“¿Qué impacto tendrá la amenaza del coronavirus en la economía del mundo mientras se esparce por todo el globo?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Qué impacto tendrá la amenaza del coronavirus en la economía del mundo mientras se esparce por todo el globo?” 

La economía necesita un impacto mayor porque falló en satisfacer nuestras necesidades. En su lugar, servimos las “necesidades” de la economía. 

La pandemia del coronavirus iluminó la pregunta de, qué es y qué no es esencial en la vida.

De cara a la crisis, lo básico para la vida -comida, casa, salud y educación- fue extraído del oscuro callejón en que lo teníamos antes del golpe del coronavirus, cuando enfocábamos los reflectores en el crecimiento, producción, consumo y ganancia o déficit comercial. 

El coronavirus vino a recordarnos lo que es esencial en la vida. 

Durante este periodo tenemos oportunidad de revisar el camino de nuestra vida y en el proceso, actualizar nuestra economía para que corresponda a nuestras necesidades.

La ironía de nuestra era es que la fuerza de trabajo moderna labora más horas que los esclavos en el pasado. 

Hoy, pensamos que tenemos más libertad y seguridad que los esclavos del pasado, pero el coronavirus resaltó, en un momento, que nuestra estructura puede ser anulada. 

Un periodo de distanciamiento social y condiciones de quedarse en casa ponen en tela de juicio la casa e incluso la comida que muchos daban por sentado. 

Los trabajos de oficina de hoy, que daban a muchos la sensación de seguridad, se quedan cortos para dar a muchas personas la red de seguridad que habían previsto. 

Mientras intentamos recuperarnos de este golpe que el coronavirus le aplicó a nuestra economía, tenemos cierto tiempo para revisar la idea de trabajo en general. 

Mientras nos dirigimos a un futuro donde se espera que la tecnología reemplace mucha fuerza de trabajo, descubriremos que no necesitamos trabajar todo lo que actualmente trabajamos para satisfacer nuestras necesidades en la vida, podemos esperar que: 

Las asignaciones por parte del gobierno, como el ingreso universal básico, se volverán la forma en que la mayoría recibirá su ingreso. 

Los títulos laborales perderán su valor como indicadores de estatus social. 

Para que la sociedad no se estanque y entre en una era en que los títulos laborales dejan de indicar nuestro valor en la sociedad, necesitaremos indicar el estatus social de acuerdo a la contribución que hacemos a la sociedad. 

Ese cambio sería posible si se da el ingreso básico al participar en programas que permitan a las personas desarrollarse y expresar su contribución a la sociedad. 

En otras palabras, la economía hacia la que nos dirigimos y de la cual el periodo del coronavirus nos da pistas, es uno en la que necesitaremos que lo básico para nuestra vida esté cubierto y que cambie nuestro foco de atención para reforzar y hacer crecer nuestra sociedad humana -felicidad social, salud y bienestar- en lugar de que cada uno intente construir su imperio personal. 

En ese economía, le asignaremos una importancia mucho más alta a cultivar relaciones humanas positivas de lo que hacemos hoy. 

Más y más profesiones serán innecesarias para el mundo al que nos dirigimos, debemos reemplazar el esfuerzo que ponemos en educarnos y capacitarnos para esas profesiones, con una educación diferente: que nos capacite para relacionarnos de forma positiva para contribuir, por encima de nuestros crecientes impulsos divisivos.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: