entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 10/may/20

El siguiente virus nos enseñará a protegernos, no a nosotros sino a los demás. Si infecto a alguien y el virus vuelve a aparecer, me enfermaré. Enseña a preocuparme por los demás. Así, seremos corregidos, aprender a no dañar a otros. La naturaleza tiene medios para enseñarnos…

Sólo con conexiones cada vez más estrechas entre gente, naciones y países, pueden vencer al coronavirus. Es mejor estudiar este principio, antes de que aparezcan golpes más sofisticados, como sucedió con las plagas egipcias que unieron a los judíos y los «expulsaron» de Egipto.

El coronavirus es el salvador de la humanidad. Es la revelación de que la sociedad humana es una comunidad integral para el mundo entero. No puede ser bueno para algunas personas y malo para otras. ¡Epifanía social! El virus no es desastre, sino medicina. Sanará a la humanidad.

En cualquier circunstancia, imagina que a pesar de que sientes deficiencia en ti y en el mundo, lo recibes del Creador y es bueno. ¡Todo lo que necesita ahora es aceptar sus condiciones por encima de lo que tu mente percibe, como si viniera del Creador, ¡lo cual es bueno!

No le pidas al Creador que te corrija: ¡es imposible e innecesario!

Pide «fe por encima de la razón», que puedas estar por encima de las cualidades egoístas con las que Él te creó. Fuiste creado para que pidas, no para cambiar tus cualidades, para elevarte por encima de ellas.

El coronavirus nos baraja como a un mazo de cartas, nos hace cambiar un poco, no volveremos a nuestros viejos hábitos. Nos barajará unas cuantas veces más, ¡y tal vez cambiemos tanto que comencemos a sentirnos en un mundo nuevo y superior!

La primera etapa del coronavirus pasó. Ahora podemos vernos de lejos ¿qué nos pasó? Tuvimos de un problema común. ¿Somos ya una sola humanidad? Si no fue suficiente. El virus no nos dejará ir hasta que descubramos la cura real, cuidarnos todos mutuamente…
De Twitter, 10/may/20

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 28/abr/20
Mis pensamientos en Twitter, 29/abr/20
Mis pensamientos en Twitter, 1/may/20

Una madre amorosa para una humanidad mejor

Thrive Global publicó mi nuevo artículo: «Una madre amorosa para una humanidad mejor«

Los dolores de parto de la humanidad podrían nacimiento a un mundo saludable.

Michael Laitman

Después de la pandemia actual, ningún otro poder en el mundo es tan crucial para el nacimiento de una nueva sociedad, que la figura materna. El mundo se reveló como un sistema integral y global. Esto significa que el mundo nos está obligando a tratarnos unos a otros, de la misma forma que nuestra madre nos trata, creando un ambiente lleno de cualidades de otorgamiento y amor.

Más allá de la celebración del Día de la Madre, marcado en el calendario como un recordatorio del importante papel de las mujeres que han dado a luz a cada generación, hay una profunda importancia en su contribución esencial a un mundo nuevo. Justo en la maternidad existe un poder especial que puede mejorar la realidad.

“El brote global de COVID-19 aceleró el proceso de trabajo para el nacimiento de una nueva realidad”.

Michael Laitman

Aunque con ayuda del hombre, vemos que la madre es la que concibe, entrega el embrión, amamanta, alimenta y cría al bebé, hasta que está preparado para la vida. Del mismo modo, todas las madres, todas las mujeres del mundo, necesitan ver en este proceso crítico de transición por el que atraviesa el mundo, su oportunidad de llevar a la humanidad a un nivel superior de existencia, a relaciones armoniosas mutuas, como un embrión a punto de nacer.

El brote global de COVID-19 aceleró el proceso de trabajo para el nacimiento de una nueva realidad. Está causando dolor y mucho esfuerzo, pero el resultado podría ser un mundo vigoroso y saludable, en lugar del anterior que nos llevó a la crisis que actualmente tratamos de superar.

La humanidad está aprendiendo a arrastrarse

Nuestro desarrollo humano ha pasado por dos etapas generales. La primera se desarrolló con los hombres y se caracterizó por guerras, inestabilidad financiera, varios eventos mundiales desafortunados y golpes que no habrían sucedido bajo el cuidado de la mujer. Ahora entramos en una etapa en la que precisamente, la madre, la mujer, debe tomar el papel de educar al mundo y delinear el mundo futuro que tenemos que imaginar. Por eso, este momento crítico es el tiempo de la mujer. Para implementar este noble objetivo, las mujeres deben aprender a conectarse entre sí, elevarse por encima de su ego personal en bien de la corrección del mundo. Por difícil que sea, no hay otra opción y el trabajo debe hacerse.

Unidad es una linda palabra, pero difícil de poner en práctica. Ni hombres ni mujeres nacen con inclinación a unirse, pero llegamos a una etapa en nuestro desarrollo donde no nos queda otra alternativa que conectarnos. Es cuestión de supervivencia para nuestros hijos y para la humanidad en general. Por eso, cualquier paso hacia la conexión, no importa si es pequeño, es un gran paso para dar a luz a una nueva humanidad y hacerla crecer, elevarse y mantenerse firme. Sólo la mujer puede desempeñar este papel crucial, educar y dar ejemplo de cómo unirse. Exigirán que los hombres se conecten correctamente y al mostrar el camino, guiaremos al mundo entero hacia la corrección.

¿De qué conexión hablamos?

Como parte de la evolución humana, estamos obligados a desarrollar una nueva cualidad: preocupación por toda la sociedad. Cuando surge el deseo compartido de conectarnos, como si fuéramos un todo y, el deseo del bienestar de todos, como si fueran nuestros hijos, se manifiesta una fuerza especial de unidad, una fuerza positiva que mejora la realidad.

Para conectarnos, las madres deben aprender a superar la distancia natural entre ellas y trascender sus intereses personales. Las mujeres deben sentir que si algo le sucede a alguien, es como si le sucediera a su propia familia. La preocupación mutua nos permitirá construir y garantizar; paz, seguridad y felicidad para todos los niños de todas las generaciones.

Con el ejemplo de la madre, la naturaleza nos enseña que al conectarnos y podemos salvarnos de todos los daños. Si las madres forman un deseo común de mantener a todos juntos, si crean una fuerte demanda de que todos realmente se conecten como uno solo, podrán cambiar el mundo. Nada puede resistir al poder femenino unido.

“¿Estamos sobrereaccionando al coronavirus?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Estamos sobre reaccionando al coronavirus?

Una diminuta partícula que nuestros ojos no pueden ver sin asistencia, infectó y mata a cientos de miles de personas y sacudido las bases socio-económicas del mundo. 

¿Estamos sobrereaccionando a este virus o es el amanecer de un nuevo sistema de relaciones humanas que era inevitable de una manero u otra? 

Antes de que el coronavirus entrara como tormenta en nuestra vida, vivíamos bajo el principio de tratar de obtener ganancias del otro y mientras mejor podíamos explotar a otros, más exitosos podíamos ser. 

Nacimos y crecimos en ese sistema e intentamos hacernos un camino lo mejor que pudimos. Al hacerlo, nos volvimos cada vez más tóxicos hacia otros y hacia el mundo. 

Y, surgió el coronavirus. 

El coronavirus nos da un claro ejemplo de que cuando calmamos nuestra lucha por elevarnos encima del otro, nuestro entorno ecológico se recupera rápidamente. 

¿Si el coronavirus no hubiera entrado en nuestra vida nos hubiéramos enterado? 

No lo creo. 

Por lo tanto, en adición a mantener las condiciones de distanciamiento social y buscar una cura, seríamos prudentes en adaptarnos a un nuevo sistema de relaciones humanas del cual el virus nos da la alerta. 

¿Cuál sería ese nuevo sistema de relaciones humanas? 

Sería uno en el que, principalmente reconocemos la necesidad de proveer las necesidades de todos. 

Más aún, para llegar a esa toma de conciencia debemos aprender acerca de nuestra interdependencia con la sociedad humana global de hoy y con ese aprendizaje, incrementaremos nuestra preocupación por los otros. 

En lugar de simplemente desear tener cubiertas nuestras necesidades y las de nuestra familia, sentir preocupación por otros: buscar que todos los miembros de la sociedad tengan la cantidad y calidad requerida de comida, casa, servicios de salud y educación que necesitan. 

Además, de asegurar lo básico para la vida para la sociedad humana en general, el nuevo sistema de relaciones debe reemplazar al viejo paradigma de competir para no quedarse atrás del vecino, con un nuevo paradigma de no quedarse atrás de los vecinos que contribuyen socialmente. En otras palabras, en lugar de valorar las posesiones materiales que podemos tener y querer cosas “más grandes, mejores y más rápido” que nuestros vecinos y amigos, nuestros valores cambiarían a apreciar la contribución de otros a la sociedad.  

En ese sistema aún competiremos, pero nuestra competencia será para beneficiar a la sociedad, es decir, competir para contribuir a la sociedad lo más que podamos. 

El periodo del coronavirus nos da una oportunidad única de hacer un cambio en esa dirección, de un mundo centrado en mí mismo a uno en que ponemos el beneficio de la sociedad en el centro. 

Veo que dar ese paso será la reacción óptima contra el coronavirus, por eso, pienso que no es cuestión de si estamos sobrereaccionando al virus, sino de si estamos reaccionando de manera óptima para mejorar nuestra sociedad. 

Se nos da una oportunidad única en la vida, de lograr mayor equilibrio y armonía entre nosotros y con la naturaleza, de verdad espero que la aprovechemos al máximo.

“¿El coronavirus impactó a los dueños de pequeños negocios de manera global?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿El coronavirus impactó a los dueños de pequeños negocios de manera global?”

Muchos negocios no podrán sobrevivir al periodo del coronavirus, porque cambiará el hábito de compra de la gente y la subsecuente pérdida de demanda de muchos productos y servicios no esenciales. 

La pregunta es, ¿qué deben hacer los dueños de negocios para asegurar su ingreso?

Pïenso que los gobiernos no deberían derramar dinero en salvar negocios que pierden demanda, en su lugar deben asegurar que todos sus ciudadanos reciban lo básico para la vida. 

He escrito de forma extensa en apoyo al ingreso universal básico, bajo la condición de que sea dado a cambio de involucrarse en programas de aprendizaje que tengan como objetivo actualizar la conciencia de nuestra interdependencia y que enriquezcan la vida de la sociedad. Si el ingreso básico universal es dado sin ningún requerimiento de aprender a mejorar nuestra conexión social y alentar una contribución más positiva en la sociedad, la sociedad se estancará. 

El coronavirus iluminó nuestra interdependencia en todo el mundo, de forma muy clara. 

Nos muestra que dependemos de que los demás mantengan su higiene personal y las condiciones de distanciamiento social, para mantenernos libres del virus. 

Sin embargo, tenemos que profundizar en lo que significa ser completamente dependientes unos de otros. 

Por lo tanto, los dueños de negocios que los perderán en este periodo harían bien en ser pioneros de un nuevo modelo de aprendizaje, para vivir de forma interdependiente a cambio de un ingreso básico. Así, como personas competentes, talentosas y eficientes que son, podrán convertirse en educadores, líderes y guías para ese aprendizaje. 

Mientras la demanda de todo tipo de artículos no esenciales se disipa, la necesidad por conexiones humanas positivas se incrementará cada vez más, porque si fracasamos en potenciar nuestras relaciones, podemos esperar que problemas mucho más grandes se ciernen en el horizonte. 

Por lo tanto, espero que despertemos y nos demos cuenta de la importancia de crear la base para una sociedad positivamente conectada que pueda servir como modelo para una humanidad más armoniosa, feliz, segura y con más confianza. 

Si vemos la caída de los negocios no esenciales como oportunidad de construir una nueva liga de educadores que llevan a la humanidad hacia mejores relaciones, podríamos hacer un cambio serio hacia un mundo mejor. 

El coronavirus nos vinculará estrechamente

Comentario: En los pasados 70 años, el sistema financiero fue construido sobre la existencia de una sola moneda mundial, el dólar, las otras monedas, en realidad están vinculadas con el dólar: precio del petróleo, recursos naturales, computadoras. Todos nuestras cálculos están vinculados al dólar. 

Mi respuesta: Francamente, no sé qué cambiará ¿habrá oro en lugar de dólares? De cualquier manera, harán algo. 

Comentario: Hay estudios de opciones alternativas, que toman en cuenta el gran aislamiento entre países. Ese aislamiento entre países fue predicho, antes del virus. 

La Unión Europea prácticamente no existe. Cada país toma sus propias decisiones, Lo mismo sucede en todo el mundo, Por cierto, incluso en Estados Unidos, los gobernadores de cada estado toman sus propias decisiones en relación a la situación. 

¿Y qué sucede? Si las monedas del mundo se deprecian, digamos que China y varios países vecinos, incluyendo Rusia, crean su propia zona monetaria con base en en su propio potencial económico, para introducir una tercera moneda mundial después del euro. Y el mundo se equilibrará entre varios centros económicos y financieros. 

¿Es esto bueno para el mundo? ¿lo soportará? ¿o necesitamos quedarnos dentro del marco de un solo sistema monetario? ¿cuál es su punto de vista con respecto a esto? 

Mi respuesta: Mi punto de vista es muy simple: nada ayudará al mundo. 

¡Nada ayudará! Porque todas esas confrontaciones van en contra de la ley de la naturaleza -la conexión integral de toda la humanidad en un sistema integral común. 

Con todo tipo de problemas, virus y caídas en todas las áreas, la naturaleza, de cualquier manera, nos obliga a aceptar su plan general. Este plan es simple: son una sola humanidad y deben crear un solo sistema. No pueden disfrazarse ni ocultarse ni usarse unos a otros. 

Si los gobernantes del mundo lo entienden y comienzan, más o menos, a hacerlo, el que actúe más, ganará. Así es el gobierno superior de la humanidad de parte de la naturaleza. 

Cambia de forma cualitativa; nos obliga a estar integralmente unidos en un solo sistema. Aquellos que sean similares a este sistema, se beneficiarán. Esto lo afirma Cabalá. Pienso que lo veremos en el futuro cercano. 

Por otra parte, lo que sucede es recomendable. Imagina que no existiera ese sistema cerrado, que no hubiera entendimiento de lo que sucede en los países vecinos ¿qué haría China con su pueblo que fue impactado por este virus? Los abandonaría hasta que murieran. 

Pregunta: ¿Y de esta manera le mostró un ejemplo al mundo cómo tener éxito de forma efectiva, usando los grandes recursos del país?

Respuesta: Por supuesto. De alguna manera se rehabilitó ante los ojos del mundo. 

Comentario: A pesar de que estamos conectados con otros, el proceso de separación de los país y la construcción de su propio modelo está teniendo lugar ahora. 

Mi respuesta: El coronavirus nos vinculará de cualquier manera. El virus es una fuerza positiva que conecta absolutamente todos. Hasta que obtengamos una conexión mutua completa, asistencia mutua y entendimiento mutuo, el virus simplemente nos torturará. 

Pregunta: ¿Qué le desearía a la gente que está en otro país atrapada dentro de fronteras estatales? ¿qué se le puede ofrecer para que sienta que su estado actual no es sólo pesimista ni desagradable, sino que le permite hacer algo nuevo en su vida? 

Respuesta: Ciertamente aconsejaría que vea todos nuestros programas y revelen la ciencia de la Cabalá en cualquier forma, en cualquier idioma. Y averiguen que existe un método que habla del sistema general del mundo, de cómo podemos llegar a un estado mejor, cómodo, seguro y de confianza. 

Estamos abiertos a todos. Por favor, usen lo que Cabalá ha dicho por miles de años. Encontrarán que existe un sistema real de recuperación, la corrección de la humanidad de su ego y su renovación hacia un mejor estado.
[264068]

De Kabtv “El coronavirus está cambiando la realidad”, 26/mar/20

Material relacionado:
“¿Cómo cambiará la sociedad después de la crisis del coronavirus?» (Quora)
Ayuda al mundo: únete
Todo comienza con la garantía mutua

“¿Cuándo se irá, de una vez por todas, el coronavirus?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cuándo se irá, de una vez por todas, el coronavirus?

Los científicos buscan frenéticamente una vacuna para curar el coronavirus, ¿realmente nos sanaría de esta pandemia o hay algo que no estamos viendo?

He escrito y hablado extensamente acerca de que, en un nivel más profundo, el coronavirus surgió para sanar nuestras relaciones egoístas-competitivas que eran cada vez más dañinas tanto para nosotros mismos como para nuestra ecología.
El coronavirus surgió con el fin de que revisemos la manera en que nos relacionamos unos con otros.
¿Cómo?

Revisar la forma en que nos relacionamos, no es aprender cómo interactuar virtualmente en plataformas de conferencias como Zoom, sino aprender a ver a otros -no importa dónde vivan en el mundo ni cuáles son sus antecedentes culturales- como una sola familia global, que nos incluye a todos como miembros. 

Si, durante este periodo, damos pasos para ser conscientes de nuestra interdependencia global, llegaremos a un estado en el que estaremos dispuestos a dejar atrás el coronavirus. Cuando nuestra actitud se ajuste más a la realidad global, interdependiente de hoy, el coronavirus será algo del pasado. 

De otra manera, incluso si el coronavirus se va, pero no mejoramos la conexión humana, la naturaleza nos dará otro golpe. Ya sean mutaciones del mismo virus o miles de otros desastres, la naturaleza no dejará de intentar despertarnos para que mejoremos nuestras conexiones mutuas. 

La naturaleza es fundamentalmente una fuerza altruista que crea, da y sostiene la vida. Los humanos estamos construidos con una cualidad opuesta a la de la naturaleza, querer recibir constantemente para nuestro beneficio personal. 

Mientras más nos desarrollamos, más intenta la naturaleza despertarnos para tomar conciencia de que, simplemente, al seguir nuestros instinto de beneficiarnos de forma egoísta, terminamos dañándonos. Además, ganamos conciencia de que nuestra felicidad, bienestar y supervivencia dependen de poder acercar nuestras conexiones a la forma altruista de la naturaleza. 

Hacerlo, requiere de aprender regularmente cómo equilibrar las partes del sistema interdependiente e interconectado de la naturaleza. 

La naturaleza, como padre amoroso, nos sostenía las manos, mientras nosotros, como bebé aprendíamos a caminar, caminábamos, pensando que lo hacíamos bien. Ahora, la naturaleza soltó nuestras manos y nos caímos. Tenemos la oportunidad de levantarnos y comenzar a dar nuestros propios pasos, para volvernos más maduros o podríamos simplemente quedarnos tendidos en el suelo, llorando y esperando que nos levanten. 

Levantarnos significa que desarrollamos más conciencia de nuestra interdependencia y reforzar nuestras conexiones, para que sean mutuamente buenas. Si lo hacemos, además encontraremos que el virus puede desaparecer y tendremos una vida mejor. 

Si dejamos que la naturaleza nos levante, significa que no damos pasos para mejorar nuestras conexiones y de cualquier modo, ya sea con vacunas u otros medios, salimos del coronavirus, por el momento y podemos esperar un golpe más grande con impacto global, hasta que despertemos en nuestra interdependencia.

El virus también ahora afecta los niños

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 10/may/20

Vemos la aparición de la escalada esperada: el virus está infectando a los niños. En España, Reino Unido y Estados Unidos, los niños comienzan a enfermarse y a morir. Al mismo tiempo, «reabrimos la economía». Estamos atrapados entre una roca y un lugar difícil, tenemos que empezar a pensar fuera de la caja. Tenemos que ver los innumerables estudios que prueban que las conexiones sociales positivas producen un sistema inmunológico más fuerte.

Hoy, cuando todos estamos interconectados, cuando, como lo expresó Andrew Cuomo, «Un brote en cualquier lugar es un brote en todas partes», tenemos que cuidarnos unos a otros. Tenemos que entender que si no lo hacemos, comenzaremos a perder, no sólo a nuestros padres, también a nuestros hijos.

Por supuesto, no podemos cerrar la economía indefinidamente, pero podemos y debemos aprender a abrir nuestro corazón hacia otros. Debemos hacerlo, porque de esto depende nuestra vida. Debemos hacerlo, porque la vida de nuestros hijos depende de esto. Debemos aprender a pensar en los otros, porque en un mundo de odio, apatía y alienación, no puede haber vida

Conócete a ti mismo

Pregunta: Hoy, durante el período de la pandemia, el hombre se enfrenta a una pregunta seria. Se acostumbró a correr, a veces huyendo de sí mismo y tiene mucho miedo de detenerse, enfrentar el miedo y conocerse a sí mismo.

Ahora es el momento perfecto para conocerte a ti y a tus miedos ¿qué aconsejaría? ¿qué es el miedo y cómo debemos tratarlo?

Respuesta: Miedo es consecuencia de lo desconocido. De lo contrario, ¿de dónde viene? Si comprendes la esencia de un fenómeno, incluso si es algo terrible, tienes una actitud diferente.

El problema con la situación actual es que no se sabe qué sucede ni por qué. No se sabe lo que sucederá mañana. Además, parece que los problemas están en el aire y nadie puede tocarlos ni resolverlos de ninguna manera.

Pregunta: ¿Cree que es necesario e importante conocer nuestros miedos?

Respuesta: Creo que todos, para vivir como humanos, deben entender por qué nacieron, por qué se creó este mundo, qué está más allá de la muerte, etc. Deben revelar todas estas preguntas, de lo contrario su vida es inquieta. así que no lo pensarás.

Pregunta: Veo dos tipos de gente: la que está obsesionada con el miedo y la que no toma en serio el problema ¿dónde está el punto medio?

Respuesta: Creo que aquí no puede haber término medio. Se debe entender por qué el virus se propaga, cómo afecta a cada uno y a todos juntos y por qué lo dio la naturaleza.

Es decir, podemos aprovechar el estado actual, revelarlo y descubrir para qué vivimos, por qué la naturaleza nos castiga así, si lo merecemos y cómo deshacernos del virus.

Necesitamos usar este estado en su totalidad. Especialmente porque todos están en casa y no saben qué hacer: ni gobernantes ni ciudadanos comunes. Necesitamos resolverlo y tenemos la oportunidad.

Debemos detener esta carrera interminable y tratar de entender por qué existimos. De lo contrario, nuestra vida es demasiado estúpida.
[264158]
De Kabtv «Encuentro con Cabalá: Victoria Bonya», 29/mar/20

Material relacionado:
Protección contra el miedo
Del agujero negro hacia la libertad
Las raíces del miedo

Lavado de manos en el sentido literal y figurado

Pregunta: ¿Podemos suponer que el mundo de las bacterias y los virus declaró la guerra al mundo de las personas? ¿quizás es hora de darles un lugar en este planeta, porque son menos vulnerables y ciertamente están unidos en un objetivo común, más que la gente?

Respuesta: Nadie declaró la guerra a nadie. Todo depende del hombre, qué tan correcta o incorrectamente se reacciona con lo que le sucede, a él mismo y a la naturaleza circundante. Somos los únicos seres con libre albedrío.

Comentario: Durante el brote de la peste en el siglo XIV, la gente pensó que la enfermedad le había sido enviada por dioses enojados, espíritus malignos. Ni siquiera sabían de la existencia de bacterias y virus. La gente creía en ángeles y hadas, pero no podían imaginar que un simple lavado de manos pudiera salvarla.

Usted dice: «Solo la conexión puede salvarnos del virus». Es decir, sigan una regla simple: tratense bien y el virus desaparecerá. Estas también son, verdades simples.

Mi respuesta: ¿Qué significa «verdad simple»? ¿me importa lavarme las manos? Lavarse las manos (Netilat Yadaim) según Cabalá, en el sentido espiritual de la palabra, significa que alejo las manos de su uso habitual, de querer tomar algo para mí.

Me contengo, me mantengo alejado, para no tomar nada de este mundo. Es necesario comprender el significado correcto de estas acciones. No estoy en contra de la limpieza ni de la higiene. Pero antes que nada, debes lavarte las manos en sentido espiritual.

Pregunta: ¿Cuál es la conexión entre el virus y lavarse las manos?

Respuesta: Hay cuatro niveles de interacción entre todas las partes de la naturaleza: inanimada, vegetal, animal y humana. Y en cada nivel, debemos interactuar correctamente, es decir, quitar las manos del otro,  no recibir incluso, tal vez, dar.

En otras palabras, «lavarse las manos» en el nivel de las relaciones humanas significa no usar al otro.
[264086]
De Kabtv «El coronavirus está cambiando la realidad», 26/mar/20

Material relacionado:
Manos manchadas de egoísmo
Tomemos la corrección en nuestras propias manos
Anatomía espiritual

Dar a este mundo

Pregunta: Cuándo nos preocupamos por problemas corporales ¿cuál puede ser la mejor acción espiritual? ¿podría ser que el cabalista transfiera la responsabilidad de sus fracasos o inactividad al Creador? ¿qué hacer para no confundirnos? ¿qué pautas tenemos?

Respuesta: ¿El Creador asigna deberes al hombre y el hombre los pasa al Creador? Suena bien, pero no es así. Recibimos nuestro mundo, nuestros atributos, todo lo que hay en nosotros, para interactuar adecuadamente entre nosotros y con el Creador.

Los problemas corporales nos fueron dados para que pudiéramos mantener todos los estados en nuestro mundo. Nadie te obliga a trabajar 20 horas al día, haciendo un trabajo duro y primitivo. Puedes trabajar en cualquier otro lugar. Ese es tu problema.

Pero Cabalá dice: «Debes ganarte la vida». No debes vivir a expensas de los demás. Debes trabajar incluso si tienes padres ricos.

Puedes elegir no recibir dinero o regalarlo, pero debes trabajar. Trabajo y salario no son lo mismo. Todos deben producir algo en el mundo, el salario no tienen nada que ver con el trabajo en sí.

Hay personas a las que se les paga y no trabajan. Hay quienes son voluntarios y no se les paga. Pero debemos trabajar.

Cuando comencé a estudiar con Rabash, tenía mi propio negocio y lo cerré. Le dije a Rabash que, según mis cálculos, podía permitirme no trabajar durante cuatro años. Lo que tengo es suficiente para mí y mi familia.

Pero él dijo: «No. Ese es tu cálculo con tu dinero, pero el cálculo con tu alma es diferente. Si deseas cerrar tu negocio, está bien, pero aún tienes que trabajar al menos cuatro o seis horas al día». Y yo seguí trabajando cuatro horas al día porque, además, pasaba mucho tiempo con él.

Es decir, debes dar eso al mundo. Y en cuanto a recibir, ese es tu problema.

Pregunta: ¿Cómo puedo saber si lo que quiero está por encima de mi simple necesidad?

Respuesta:  Cada uno debe determinarlo por sí mismo.

Debe participar en la lección de la mañana durante tres horas al día y pasar una o dos horas más en la lección de la tarde. Seis a ocho horas vas a tu trabajo profesional. También debe mantener a tu familia, después, has lo que quieras. Ningún otro cálculo tiene sentido. Pero debe saber que desde el principio, tienes tres horas para estudiar.
[259810]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 5/ene/20

Material relacionado:
No huyas de la sociedad
El futuro de los empleos: trabajar como ser humano
La mejor profesión para el éxito espiritual