¿Hacia dónde nos dirige el coronavirus?

¿Hacia dónde nos dirige la fuerza que afecta al mundo, a todos nosotros? Previamente, la fuerza superior siempre actuó selectivamente, afectando de forma diferente a cada nación, a cada grupo, a cada persona. 

Pero ahora vemos que funciona con todos en manera uniforme, sin dejar que nadie escape y nos dirige con mano firme hacia una nueva forma de relación, hacia una conexión especial. 

Realmente espero que el coronavirus nos obligue a anular nuestro ego y que el mundo entero pueda elevarse por encima de él. El mundo aún no se da cuenta ni entiende la necesidad de esos cambios, la transformación del sistema egoísta al altruista. 

La fuerza superior, el Creador, con la ayuda del coronavirus, corrige al mundo. El virus no tiene ni mente ni sensaciones ni libertad de acción. Pero la fuerza superior, en un solo movimiento, anula toda la realidad, toda la humanidad, se relaciona con todos, como un sistema. Esta es una gran acción, vivimos tiempos grandiosos. 

Si revelamos plenamente este proceso y vemos que nos dirige de nuestro estado, hacia la meta final, veremos que está destinado a unirnos en un solo sistema, una humanidad, un hombre con un corazón, nos permite revelar al Creador, al mundo superior, entre nosotros. 

Si nuestras relaciones son egoístas, se llama, vida en este mundo. Cuando cambian al sistema construido con base en amor, unidad, garantía mutua, será llamado sistema espiritual superior, mundo por venir. 

Nadie sentirá nunca más separación ni vida entre nacimiento y muerte. Porque podremos estar conectados eternamente y sin ningún límite, en nuestra conexión, instantáneamente sentiremos la vida espiritual eterna. 

Este estado comienza a manifestarse de forma gradual. Nos acercamos a esa realidad. Sólo necesitamos incrementar nuestra sensibilidad hacia ese estado que ya existe. Depende sólo de nosotros si queremos revelarlo con el poder de nuestra unidad. 

Incluso en el mundo egoísta, existen unos que lo entienden mejor que otras. Y ahora necesitamos hacer lo más que podamos para entender el nuevo estado que vendrá, por eso le llamamos mundo por venir. La naturaleza nos trata como un solo ser humano, incluye a todos dentro de sí misma y también así, necesitamos relacionarnos. 

Finalmente, tenemos que llegar a tales cambios en la sociedad humana que nos muestren que pertenecemos a la última generación. La generación del Mashiaj (Mesías) es la fuerza que nos saca de nuestro egoísmo, hacia la unidad, de la separación del Creador, hacia el Creador, de la separación de la vida eterna, hacia la vida eterna. 

No es fantasía sino realidad y pronto será totalmente revelada. El programa está establecido por adelantado y está en marcha, pero la velocidad de su realización depende de nosotros. 

Si un grupo desea avanzar, ir a la cabeza de todos, podrá acelerar el desarrollo y guiar a la humanidad hacia la revelación del nuevo mundo. Cada día, la humanidad está más preparada para recibir este mensaje.
[262582]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 3/abr/20, Escritos de Baal HaSulam, Shamati 1, “No hay nada más que Él”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: