¿Por qué quieres vivir así?

La humanidad está en pánico por el coronavirus, que nos obligó a detener la producción, el comercio y paralizó y bloqueó países enteros. Pero la gente común piensa primero en su familia, en sus hijos y en cómo alimentarlos mañana. Le preocupa sobre todo cómo sobrevivir. Por esta razón, el mundo acepta congelarse, diciendo: «Primero, nos ocuparemos de la vida y luego restauraremos la industria y la producción».

¿De quién depende mi destino? ¿cómo puedo influir? ¿cómo puedo garantizar un buen futuro? Si supiéramos las respuestas a estas preguntas, probablemente nos calmaríamos un poco.

Esta pregunta surge en todos porque, antes que nada, somos animales. Sólo hay tres niveles en la naturaleza: inanimado, vegetal y animal. La especie humana pertenece al nivel animal, aunque estamos más desarrollados. Pero, antes que nada, necesitamos comida, igual que los animales. Está escrito: «Si no hay pan, no hay Torá«. Comer es esencial para la vida.

Pero en la situación con el coronavirus, la naturaleza aparentemente quiere enseñarnos algo y nos hace una pregunta desde una perspectiva diferente: “¿Para qué quieres vivir? ¿sólo por el instinto de autoconservación como las otras especies? Eso no es suficiente.»

Las especies animales viven sin tener que preocuparse por nada más. Los humanos deberíamos empezar a preguntar para qué vivimos. Eso ya es un problema.

Así, el coronavirus es como medicina amarga, nos pregunta: “¿Para qué vives? No te apresures a responder, piénsalo. Yo te ayudaré: cancelaré todas las actividades falsas que inventaste y que es el 90% de lo que haces. El 90% de lo que produjiste, vendiste y tiraste, agotó los recursos del planeta. Trabajaron para otros, para para vender y comprar todo el tiempo, solo para al final, tirarlo”.

Todo el planeta se convirtió en basurero. Creamos un sistema que produce para tener algo que hacer y luego tirarlo. No podíamos existir sin trabajar. De pronto, el coronavirus llega y nos detiene para que ya no podamos correr a vender y comprar. Como si preguntara: “¿Qué harás ahora? Piensa por qué lo hacías y verás que no había ningún beneficio. Es hora de que pienses en otra vida, en su significado y en para qué vives”.

No se puede construir un sistema que funcione como cinta transportadora donde todos producen y producen, solo para que el último en la línea lo tire a la basura y que el sistema comience a producir nuevamente y lo tire al final. No hay necesidad de un trabajo así. La pregunta principal es ¿para qué vivimos? Hasta que la respondas, siéntate en casa y reflexiona.

Ve que la naturaleza, con amor y cuidado, como padre amoroso, quiere que el niño piense en la vida y aprenda. Si estás en casa y sólo te preocupa lo que comerás mañana, pensemos más globalmente. No eres el único que está sentado sin saber qué hacer y siendo conscientes de que esto es exactamente lo que la humanidad necesita.

Por lo tanto, no temo al virus. Tenemos esperanza. Si encontramos la respuesta a, para qué vivimos, continuaremos nuestra existencia. Si no podemos encontrar la respuesta a esta pregunta, no hay necesidad de continuar. Pues, debes continuar tu evolución como el ser humano que eres. Pensar en el significado de la vida, es una cualidad especial del humano. Si vivo sin esa pregunta, sólo para existir, entonces, mis preguntas pertenecen al nivel animal.
[262037]
De Kabtv «Nueva Vida #1214 Coronavirus: ¿cómo lidiar con el miedo?, 19/mar/20

Material relacionado:
Pandemia global
El remedio para la ansiedad económica causada por la pandemia del coronavirus
Mis pensamientos en Twitter, 16/mar/20

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta