Mis pensamientos en Twitter, 4/may/20

El Creador es el deseo de otorgar. La creación es el deseo de recibir.

Israel -deseo de dar, es parte del Creador en el deseo de recibir- el término medio entre el Creador y la creación. A través de Israel pasa la luz del Creador a los seres creados. Por eso siempre están enfocados en Israel: para ver si la Luz fluye a través de ellos o no…

Todas tus acciones ocurren bajo la influencia de tu ego, es decir, no las haces tú mismo, sino que las haces con lo que te da la #naturaleza, el Creador. Sólo las acciones en contra del ego, en fe por encima de la razón, son acciones individuales que merecen recompensa o castigo.

Debemos alentar innovaciones con visión de futuro, que lleven a la sociedad, de una conciencia privada a una común, a una conexión y comprensión mejor del pensamiento y deseo de otros. Mientras más nos repele mayor es la corrección que logramos con nuestra participación correcta.

El #coronavirus expone fallas importantes en nuestra red de interconexión y nos empuja hacia un estilo de vida adecuado para un sistema interconectado. La pandemia demuestra que debemos cambiar nuestras relaciones y comenzar a percibir a la humanidad como un organismo integral.

#BaalHaSulam: El bienestar humano lo garantizan todos los países del mundo. Cada uno depende del mundo entero, como una rueda dentada en un mecanismo. No se puede concebir llegar a una buena estructura social en un país, sin hacer lo mismo en todos los demás países del mundo.

Desde un mundo individualizado, en el que todos funcionan aislados, de pronto y sin darnos cuenta, el coronavirus nos ayudó a cambiar a un mundo nuevo, global e integral, donde todo está interconectado en sistemas de salud, medio ambiente, economía, política, sociedad…

Libro del #Zóhar: «Como el cuerpo se divide en órganos con estructura jerárquica, se corrigen entre sí y forman un solo organismo, así ocurre en el mundo: todas las criaturas son órganos de una estructura jerárquica. Cuando se corrijan por completo, serán un todo único».

La forma en que se propaga el coronavirus nos enseña que, justo en la era de la globalización, cada uno posee un tremendo poder: la capacidad de infectar o no infectar a su alrededor. Sólo un sistema de relaciones correctas entre todos es el factor decisivo de nuestra existencia.

El #coronavirus puso en claro que la #garantíaMutua es más que palabras bonitas. Si cada uno puede infectar a otro, nos convertimos en garantes involuntarios del otro. La humanidad forma un sistema de responsabilidad mutua. ¡La naturaleza integral del mundo se manifiesta!
De Twitter, 4/may/20

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 29/abr/20
Mis pensamientos en Twitter, 28/abr/20
Mis pensamientos en Twitter, 27/abr/20

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta