El mundo en un remolino frenético

Estamos ahogándonos en un mar o río que nos lleva hacia un terrible precipicio. Nos queda muy poco tiempo para aferrarnos a la cuerda o sujetarnos a nuestro barco común o más bien, como un tronco en el que estamos de pie, para no volcarnos y que nos lleve al abismo que se abre. 

¿Qué tipo de cuerda de salvación es? La cuerda es cuando nos aferramos uno a otro y así, nos aferramos al Creador. El Creador está presente, pero sólo podemos captarlo con nuestro apoyo mutuo. Al aferrarnos unos a otros, revelamos que ya podemos aferrarnos al Creador. Si lo hacemos juntos, sin duda saldremos del remolino hacia aguas calmadas y todo estará bien. 

No hay otra solución y no hay más trabajo que conectarnos, para pedir al Creador que nos conecte. Cuando Él nos ayude, encontraremos la conexión con el Creador dentro de nuestra unidad

El Creador viene al final, es la regla general. Cuando nosotros y el Creador todos juntos nos aferremos el uno al otro, lograremos la meta. Esta meta es la conexión en la decena y la conexión entre la decena y el Creador.
[262239]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 26/mar/20, lección sobre: “Construyendo la sociedad del futuro”

Material relacionado:
La solución está entre nosotros
El Creador nace en la conexión entre nosotros
La necesidad de conectarnos

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: