“¿Pudiera algo como el coronavirus ser el fin del mundo?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Pudiera algo como el coronavirus ser el fin del mundo?”

No. No hay fin del mundo. La materia continuamente cambia y se actualiza, nunca muere. 

El coronavirus, así como otras epidemias, desastres naturales y literalmente cualquier forma que aparenta ser negativa para nosotros, de parte de la naturaleza, sale a la superficie para, en última instancia, acercarnos a la naturaleza. 

Podríamos pensar que es absurdo, porque ¿cómo podría, un problema que mata y enferma a tanta gente, acercarnos a la naturaleza? 

Foto de 🇨🇭 Claudio Schwarz | @purzlbaum on Unsplash

La naturaleza es un sistema interconectado e interdependiente y se relaciona con todas sus partes -inanimada, vegetal, animal y humana- como un todo único. No se relaciona con cuerpos físicos, sino con lo que nos hace humanos: la actitudes de uno hacia otro. 

El dejar que nuestras actitudes mutuas permanezcan egoístas y centradas en nosotros mismos, enfocados sólo en beneficiarnos a nosotros mismos a expensas de los demás y de la naturaleza, despierta una respuesta negativa de la naturaleza. En última instancia, llegan golpes de la naturaleza para despertarnos hacernos sentir la necesidad de cambiar nuestra actitud egoísta por una actitud balanceada con la naturaleza. 

Si nos relacionamos con la respuesta de la naturaleza -fenómenos aparentemente negativos como el coronavirus y miles de otros golpes que soportamos- como un sistema totalmente interconectado e interdependiente, si queremos e intentamos llevarlo al equilibrio, nuestra respuesta correcta sería fusionar nuestras actitudes para estar en correspondencia con la integralidad de la naturaleza. 

En otras palabras, nuestra respuesta correcta a los golpes de la naturaleza, especialmente al coronavirus, es tratar de relacionarnos mejor entre nosotros, con el fin de volvernos más unidos y llegar al equilibrio con la naturaleza. 

Por lo tanto, especialmente mientras estamos bajo las  condiciones de distanciamiento social que nos da el coronavirus, usemos esas condiciones de forma ideal si emprendemos un auto-escrutinio, para llegar a entender que la crisis del coronavirus llegó a nosotros como respuesta a nuestro desequilibrio con la naturaleza, además, para buscar cómo podríamos usar el tiempo que estamos aislados para volvernos más unidos y equilibrados con la naturaleza. 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta