Ajustarse a la naturaleza como parte integral

El deterioro de la salud de cada uno, es deterioro del equilibrio en el sistema general que se llama Adam, porque fue hecho a imagen y semejanza del hombre.  ¿Qué significa? En los niveles inanimado, vegetal, animal y humano de la naturaleza, existen sistemas que interactúan mutuamente. Son totalmente integrales y se complementan, su propósito es que los seres humanos los usen con consideración y al usarlos mejoren, para así, llegar a ser similares al Creador. Y, a través de todos estos sistemas, comenzarán a sentir un vasto mundo superior que incluye absolutamente todo.

En nuestro mundo vemos que los niveles de la naturaleza inanimada, vegetal y parcialmente animal, están integrados. En la naturaleza humana, no lo notamos porque estamos en este nivel.

Por ejemplo, vemos que rompemos el equilibrio de la naturaleza inanimada: emitimos gases, calentamos la atmósfera, bloqueamos ríos y detenemos los procesos naturales. Al final, todo nos falla en la forma más desagradable.

Sin embargo, la naturaleza, con intención, fue creada para que sea armoniosa, para que nos ajustemos a ella como la capa más alta en esa armonía. Pero, cuando los humanos comienzan a interferir, con sus manos sucias y torpes, la paralizan. La rompemos constantemente para adaptarla a nuestro ego y creemos que hacemos lo correcto, no vemos que la naturaleza es un organismo vivo y enorme.

Además, sus niveles inanimado, vegetal y animal están conectados y participan conjuntamente en interacción integral y común. Los humanos fueron creados para que, gradualmente se ajusten a la naturaleza como parte integral, la estudien y complementen con su participación sensata.

Pero, desafortunadamente, no sucedió porque somos egoístas, de origen, estamos dispuestos en contra de la naturaleza. Por eso, con nuestro ego humano, que es más alto que el de los otros niveles, no encajamos en la naturaleza, sino que, por el contrario, la rompemos para adaptarla a nosotros.

Por miles de años, el hombre trató a la naturaleza como quiso. Y la naturaleza, como juez impecable, nos castiga. En realidad, ni siquiera nos castiga, simplemente compensa las distorsiones crudas e irrazonables que aportamos.

Por lo tanto, sólo podemos hablar de salud teniendo en cuenta a todo el organismo inanimado, vegetal, animal y humano, es decir, toda la naturaleza y, más o menos, entender cómo debe ser la interacción correcta entre todas sus partes, cómo puedo compensar y complementar todos sus niveles.

Así, mientras mantenemos nuestra salud, podremos ascender a niveles más altos del logro, adhesión a la vasta naturaleza integral.
[263013]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 15/mar/20

Material relacionado:
Si queremos estar sanos
Aprender el desarrollo integral de la naturaleza
¿Por qué nos castiga la naturaleza con el coronavirus?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: