“¿Es posible que el reciente brote de coronavirus en China, sea un ataque biológico?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “Es posible que el reciente brote de coronavirus en China, sea un ataque biológico?” 

Si el coronavirus es un ataque biológico o cierta construcción artificial de un laboratorio, con el objetivo de servir a intereses de ciertas personas en el poder, no me identifico con esas teorías. 

Principalmente, el coronavirus es la reacción de la naturaleza a nuestra super-inflada actitud egoísta hacia otros. 

Antes de que el coronavirus nos golpeara, nuestras relaciones de explotación mutuas -donde cada uno buscaba ganar a expensas de otros- hubieran provocado un sufrimiento mucho más grande que la pandemia. Si hubiéramos seguido, sin freno, como estábamos, hubiera esperado que fuéramos directo hacia una guerra mundial. 

Aun cuando el coronavirus causa dolor, inconvenientes y miedo en el mundo, lo veo como algo que nos salva de agonías mucho más intolerables. 

Por lo tanto, en lugar de filosofar sobre si el coronavirus fue un ataque biológico, haríamos mejor en concentrarnos en cómo mejorar la cualidad de nuestras relaciones. 

El coronavirus nos da un ejemplo de que las relaciones negativas que teníamos antes explotaron en nuestra cara, como respuesta, positiva o negativa de la naturaleza, dependiendo si nuestras relaciones son positivas o negativas. 

Si desarrollamos conexiones recíprocas más positivas, veremos un mundo en equilibrio y armonía que se abre ante nosotros, por el contrario, si fracasamos en avanzar hacia y mejor conexión, la naturaleza nos dará más y más bofetadas hasta despertarnos para preguntarnos la causa de esos golpes. 

Los fenómenos negativos en nuestra vida, incluido el coronavirus, se deben a nuestra negligencia en buscar conexiones positivas y en volvernos como miembros de una familia. 

Así, si el coronavirus fue creado como arma biológica o no, es menos importante que entender que el virus nos hace ver nuestra pequeñez en comparación con la naturaleza. Una diminuta partícula sacudió muchas de las bases sobre las cuales vivíamos. 

Si mejoramos la calidad de nuestras relaciones, seremos testigos de la desaparición del coronavirus. 

Por lo tanto, recomiendo usar este periodo actual como oportunidad para alejarnos de nuestro mundo pre-coronavirus, en el que cada uno buscaba construir su propio éxito en base a la ruina de los demás, lo que provocó mucha depresión, estrés y ansiedad y, entrar a un nuevo mundo de relaciones positivas, donde estaremos en equilibrio y armonía entre nosotros y con la naturaleza. 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta