El camino de la corrección depende de nosotros, pero no es corto

En estos días, la humanidad están en confusión, no sabe cómo percibir el estado especial en el que nos encontramos. Nos parece que depende de aquellos con poder y dinero; gobiernos, ejército, mafia. 

Sin embargo, necesitamos entender que, en realidad, ellos no tienen ninguna influencia. Todo está determinado sólo por nuestras relaciones. Si elevamos la importancia de la conexión y la unidad, la humanidad se elevará, pero si la bajamos, todos caemos. 

Por lo tanto, no debemos esperar escuchar en las noticias cuál gobierno llegó al poder; en su lugar, debemos revisar nuestras propias relaciones, a quién elegimos y a quién removemos. Debemos involucrarnos, no en política, sino en conectar a la gente. 

El mundo está en nosotros, es necesario traer unidad y conexión a todas esas fuerzas opuestas que supuestamente nos llevan en nuestra dirección, no sólo en el desarrollo de este mundo, sino en toda la realidad, incluyendo el sistema superior, el mundo superior. 

Toda la realidad debe participar en la conexión integral y trabajar de forma coordinada para revelar en el interior de sus relaciones, la fuerza superior, que es la corona (la Sefirá más elevada, Keter) y lo gobierna todo. Si organizamos así la realidad dentro de nosotros, obligaremos a las fuerzas opuestas de la naturaleza a comenzar a trabajar juntas y a llevar al mundo hacia la conexión. 

Esas fuerzas nos parecerán opuestas, que chocan entre ellas y se odian, supuestamente son incapaces de lograr compromiso ni conexión. Todos intentan controlar a otros. 

Sin embargo, esto es exactamente la señal de desarrollo de la realidad, a la cual se añaden contradicciones. No puede haber luz sin oscuridad ni bien sin mal y viceversa. Todas las fuerzas deben trabajar de acuerdo a su naturaleza, pero en una sola dirección. 

Cada fuerza que opera en el sistema general debe entender que sólo puede trabajar de acuerdo a su naturaleza, por lo tanto, no debe ignorarla, sólo hacer su función. Es necesario organizar todas las fuerzas, para que cada una apoye a las otras y todas busquen la revelación de la fuerza superior. 

El camino hacia la corrección no es corto, depende de nuestro intento de acelerarlo, sin esperar que el tiempo haga su trabajo. Debemos ser listos y pacientes y aceptar lo que sucede sin pánico, con sabiduría, sabiendo que lo que sucede, sucederá. 

Existe un gobierno superior que lo controla todo; nuestra tarea es ayudarle. Nuestra ayuda es muy importante, aunque el Creador inició la creación y Él, la terminará. 

Nuestra fortaleza es que somos muchos y muy diferentes y ya estamos preparados para estar juntos como un hombre con un corazón. Estamos de acuerdo en conectarnos y en dejar que la fuerza superior que guía a nuestro mundo se revele en toda la realidad. Por lo tanto, lo principal es continuar en el mismo camino, sin importar nuestros estados de ánimo. Sólo necesitamos saber que tenemos que hacer todo lo que está en nuestro poder y así avanzar. 

Debemos alterarnos menos con las noticias, porque vemos que los gobiernos mismos no entienden lo que sucede y que están cansados de no saber qué sucederá mañana. Obviamente, no tienen un programa y esperan regresar a los tiempos antiguos, pre-virales, cuando eran fuertes y ricos. Sin embargo, eso no funcionará. 

Aun cuando algunos países ya empezaron a distribuir equitativamente, para dar a todos lo que necesitan en este estado crítico. Será interesante ver cómo los poderosos de este mundo, intentarán “corregir” este estado y restaurar, una vez más, el sistema de industria y comercio. El Creador los corregirá con Sus propias fuerzas. 

Finalmente, la corrección es sólo nuestra conexión mutua. Si difundimos, a través de esta conexión, llegaremos a un estado más sano, más equilibrado con la naturaleza circundante, lo único que se requiere es el equilibrio entre nosotros. 

La naturaleza espera que la humanidad consuma sólo lo necesario para una vida normal y dirija todas sus otras fuerzas hacia la revelación del mundo superior.
[262783]
De la lección diaria de Cabalá 7/abr/20, extractos seleccionados

Material relacionado:
¿Dónde está la salvación por el coronavirus?
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 10
Coronavirus: ¿una bendición disfrazada?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta