entradas en '' categoría

“¿Qué impacto tendrá la amenaza del coronavirus en la economía del mundo mientras se esparce por todo el globo?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Qué impacto tendrá la amenaza del coronavirus en la economía del mundo mientras se esparce por todo el globo?” 

La economía necesita un impacto mayor porque falló en satisfacer nuestras necesidades. En su lugar, servimos las “necesidades” de la economía. 

La pandemia del coronavirus iluminó la pregunta de, qué es y qué no es esencial en la vida.

De cara a la crisis, lo básico para la vida -comida, casa, salud y educación- fue extraído del oscuro callejón en que lo teníamos antes del golpe del coronavirus, cuando enfocábamos los reflectores en el crecimiento, producción, consumo y ganancia o déficit comercial. 

El coronavirus vino a recordarnos lo que es esencial en la vida. 

Durante este periodo tenemos oportunidad de revisar el camino de nuestra vida y en el proceso, actualizar nuestra economía para que corresponda a nuestras necesidades.

La ironía de nuestra era es que la fuerza de trabajo moderna labora más horas que los esclavos en el pasado. 

Hoy, pensamos que tenemos más libertad y seguridad que los esclavos del pasado, pero el coronavirus resaltó, en un momento, que nuestra estructura puede ser anulada. 

Un periodo de distanciamiento social y condiciones de quedarse en casa ponen en tela de juicio la casa e incluso la comida que muchos daban por sentado. 

Los trabajos de oficina de hoy, que daban a muchos la sensación de seguridad, se quedan cortos para dar a muchas personas la red de seguridad que habían previsto. 

Mientras intentamos recuperarnos de este golpe que el coronavirus le aplicó a nuestra economía, tenemos cierto tiempo para revisar la idea de trabajo en general. 

Mientras nos dirigimos a un futuro donde se espera que la tecnología reemplace mucha fuerza de trabajo, descubriremos que no necesitamos trabajar todo lo que actualmente trabajamos para satisfacer nuestras necesidades en la vida, podemos esperar que: 

Las asignaciones por parte del gobierno, como el ingreso universal básico, se volverán la forma en que la mayoría recibirá su ingreso. 

Los títulos laborales perderán su valor como indicadores de estatus social. 

Para que la sociedad no se estanque y entre en una era en que los títulos laborales dejan de indicar nuestro valor en la sociedad, necesitaremos indicar el estatus social de acuerdo a la contribución que hacemos a la sociedad. 

Ese cambio sería posible si se da el ingreso básico al participar en programas que permitan a las personas desarrollarse y expresar su contribución a la sociedad. 

En otras palabras, la economía hacia la que nos dirigimos y de la cual el periodo del coronavirus nos da pistas, es uno en la que necesitaremos que lo básico para nuestra vida esté cubierto y que cambie nuestro foco de atención para reforzar y hacer crecer nuestra sociedad humana -felicidad social, salud y bienestar- en lugar de que cada uno intente construir su imperio personal. 

En ese economía, le asignaremos una importancia mucho más alta a cultivar relaciones humanas positivas de lo que hacemos hoy. 

Más y más profesiones serán innecesarias para el mundo al que nos dirigimos, debemos reemplazar el esfuerzo que ponemos en educarnos y capacitarnos para esas profesiones, con una educación diferente: que nos capacite para relacionarnos de forma positiva para contribuir, por encima de nuestros crecientes impulsos divisivos.

El virus nos reconfigurará

Pregunta: ¿Cómo debe comportarse la gente normal que perdió sus medios de vida? ¿debería trabajar por la conexión o buscar un nuevo trabajo?

Respuesta: Nunca deben romper lazos con el grupo, si lo tienen. Si no, es mejor explicarle que la conexión es útil y que solucionará sus problemas.

Los que sienten que pronto regresarán a su trabajo regular tienen que examinarse. Para hacerlo, debemos explicarles cuales son las acciones  buenas que provocarán un resultado positivo de la naturaleza. Pero si le causamos daño a ella o su cualidad integral, no funcionará. Esas ocupaciones y negocios no serán restaurados.

Creo que muchos meses después de que pase el virus, seremos completamente diferentes. Dejaremos de apresurarnos, de volar de un extremo a otro del mundo como si nos faltara algo. Por supuesto, es interesante ver nuevos lugares, pero ¿qué sentido tiene? Todos han volado por todo el mundo ¿y qué contribución cualitativa hemos logrado para nosotros, para los demás o para el futuro? ¡Absolutamente nada! Justo lo contrario.

Así que analicemos nuestra actitud hacia el mundo y veamos la vida de manera diferente. Y, veremos que después de que el coronavirus pase, muchas profesiones desaparecerán. La gente trabajará sólo por un beneficio tangible, ganará tanto como sea necesario para mantenerse y mantener a su familia y tendrá satisfacción al formar una conexión más profunda con la naturaleza.

El coronavirus no es realmente un virus sino un programa que nos penetra. Para algunos llega en el nivel animal y los mata. A otros, los reprograma para que tengan una percepción sensorial completamente nueva. Pero la mayoría no sentiremos esta reprogramación sensorial. Será sólo una respiración natural y sentir sus efectos.

Una vez que entra en nosotros, comienza a reconfigurarnos, nos hace pensar, considerar y evaluarnos a nosotros mismos y a los demás de manera totalmente nueva. El mundo será diferente. Dele al coronavirus otros meses y lo verás. Quizás no podamos compararnos con la forma en que éramos en febrero, marzo o abril, pero tendremos un enfoque totalmente diferente de la forma en que tratamos las cosas en este mundo.
[264572]
De  Kabtv  «Fundamentos de Cabalá», 5/abr/20

Material relacionado:
La naturaleza nos habla a través del coronavirus
¡Escucha lo que yo, la naturaleza, te digo!
De las profundidades de la naturaleza

¿Quién se beneficia del coronavirus?

Pregunta: ¿Puede el coronavirus ser benéfico para alguien?

Respuesta: Por supuesto, para la naturaleza. 

Pregunta: ¿Por qué? 

Respuesta: Porque necesariamente debe corregirnos y llevarnos al estado perfecto. Somos su única descendencia que está haciendo una carnicería, dañando, rompiendo, y causando perjuicio a nosotros mismos y la naturaleza. Por lo tanto, la reacción de protección de la naturaleza es expresada en esta forma.
[264505]
De Kabtv “Reuniones con Cabalá: Victoria Bonya”, 29/mar/20

Material relacionado:
No esperes volver
Coronavirus: lo creas o no
No hay vuelta al mundo pasado

“¿Qué aprendió el mundo de la pandemia del coronavirus? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Qué aprendió el mundo de la pandemia del coronavirus?” 

El mundo aún está aprendiendo de la pandemia del coronavirus, una dura lección sobre cuánto dependemos unos de otros.. 

Nos muestra que nuestra salud depende de que otros mantengan su higiene personal y las condiciones de distanciamiento social. 

También nos muestra que nos necesitamos y extrañamos cuando enfrentamos la condición de quedarse en casa por tiempo prolongado y que nuestra economía está mal equipada para lidiar con esta situación. 

Por una parte, muchos están sin trabajo, sin negocios y no ven un futuro a la vista, por otra parte, una élite financiera continúa obteniendo ganancias de billones a expensas de otros. 

Espero que el mundo continúe aprendiendo de esta pandemia, pues pienso que hay muchas cosas clave, de las que la sociedad aún tiene que tomar conciencia. 

Por ejemplo, haríamos bien en aprender que nuestra definición de éxito necesita revisarse de manera urgente. 

En lugar de igualar riqueza con éxito, como lo hemos hecho hasta ahora, necesitaremos comenzar a igualar la contribución positiva a la sociedad con éxito. 

Podemos ver algunas señales de esto, durante la pandemia, cuando se aplaude a los trabajadores de la salud por su esfuerzo para ayudar a la, a menudo inmanejable, cantidad de casos de coronavirus. 

Sin embargo, necesitamos interiorizar más en esta redefinición de éxito, también nuestras conexiones sociales, ocupación en la vida, trabajo y valores sociales, todo surge de ello: no hay nada de exitoso en ser rico, de forma individual  y a expensas de otros. El éxito está en crear una sociedad positivamente conectada, donde sus miembros tomen responsabilidad y cuidan unos a otros, en contribuir al bienestar del otro y en promover la necesidad de centrar el enfoque en beneficiar a otros en lugar de beneficiar a nuestros yo individual. 

El mundo está aprendiendo acerca de la necesidad de ser más considerados con todos, ya que todos dependemos unos de otros. Sin embargo, pienso que un “empuje” extra de nuestra parte para implantar de mayor forma este entendimiento servirá para equilibrarnos mejor con la más estrecha interdependencia e interconexión que la era del coronavirus nos reveló. 

Semillas del exilio, parte 2

La guerra es una expresión del egoísmo

Comentario: Durante los 6,000 años de existencia de la humanidad civilizada sobre la tierra, constantemente ha habido guerras. Si sumamos, sólo por 200 años no hubo. Los historiadores distinguen cinco guerras principales: la primera y segunda guerra mundial y tres guerras más en China, durante las cuales cientos de miles de personas murieron. 

Mi comentario: Es un estado impresionante del mundo en el que las gente se aniquila entre sí. Le da rienda suelta a su egoísmo, el cual no puede tolerar que existan otros e idea todo tipo de razones para asesinar. 

Comentario: La guerra es una expresión del ego. Toda historia es una historia de guerra. 

Mi comentario: Por otra parte, ni siquiera imaginamos qué sucedería en el mundo si no hubiera habido guerras. En los pasados 70 años, no hubo guerras en continentes tan vastos como Europa y Asia y mira lo que le sucedió a la humanidad. La población del mundo creció de dos mil millones a ocho. 

Vemos que con el egoísmo no corregido, las guerras se vuelven necesarias, porque sólo de esta manera la humanidad se restringe y se purifica.
[263732]
De Kabtv “Análisis del sistema del desarrollo del pueblo de Israel” 8/jul/19

Material relacionado:
¿Es posible cambiar el curso de la historia?
Las guerras se repiten
El punto central en el mapa mundial

¿Un peso o mil?

Comentario: Su maestro Rabash daba el siguiente ejemplo acerca de fe por encima de la razón: A un amigo le prestas $1,000 y te regresa un sobre con uno solo. Al ver esto, debes compensar con fe, que la cantidad completa está ahí. 

Mi respuesta: Si abres el sobre y ves que te dio un peso, es fe dentro de la razón. 

Si revisas y encuentras un peso ahí, pero lo consideras como $1,000 es fe por encima de la razón. 

Si no revisas en absoluto, confías en su palabra de que la cantidad completa está ahí, es fe por debajo de la razón

A la gente se le dice algo, vive su vida creyéndolo, ora, hace lo que se le enseñó. Esto es llamado “realizar los mandamientos por hábito”. 

Pregunta: ¿Aquellos con fe dentro de la razón pueden ser llamados ateos? 

Respuesta: Si. Para ellos, el mundo entero está basado en conocimiento. No toman nada en fe. 

Pregunta: Entonces, Cabalá es distinta porque puedes investigar y verificar todo ¿pero primero, debes aceptarlo como un axioma?

Respuesta: Lo revisas por ti mismo para elevarte más a pesar de tu razón. Por lo tanto, estás conectado con el grado siguiente, más elevado. 

Pregunta: ¿El conocimiento es necesario en Cabalá? En los antiguos días antes de estudiar Cabalá, la gente tenía que estudiar las siete ciencias. 

Respuesta: Eso era necesario antes, porque varios estratos del alma de siglos pasados, generaciones pasadas, se corregían así. En nuestros tiempos, esto ya no es necesario. 

Comentario: Vemos que Baal HaSulam escribió en sus estudios de filosofía y psicología. 

Mi respuesta: Naturalmente, porque toda la creación, que es el deseo de disfrutar, tenía que ser plenamente realizada. Para hacerlo, era necesario relacionarse en varias maneras con tu deseo- la materia de la creación. Incluso existió un periodo en que, con el fin de elevarte por encima de la materia, tenías que torturarte: dormir en el suelo, comer la comida más simple, vestir en harapos, etc. 

En general, los cabalistas han pasado por diferentes periodos en la forma de entender el mundo superior, la corrección de los deseos.
[263052]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 1/abr/19

Material relacionado:
¿Es posible cambiar el curso de la historia?
Historia del pasado, presente y futuro
Los errores de los cabalistas y el Absoluto

Conecta los fragmentos del alma general

Pregunta: Al explicar el tema del rompimiento de las vasijas, usted dijo que necesitamos unirnos con el mundo superior y conectar todas las piezas.

Cuando dice «nosotros», ¿se refiere a toda la humanidad o sólo a la parte que está libre de deseos impuros? ¿al proceso de corrección es la venida del Mesías?

Respuesta: La reconstrucción del vasija rota  tiene lugar, gradualmente, en cada uno de nosotros y en todos juntos. Nos ayudamos mutuamente a unir el deseo general roto. Antes de la ruptura, era un deseo totalmente altruista y operaba sólo en amor y otorgamiento.

Luego, el deseo general se hizo añicos, pequeñas piezas egoístas y hay una parte rota del deseo general en todos y cada uno de nosotros. Existimos en esta forma hoy.

El único propósito de la sabiduría de la Cabalá es explicarnos cómo unirnos en un todo general. Vivimos en una generación que está comenzando este trabajo. Todos los cabalistas, antes que nosotros, prepararon la sabiduría de la Cabalá para su implementación e hicieron correcciones preliminares.

Somos la primera generación en iniciar el proceso de conectar los fragmentos rotos en un recipiente, un alma, un deseo, como lo llamemos. Esta acción se cumple con nuestros esfuerzos mutuos en grupos, con la ayuda de la Luz superior que atraemos con nuestros deseos y nuestras intenciones.

La Luz que aparece, aparentemente nos saca de nuestro ego y nos conecta en un solo deseo. Por esta razón esta Luz se llama Mesías, que se deriva de la palabra hebrea Moshej: jalar, lo que significa sacarnos de nuestro ego. Los términos cabalistas pueden parecernos misteriosos, pero en realidad explican el significado de acciones reales de una manera muy práctica.
[260933]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 2/feb/20

Material relacionado:
¡Comencemos a vivir!
Las eras de dos mesías
Volviendo al origen

Nueva Vida 1222 – La Corona conspiradora

Nueva Vida 1222 – La Corona conspiradora
Dr. Michael Laitman en conversation con Oren Levi

Resumen

El coronavirus no es un fenómeno que alguien creó de forma intencionada, más bien es el resultado del desequilibrio que los humanos impusieron en la naturaleza. En la naturaleza no hay ninguna criatura nociva, excepto el hombre, que piensa y actúa sólo para su propio beneficio. El propósito de nuestro desarrollo es diferenciar entre bueno y malo, adquirir libre albedrío y asemejarnos e identificarnos con el Creador. En ese estado, todos en el mundo entenderemos que estamos conectado a un sistema integral, dentro del cual está el Creador. La preparación para nosotros, es el deseo de estar conectados como un hombre con un corazón, para que cada uno sea sensible a todo lo demás. Que cada uno quiera usar toda su fuerza para bien de los demás y quiera que la fuerza de amor domine el mundo.
[263211]
De Kabtv “Nueva Vida 1222 – La Corona conspiradora ”, 7/abr/20
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 18/may/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, “La agenda para la reunión- 2”, (1986)
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre:   “Fe por encima de la razón”
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, “Prefacio a la Sabiduría de la Cabalá”, punto 23
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora 

Escritos de Baal HaSulam, “La Paz”
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora