Reinventando la cultura

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 14/may/20

No hay duda de que el entretenimiento sufrió un gran golpe como resultado de la crisis del coronavirus. Muchos en la industria, lo dejaron y muchos más tendrán que dejarlo. Yo no le prestaría especial atención al resto de las artesanías moribundas, si no fuera por su importancia en nuestra vida, especialmente entre los jóvenes.

La industria del entretenimiento no sólo refleja el espíritu de la época; en muchos sentidos, lo crea. Tiempo nuevo requerirá nuevo entretenimiento y cuanto antes nos demos cuenta, mejor para todos. Las estrellas de las redes sociales, por ejemplo, perderán su popularidad, no porque hayan hecho algo mal, sino porque la gente se sentirá menos atraída por lo que pasa en las redes sociales, que giran en torno a la apariencia y la extravagancia. Comenzará a buscar significado y valor social en las palabras y acciones de los demás.

La cultura es un campo dinámico, nadie puede decir con certeza qué forma tendrá la cultura en la era emergente. Pero no tengo duda de que la era anterior al coronavirus no volverá; se fue para siempre.

Con toda probabilidad, los ídolos del futuro darán más valores como, solidaridad y unidad a la comunidad. No sólo promoverán la cohesión social, sino que darán ejemplo con sus propias acciones.

Los artistas escénicos también adaptarán su música y espectáculos al espíritu emergente: sus canciones, obras de teatro y películas defenderán una conexión humana cálida y mutua y su arte reflejará su posición. Quizá ganen menos dinero, pero serán mucho más ricos en amigos, amigos de verdad.

Quizá hoy, esta perspectiva parece sombría para quienes aspiran a tener fama y fortuna, pero mañana sentirán que es la forma más natural de vivir. No entenderán cómo pudieron haber pensado de otro modo ni en lo que tuvieron, cuando tenían toneladas de dinero, pero nadie con quien compartirlo.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta