“¿Es un buen resultado del susto del coronavirus que nos volvamos una sociedad menos consumista y más interesada en preservar los recursos vitales y que aprendamos a vivir con lo que tenemos?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Es un buen resultado del susto del coronavirus que nos volvamos una sociedad menos consumista y más interesada en preservar los recursos vitales y que aprendamos a vivir con lo que tenemos?” 

Algunos señalan que el consumismo daña a la naturaleza y que provocó el surgimiento del COVID-19 y otros fenómenos negativos. 

Apoyan que pongamos un alto a la cultura de comprar y que regresemos a un pasado de forma de vida sustentable. 

Veo que ese movimiento de “estar bien con lo que tenemos” es antinatural y no es sustentable, porque nuestra naturaleza en sí misma, exige disfrutar. 

Nuestros deseos han estado desarrollándose desde los días en que vivíamos en cuevas y que vivíamos sólo de acuerdo a nuestras necesidades básicas de comida, sexo y familia. Desde entonces, se han desarrollado deseos por dinero, respeto, control y conocimiento, las necesidades sociales que nos obligan a ir de compras, viajar por el mundo y entretenernos en miles de maneras. 

¿Hay algún problema con esos deseos? 

El problema no es nuestro deseo de disfrutar, sino la intención que le damos al deseo. 

El COVID-19 aumentó nuestra conciencia de interdependencia e interconexión, podemos decir que todo lo que hacemos y que está en línea con nuestra interdependencia, actúa de forma positiva y lo que está en contra de nuestra interdependencia actúa de forma negativa. 

En otras palabras, si compramos, vendemos o creamos productos y/o servicios que tienen como objetivo mejorar o hacer más cercana nuestra, cada vez más estrecha. conexión, son actos benéficos. 

Por el contrario, si compramos, vendemos o creamos bienes y/o servicios con la intención de estar en un pedestal más alto que otros, si construimos nuestro éxito en base la ruina de los demás, esos actos son en detrimento de la sociedad y en última instancia, de nosotros mismos. 

Por lo tanto, el problema no está en nuestro hábito consumista de comprar y vender, sino en la intención que sirve de combustible para esos hábitos.
Foto por Anna Dziubinska en Unsplash.

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta