La envidia es una fuerza tremenda

Necesito una sociedad a la que envidie porque gracias a esa envidia puedo elevarme a su nivel. Sí sé cómo usar la envidia correctamente, atraeré la Luz superior con su ayuda y me elevará a nivel de los amigos. ¡Es un verdadero milagro!

De lo contrario, ¿cómo podrían nuestros hijos, que nacieron bebés indefensos, crecer y dominar todo nuestro conocimiento y superarnos, ser más inteligentes que nosotros y comprender mejor los asuntos de este mundo? Es porque nos envidiaban, nos ven y trataban de imitar todo lo que hacemos y así, se volvieron inteligentes y entendieron incluso más que nosotros.

Por eso, si vemos a nuestros amigos y vemos que son más grandes que nosotros, seguramente creceremos. Necesito una sociedad lo más grande posible, con personas que, para mi, son excelentes y me considero el más pequeño. Así, garantizo mi avance. Y avanzaré no sólo en términos de la mente, también desarrollare sensaciones que aún no tengo. Y todo por envidia.

Si veo la grandeza del amigo y en mi egoísmo quiero que caiga, la envidia es destructiva. Pero si quiero llegar a ser como él y aún más grande, con esa envidia quiero crecer hacia el Creador.

Debo desarrollar celos de cada amigo y puedo hacerlo incluso con un principiante. Pues, todos tienen su propia raíz de su alma; lo miro y veo que es especial, que está más cerca del Creador.

No comparo nuestra distancia personal con el Creador. Pero desde mi punto, ciertamente estará más cerca del Creador que yo, porque no tengo su punto en absoluto. Por lo tanto, tengo motivos para envidiar absolutamente a todos.

Hay una luz en el amigo que nunca puede estar en mí y esta es la base de la envidia ¿cuándo puedo convertir esta envidia en unidad y amor?

Sólo al fin de la corrección, donde todos se unirán en una sola alma. Pero hasta entonces, miraré a un amigo y veré algo en él que no está en mí y que no puede estar. Sólo al final de la corrección cuando nos conectemos lo recibiré al fusionarme con él.

Siempre hay oportunidad de envidiar; Sólo necesito mirar más de cerca y veré que otros están más cerca del Creador que yo. Están más conectados entre sí, pero parece que me salgo de su círculo y eso me atormenta. Me parece que quieren deshacerse de un perdedor como yo, que no puede conectarse con nadie. Me revelan que mi corazón no quiere unidad.

La envidia es una fuerza tremenda, incluso más fuerte que el amor. La envidia es un medio para elevarse paso a paso cada vez. Por eso, se dice que «la envidia de los que cuentan multiplican la sabiduría», es decir, aquellos que calculan a qué nivel se encuentran, subirán en los pasos de la sabiduría (Jojma). La Luz superior es la Luz de Jojma (sabiduría) y al vencer la envidia, se desarrolla la Luz de Jasadim en ellos mismos.
[264996]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 20/may/20, Escritos de Rabash, “Por encima de la razón”

Material relacionado:
La envidia es el principal motor de progreso
La envidia es una cualidad útil
La envidia es una cualidad positiva cuando se utiliza correctamente

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta