¿Cómo encontrar nuestra alma?

Pregunta: Holanda tiene un museo del cuerpo humano. Está creado de forma tan realista, que deja sin aliento a los visitantes. Dentro del museo hay realmente toda una ciudad integrada por las diferentes partes del cuerpo, en la que se puede pasear. 

Los visitantes se sienten pequeños transitando por corredores de un humano artificial gigante, ven que circula la sangre, trabaja el tracto digestivo y el gran corazón late, que los sistemas muscular y auditivo, cuerdas vocales, huesos y dientes funcionan. Todo puede estudiarse en detalle y ser visto en acción. 

Al pasear por el cuerpo, los visitantes pueden ver claramente cuánto afectan los hábitos nocivos al trabajo de los órganos y los sistemas. 

¿Qué transformaciones suceden en el hombre cuando se familiariza con el mundo a su alrededor y el sistema de conexiones en él? ¿cambia en algo su actitud interna hacia el mundo, hacia sí mismo? 

Respuesta: Puede cambiar, por supuesto.

Pregunta: ¿Por qué, esta impresión, esta inspiración, no actúa en cada uno a largo plazo, de modo que en cada momento pudiera recordar el sistema de conexiones?

Respuesta: ¿Lo disfruta o no? Si no lo disfruta, lo olvida inmediatamente. Si lo disfruta, se queda hasta el punto en que le es placentero. 

Pregunta: ¿Se puede hacer el mismo simulacro, el mismo museo de “relaciones entre la gente”? ¿podemos crear ese modelo?

Respuesta: Puede ser uno imaginario, pero no enseñaría nada, porque es contra la naturaleza humana. Le sería desagradable. 

Estaría contento de ver una bonita imagen, pero ¡no participar en ella contra su naturaleza egoísta! 

Pregunta: Pero si todos le tratan bien, hacen todo para beneficiarlo, ¿no se involucra en este juego? 

Respuesta: Le tomará algo de tiempo, como ir al cine. 

Pregunta: Y, ¿qué necesita la persona para, no solo querer involucrarse en este juego, sino también cambiar para que se vuelva suyo? 

Respuesta: Para hacerlo, seguramente ya tuvo sufrimientos suficiente en la vida, ¿de qué otra forma lo querría? Finalmente, todo es contra nuestra naturaleza. 

Pregunta: Cuando el hombre sufre, siempre quiere huir, es lo más fácil; aquí tiene la opción de adquirir algo más. ¿Cómo se da el punto crítico de elección, en el que ya no quiere huir más y quiere elegir un nuevo camino? 

Respuesta: Cuando no hay otra forma. Cuando tiene que encontrar el sentido de la vida, de lo contrario, la vida no vale nada. No quiero nada más que el sentido de la vida! ¿Por qué lo necesito? ¿por qué existo? ¿por qué nací? Si le molesta mucho, sólo al grado de esta inquietud, al grado de este sufrimiento, podrá cambiar. 

Pregunta: Al caminar por los corredores de ese museo, que también se hizo en Toronto y Nueva York, ¿no habría pensamientos sobre el significado de la vida, si se está sufriendo?

Respuesta: ¡Absolutamente no! Es fisiología, no el mundo interno del hombre. Acerca de sus entrañas, pero no en relación a su mundo interno. 

Pregunta: ¿Dónde surge la pregunta sobre el sentido de la vida? 

Respuesta: No es dentro del hombre. No en su corazón, no en su mente. Está en su alma. Y el alma no está dentro del individuo. Está junto a él.

Pregunta: ¿Cómo sucede el despertar de esta pregunta dentro del hombre? 

Respuesta: El alma sugiere al cerebro del hombre que comience a pensar en ella.  

Pregunta: ¿Qué es el alma?

Respuesta: El alma es la pregunta sobre el sentido de la vida. Por ahora. Después se desarrolla a partir de esa pregunta. 

Pregunta: ¿Y en que se convertirá?

Respuesta: Se vuelve la capacidad en la que empieza a alcanzar el sentido de la vida. El deseo de alcanzar el sentido de la vida es llamado el alma, estado inicial del alma. 

Luego este deseo empieza a tener todo tipo de alcances espirituales, -sobre el sentido de la vida; en esta forma se desarrolla. 

La gente comienza a hacer preguntas más inteligentes, más eternas, más elevadas y recibe respuestas. Este es el desarrollo del alma. 

Comentario: El alcance del sentido de la vida es distinto para cada uno. 

Mi Respuesta: No podemos comparar ¿cómo puedo extraer mi alma y colocarla en ti para que puedas comparar dos almas? 

Pregunta: El hombre tiene el deseo creciente por encontrar el significado de la vida. Es lo que llamamos, alma. Cada uno tiene su propio deseo, diferente al de los demás, ¿qué sucede a esos deseos? ¿se conectan unos con otros? 

Respuesta: No se conectan ¿por qué se deberían de conectar?

Comentario: Dicen que sólo hay una gran alma para todos.

Mi Respuesta: La conexión es distinta cuando tenemos un único propósito común. Cuando necesitamos alcanzar un único propósito común, las almas se conectan para lograr el propósito común, pero se conectan entre sí a través de la oposición. 

Pregunta: ¿Por qué se oponen entre sí?

Respuesta: Para no anularse ellas mismos. Y una vez que se conectan, tenemos un todo común formado de muchas partes. 

Pregunta: ¿Cómo se conectan?

Respuesta: Con las cualidades de otorgamiento y amor

Pregunta: ¿Qué descubren estos deseos conectados, sobre el sentido de la vida?

Respuesta: Descubren la interacción con los demás por encima del egoísmo común. 

Pregunta: ¿Hay alguna definición particular de esta interacción por encima de las cualidades? 

Respuesta: Es el alma común, Adam. La red común de conexiones se conoce como “Adam” que viene de las palabras  “similar al Creador”.

Pregunta: La gente, al construir estos sistemas de conexión, ¿inconscientemente desea alcanzar la red superior de conexiones? 

Respuesta: Si. El alma es anhelarlo.
[266099]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman,” 3/mar/20

Material relacionado:
Obtener el alma común
Junta las partes del alma común
Una oración común a sanar el alma enferma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: