Cuatro etapas del desarrollo del alma

La estructura del alma está formada por cuatro partes. Por eso, la siguiente condición que pasa a través del hombre, tras el desarrollo intrauterino del alma, es la división en ciertas partes, el así llamado TANTA: Taamim, Nekudot, Tagin, Otiot o Jojma, Bina, Zeir Anpin (Tifferet) y Maljut.

Lo principal es que esas etapas, como las cuatro etapas de la Luz directa, inicialmente nos construyen de acuerdo a los niveles Alef, Bet, Gimel y Dalet. De esa manera, el deseo se deriva de la Luz, es decir, de la propiedad del Creador y, la propiedad de la creación se desarrolla en cuatro etapas, el deseo de recibir viene del deseo de dar.

De manera similar, en las cuatro etapas, en cada nivel, en cada segmento, ocurren cambios llamados cuatro letras; Taamin, Nekudot, Tagin, y Otiot. Se manifiestan aún en el deseo más pequeño, tanto en los deseos que se unieron como en los que se combinan en una vasija espiritual Kli (deseo).

Es decir, la ley es simple, es la distribución, formación y creación en cuatro etapas del deseo. Podemos rastrear lo mismo en nuestro mundo, en los niveles inanimado, vegetal, animal y humano de la naturaleza. Cada nivel está dividido en cuatro etapas.

Por eso, cuando nos desarrollamos espiritualmente, de seguro pasamos por las cuatro etapas de nuestro deseo, que gradualmente comienza a crearnos y nos hace crecer con la división interna. En principio, como sucede en el embrión humano, también sucede dentro de nosotros.
[261223]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 16/feb/20

Material relacionado:
El principio del desarrollo del alma
El alma se desarrolla desde un punto
Vivir para desarrollar el alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta