Dos tendencias en la vida de la diáspora judía, parte 1

¿A qué conduce la integración de los judíos en otros países?

Pregunta: Hace varios cientos de años, con la llegada de los árabes a España, comenzó el período de la Edad de Oro española. Los judíos disfrutaban de libertad religiosa, dirigían la economía del país y tenían autonomía judicial.

En el siglo XII, incluso apareció la palabra convivencia, que significa convivencia feliz de judíos, cristianos y musulmanes. Por lo general, esos períodos en la historia terminan muy rápido. Tan pronto como los judíos empiezan a integrarse en cualquier país, la ley del antisemitismo surge de inmediato y son perseguidos, ¿por qué? Usted dice que el objetivo de dispersar a los judíos es transferir el método espiritual a otras naciones.

Respuesta: Sólo si su objetivo es transferir realmente la metodología.

La dispersión generalmente conduce a la absorción de un pueblo y no queda nada de él. ¿Quién entonces cumpliría el plan de la naturaleza? Por eso, la ley del antisemitismo entra en vigencia, la ley de preservación del pueblo judío para que cumpla su misión espiritual. Asimilación es absorción, disolución.

Observación: Pero los judíos guardan siempre los mandamientos, sus tradiciones.

Respuesta: No, no siempre fue el caso. Intentaron de todas las formas posibles adoptar las tradiciones culturales y mundanas de otras naciones. Muchos se convirtieron a una fe diferente. Los matrimonios mixtos se extendieron. Los judíos rechazaron su dependencia de la Torá. No fue fácil.

Observación: De hecho, en España se llamaban conversos o marranos. Adoptaron el cristianismo para avanzar y ocupar puestos. Fue cuando comenzaron los pogromos. Como escribió el historiador soviético S. YA Lurie: “Llegamos a la conclusión de que la intensificación de las tendencias de asimilarse, de los judíos, siempre provocó aumento del antisemitismo y, en particular (lo que parece especialmente paradójico), aumento en las acusaciones de particularismo», es decir, separación.

Respuesta: No escaparás; es la ley de la naturaleza. Puedes desarrollarte, pero sólo en la dirección que te permita conectarte con los demás para transmitirles tu camino espiritual. Y si este no es el caso, esta conexión tiene un impacto muy negativo de aquellos con quienes se está conectando.

Para obtener más información sobre este tema, lee mis libros: Como un Manojo de Cañas: Por qué la unidad y la responsabilidad mutua están hoy en la agenda del día y La elección judía: Unidad o antisemitismo, Hechos históricos sobre el antisemitismo como reflexión sobre la desunión social entre judíos
[265277]
Del Kabtv «Análisis del sistema del desarrollo del pueblo de Israel,» 29/jul/19

Material relacionado:
¿De dónde vienen los judíos?
Judíos en la diáspora
“Los asesores judíos de Obama son el problema”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: