“¿Estamos sobrereaccionando al coronavirus?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Estamos sobre reaccionando al coronavirus?

Una diminuta partícula que nuestros ojos no pueden ver sin asistencia, infectó y mata a cientos de miles de personas y sacudido las bases socio-económicas del mundo. 

¿Estamos sobrereaccionando a este virus o es el amanecer de un nuevo sistema de relaciones humanas que era inevitable de una manero u otra? 

Antes de que el coronavirus entrara como tormenta en nuestra vida, vivíamos bajo el principio de tratar de obtener ganancias del otro y mientras mejor podíamos explotar a otros, más exitosos podíamos ser. 

Nacimos y crecimos en ese sistema e intentamos hacernos un camino lo mejor que pudimos. Al hacerlo, nos volvimos cada vez más tóxicos hacia otros y hacia el mundo. 

Y, surgió el coronavirus. 

El coronavirus nos da un claro ejemplo de que cuando calmamos nuestra lucha por elevarnos encima del otro, nuestro entorno ecológico se recupera rápidamente. 

¿Si el coronavirus no hubiera entrado en nuestra vida nos hubiéramos enterado? 

No lo creo. 

Por lo tanto, en adición a mantener las condiciones de distanciamiento social y buscar una cura, seríamos prudentes en adaptarnos a un nuevo sistema de relaciones humanas del cual el virus nos da la alerta. 

¿Cuál sería ese nuevo sistema de relaciones humanas? 

Sería uno en el que, principalmente reconocemos la necesidad de proveer las necesidades de todos. 

Más aún, para llegar a esa toma de conciencia debemos aprender acerca de nuestra interdependencia con la sociedad humana global de hoy y con ese aprendizaje, incrementaremos nuestra preocupación por los otros. 

En lugar de simplemente desear tener cubiertas nuestras necesidades y las de nuestra familia, sentir preocupación por otros: buscar que todos los miembros de la sociedad tengan la cantidad y calidad requerida de comida, casa, servicios de salud y educación que necesitan. 

Además, de asegurar lo básico para la vida para la sociedad humana en general, el nuevo sistema de relaciones debe reemplazar al viejo paradigma de competir para no quedarse atrás del vecino, con un nuevo paradigma de no quedarse atrás de los vecinos que contribuyen socialmente. En otras palabras, en lugar de valorar las posesiones materiales que podemos tener y querer cosas “más grandes, mejores y más rápido” que nuestros vecinos y amigos, nuestros valores cambiarían a apreciar la contribución de otros a la sociedad.  

En ese sistema aún competiremos, pero nuestra competencia será para beneficiar a la sociedad, es decir, competir para contribuir a la sociedad lo más que podamos. 

El periodo del coronavirus nos da una oportunidad única de hacer un cambio en esa dirección, de un mundo centrado en mí mismo a uno en que ponemos el beneficio de la sociedad en el centro. 

Veo que dar ese paso será la reacción óptima contra el coronavirus, por eso, pienso que no es cuestión de si estamos sobrereaccionando al virus, sino de si estamos reaccionando de manera óptima para mejorar nuestra sociedad. 

Se nos da una oportunidad única en la vida, de lograr mayor equilibrio y armonía entre nosotros y con la naturaleza, de verdad espero que la aprovechemos al máximo.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta