado que vendrá, por eso le llamamos mundo por venir. La naturaleza nos trata como un solo ser humano, incluye a todos dentro de sí misma y también así, necesitamos relacionarnos. 

Finalmente, tenemos que llegar a tales cambios en la sociedad humana que nos muestren que pertenecemos a la última generación. La generación del Mashiaj (Mesías) es la fuerza que nos saca de nuestro egoísmo, hacia la unidad, de la separación del Creador, hacia el Creador, de la separación de la vida eterna, hacia la vida eterna. 

No es fantasía sino realidad y pronto será totalmente revelada. El programa está establecido por adelantado y está en marcha, pero la velocidad de su realización depende de nosotros. 

Si un grupo desea avanzar, ir a la cabeza de todos, podrá acelerar el desarrollo y guiar a la humanidad hacia la revelación del nuevo mundo. Cada día, la humanidad está más preparada para recibir este mensaje.
[262582]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 3/abr/20, Escritos de Baal HaSulam, Shamati 1, “No hay nada más que Él”

El coronavirus: a través de las galaxias

Con el coronavirus, la naturaleza nos muestra que si nos alejamos de otros a causa de nuestro egoísmo, no tenemos derecho a estar cerca de ellos físicamente. Si queremos estar conectados, primero debemos establecer una conexión interna y relacionarnos correcta y amablemente. 

Al grado en que le deseas bien al otro, puede acercarte a él. Si no tienes ningún deseo de amarlo y ayudarle, no puede acercarte. Ve cómo tu egoísmo te separa de otros. 

Todo es muy simple: las propiedades del mundo superior ya están surgiendo en nuestro mundo y debemos usarlas para educarnos, para saber cuándo acercarnos o alejarnos. Imagina que bueno sería si guardamos la distancia correcta, acercándonos o alejándonos a otros, de acuerdo a nuestra actitud interna. 

Tú y yo podemos estar en dos galaxias diferentes separados por muchos años luz y al mismo tiempo, tendremos la sensación de que estamos conectados y ciertamente nos acercaremos en el futuro porque el Creador está entre nosotros y nos despierta. Así buscaremos cada uno desde su propia galaxia, cómo acercarnos al otro, a pesar de la distancia sabremos expresar nuestro amor y anularnos. 

Por lo tanto, gradualmente nos acercaríamos y uniríamos en un Partzuf en el cual el Creador se revela con todo Su poder, es decir, en amor eterno y perfecto. Nos fusionaríamos en nuestros corazones y descubriríamos que el Creador está entre nosotros. Este es el fin de la corrección. 

Pero primero, necesitamos descubrir que somos diferentes. Es exactamente lo que el coronavirus hace. Habrá otras formas para sentir nuestra distancia y finalmente comprenderemos que el virus está conectado con nuestro deseo, con nuestra propiedad interna y que no puedo acercarme a otro porque así es como funciona. 

No quiero cercanía con otros, ¡por eso no puedo acercarme físicamente a ellos! Pues nuestro mundo comienza a tomar la forma del mundo espiritual. 

Imagina que estamos suspendidos en el vacío y al grado al que queremos volvernos más amables y cercanos con otros, nos acercamos. Si nos tratamos mal, nos alejamos. Es decir, todo está determinado, no por la distancia física en este mundo, sino por nuestras propiedades internas, espirituales. Es exactamente lo que está sucediendo en el mundo, ahora podemos reflexionar acerca de cómo cambiar nosotros mismos. 

Esto siempre estuvo oculto de nosotros, ahora todo es revelado. Quiero estar más cerca de otros porque de esta manera puedo revelar al Creador y al mundo superior, que se manifiesta sólo en nuestra conexión. Pero para acercarnos, no es suficiente dar unos cuantos pasos sin cambiarte a ti mismo desde dentro. 

Primero, necesito cambiarme a mí mismo, cambiar mi actitud hacia otros, de odio a amor, sólo así puedo acercarme. Nos acercamos o alejamos de acuerdo a nuestras intenciones, a nuestra actitud. Todo se aclara y se entiende y todo el trabajo espiritual es realizado abiertamente. 

Por lo tanto, le pido a mis amigos: jalenme hacia ustedes, ¡juntos vamos a dirigirnos al Creador para que Él nos ayude! Así trabajamos, pero ahora estamos suspendidos en el aire. Nos comunicamos entre nosotros y con el Creador, pedimos ayuda, nos acercamos como flotando en gravedad cero, hasta que nos unimos y revelamos entre nosotros a la propiedad llamada Creador. 

Ya está en nuestras manos. Ahora tenemos oportunidad de trabajar en el mundo corporal pero con propiedades espirituales ¡Imagina lo que el coronavirus hizo!
[262832]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 7/abr/20

¿Cómo podemos neutralizar el coronavirus?

Pregunta: ¿Usted dice que si comenzamos a tener consideración por otros, a tomar sus deseos en cuenta, eso neutralizará el virus? 

Respuesta: No. No sugiero que lo hagas ahora, porque no puedes deshacerte de tus intenciones egoístas. Lo harías como te parece, una actitud diferente, supuestamente desinteresada, pero no puedes salir de tu ego de ninguna manera, es tu naturaleza. 

Hay un método para salir del egoísmo y elevarse por encima. Una ciencia especial lo estudia, la ciencia de la Cabalá. Pero no sólo se da a cualquiera, debe ser estudiada. 

Si estás pensando en cómo salir de ti, elevarte por encima de ti mismo y comenzar a sentir una naturaleza diferente, es decir el mundo superior, necesitas comenzar seriamente  a involucrarte con Cabalá. Visita nuestro sitio web y trata de hacerlo. 

Tan pronto como comencemos realmente a acercarnos, no físicamente, no con actos egoístas en beneficio de nuestro amado yo, sino en beneficio de otros, fuera de nuestros intereses y, tal vez, incluso en nuestro propio detrimento, así los fenómenos negativos en nuestro mundo, inmediatamente desaparecerán porque son producto de nuestras relaciones egoístas.
[262991]
De Kabtv “El coronavirus cambia la realidad”, 19/mar/19

Dos metros de zona neutral

La realidad de este mundo necesita ser incorporada en nuestras relaciones con la fuerza superior de la naturaleza. Pero en esta realidad hay muchos vacíos. Finalmente, ¿qué es el coronavirus? 

El virus muestra que en el lugar de nuestra conexión, hay áreas vacías que deben llenarse con relaciones correctas. Y revelar estas brechas que nos permite ver que no podemos relacionarnos a través de ellas, porque en nuestra conexión corrupta nos transmitimos el virus.

El virus reveló la enorme brecha que debemos llenar con relaciones amistosas. Si no podemos construir puentes de conexión, es mejor no salir y quedarnos en casa.

La distancia entre la gente es deseo y el virus revela nuevos deseos, nuevas cualidades, nuevas relaciones que deben establecerse entre nosotros. Si con esa distancia de dos metros logramos conectamos de una nueva forma y convertirnos en un hombre con un corazón, el Creador se revelará entre nosotros.

El virus muestra el espacio vacío que debe llenarse con una buena actitud. Y así lograremos una nueva conexión, similar al sistema de Adam HaRishon. Todas las partes de este sistema común comenzarán a trabajar juntas, al unísono, en entendimiento mutuo. En lugar de imponer a otro lo que es bueno para mí, le daré lo que es bueno para él.

Así, la distancia entre nosotros comenzará a desaparecer y el mundo comenzará a conectarse precisamente a través de estas brechas. Todas las partes de la realidad se unirán y formarán el nuevo sistema corregido de Adam HaRishon, dentro del que aparecerá el Creador y organizará nuestras conexiones. No será una distancia de dos metros, sino deseos llenos de la revelación de la fuerza superior.

Tomará tiempo entenderlo y comenzar a implementarlo, pero sucederá y el mundo entero hablará de ello. Aún no empezamos a cerrar la brecha entre nosotros con relaciones correctas, buenas y de buen corazón. Pero tan pronto como lo hagamos, el mundo verá que es la solución y la cura para el coronavirus, que es una nueva realidad y que el mundo debería ser exactamente así.
 [262826]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 4/abr/20

Un nuevo hogar donde hay espacio para todos

Actualmente la naturaleza está realizando un gran cambio en nosotros y abarca a todo el mundo. Podemos entenderlo más o menos, pero no hay duda de que estamos frente al programa del Creador, el programa de la naturaleza global que, como vemos, por primera vez en la historia, afecta a toda la humanidad sin excepción.

Con esta acción, que se llama coronavirus, la naturaleza quiere organizar a toda la población de la Tierra, a toda la humanidad, en un solo grupo.

El virus nos prepara para los cambios que conducen a la conexión, para que todos, desde los más pequeños hasta los más grandes conozcan la fuerza superior de la naturaleza y todas las naciones se unan en una casa de oración común, es decir, se conecten en un deseo común y mutuo de conexión, llamado casa del Creador.

La sabiduría de la Cabalá nos ayuda a comprender cómo atravesar este proceso y cómo debemos adaptarnos a una nueva vida, un nuevo enfoque. Hasta ahora, percibimos la vida de manera egoísta, cada uno individualmente.Pero, el nuevo enfoque requiere que pasemos gradualmente a una percepción común, integral y mutua, a no sentir la diferencia entre yo y los demás.

Hoy todos sentimos el mundo egoísta en el que vivimos, la actitud egoísta ante la vida. En el nuevo mundo, todos sentirán a los demás en su interior y su percepción del mundo cambiará dramáticamente; en lugar del mundo corpóreo, sentiremos un mundo espiritual, eterno, perfecto y lleno de luz.

Estamos en el umbral mismo de un nuevo mundo, la entrada a un nuevo estado, una nueva realidad que debe revelarse dentro de nuestra conexión de relaciones mutuas, ilimitadas y libres de egoísmo. El gobierno superior quiere que abramos esta puerta, que entremos en un mundo nuevo y que conduzcamos a toda la humanidad a una nueva existencia, al propósito de la creación, al objetivo de nuestra vida, a la fuerza superior de la naturaleza.
[262662]
De la lección diaria de Cabalá, 4/abr/20

El coronavirus nos saca de la rueda viciosa

¿Hay una conexión entre los eventos corporales que suceden en el mundo por la pandemia de coronavirus y nuestros cambios internos?

Todos comenzamos en este mundo en el estado animal; al principio no hay nada espiritual en nosotros. Pero de repente este virus viene y nos ayuda. No hablo del sufrimiento que acompaña este proceso, sólo de las consecuencias espirituales. En esta vida es imposible ganar sin pagar.

Veamos sólo la ganancia espiritual. Con ayuda del virus, nos distanciamos de nuestra vida anterior, que fue una carrera por todos los placeres posibles inventados artificialmente por nosotros.

Establecimos estas metas inventadas para nosotros en este mundo y seguimos compitiendo por quién las alcanzaría primero. Esto nos permitió estar orgullosos y llenar cada vez más nuestro egoísmo, comprando cosas que no necesitamos, sólo para presumir a los demás.

Así era nuestra vida, pero el virus llegó y en cuestión de pocas semanas despejó el mundo del consumismo, de la basura. Nos ordenó ir a casa y pensar en cómo vivimos nuestra vida ¿queremos seguir así, seguir corriendo y compitiendo?

¿Queremos seguir llenando nuestra vida, desde el nacimiento hasta la muerte, con diferentes juegos, sólo para evitar pensar en el sentido de la vida? ¿o pensamos en el significado de la vida? ¿vale la pena vivir?

En primer lugar, el coronavirus nos educa, nos convierte en personas nuevas. No lo pensamos antes. Simplemente vimos a los demás, hicimos todo lo posible para no ser peor que nuestro vecino. Y pasamos la vida buscándolo. El ego siempre trató de que prosperara y tuviera éxito para no avergonzarme al compararme con los demás.

Pero el virus está destruyendo toda la base del egoísmo. Hoy ya no nos preocupa más. ¡Ve la ayuda que recibimos, un golpe espiritual! Ahora la pregunta es ¿cómo vamos a usar esta lección? El virus nos detiene y nos saca del camino. Antes de la pandemia, ya temíamos que el mundo fuera hacia el abismo. Vivíamos anticipando una crisis inminente, un desastre ambiental o una tercera guerra mundial, que nos mataría a todos.

Pero ahora vemos que podemos llegar a una forma de vida totalmente diferente. La vida puede estar llena de otras cosas, como está escrito: «Verás tu mundo en esta vida».

Si comenzamos a alejarnos del ego hacia el otorgamiento, gradualmente llevamos nuestros deseos al otro lado de la realidad, cruzamos el horizonte, vamos más allá del egoísmo, más allá de la frontera de este mundo.

Así, avanzamos hacia la paz eterna. No necesitamos morir; vamos a dejar morir nuestro deseo egoísta, no necesitaremos sentir la muerte física. Cambiaremos el cuerpo como se cambia la camisa vieja. Tiras la camisa vieja y te pones una nueva y comienza a vivir de nuevo. Así, las reencarnaciones circulan una tras otra. Los deseos se renuevan en mí y cada vez renuevo mi vida. No hay nada que temer.

Ahora entendemos la esencia de este mundo y del mundo superior. De hecho, difieren sólo en el deseo. Si cambio mi deseo de recibir a otorgar, avanzo de mundo en mundo, cruzo la frontera entre la vida material y la espiritual, eso es muerte material. Matamos el deseo de disfrutar y somos libres. Me libero de mi deseo egoísta y ahora existo en otorgamiento.

Hace dos meses, era imposible hablar de esto. Todos pensaban en mil problemas de la vida, de su negocio. Ahora el virus nos mandó de vacaciones a pensar en la vida espiritual. Nos eleva a otro nivel y nos hace pensar en la eternidad, en el sentido de la vida. El coronavirus es una fuerza espiritual que nos penetra y nos eleva del grado de la muerte material al grado de la eternidad espiritual.
[262544]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 2/abr/20, Extractos seleccionados

El viejo mundo está muerto, ¡viva por siempre el nuevo mundo!

El coronavirus es una fuerza que despierta a la humanidad para hacer una auditoría completa.

Todo nuestro desarrollo egoísta, toda la evolución del hombre, desde el momento en que salió de la cueva, bajó de los árboles y se volvió diferente del mono, sucedió sólo dentro del egoísmo. Y ahora, por primera vez en la historia, cambiamos el curso de nuestra evolución.

El método egoísta se agotó; nos trajo a Egipto y nos hizo esclavos del deseo de disfrutar. Ahora, la humanidad debe cambiar su intención al otorgamiento, es decir, debe abandonar Egipto para ir a la tierra de Israel.

Estamos en un punto de inflexión, antes de la transformación completa. Es un momento histórico. Por primera vez hay una revolución espiritual en la humanidad. Necesitamos trabajar para atraer la Luz que retorna a la fuente (Luz que reforma) para que cambie la faz de la humanidad. Debemos ser ese grupo, ese instrumento que tira de este hilo, gracias al cual la humanidad comenzará a avanzar.

Puede que no muchos aspiren al Creador. Pero lo principal es establecer la base de la conexión, como se dice: «Ábreme una abertura como la punta de una aguja y te abriré las puertas superiores». No se requiere nada más. Del lado de la humanidad, es necesario abrir para el Creador en un espacio entre nosotros solo un pequeño agujero, como un pinchazo del extremo de una aguja y comenzarán a abrirse y desarrollarse todo tipo de conexiones y entraremos en el sistema espiritual de otorgamiento.

No volveremos al pasado. El viejo mundo está muerto; ¡no existe! Llegaremos a un mundo nuevo y seremos personas nuevas. Por supuesto, esto no sucederá de inmediato, sino por etapas. Como se describe en la historia del éxodo de Egipto, muchas veces Moisés fue al faraón y regresó. No es un proceso fácil, pero ya comenzó. Y no se detendrá hasta que el coronavirus se convierta en una corona real, Keter y nos conectara con el Creador en múltiples formas en todos los niveles. Definitivamente lo hará.

Por lo tanto, debemos apreciar el tiempo en que estamos. La humanidad no puede percibirlo porque no considera este proceso en la escala de la historia, desde la creación del mundo hasta el final de su desarrollo. Pero vemos que todo se desarrolla como se describe en los libros cabalistas.

Hace cien años, Baal HaSulam escribió que estábamos entrando en los días del Mesías, es decir, el momento en que una enorme fuerza espiritual que nos jala a comenzar a actuar y avanzar.
[262587]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 3/abr/20