Hacia la nueva relación

Baal HaSulam, Discurso para la finalización del Zóhar: Esto es lo que nuestros sabios dijeron: «Que todas tus acciones sean para el Creador», es decir, Dvekut con el Creador. No hagas nada que no promueva este objetivo de Dvekut. Es decir, que todas tus acciones serán otorgar y beneficiar a tu prójimo. En ese momento, alcanzará equivalencia de forma con el Creador, pues todas Sus acciones son para otorgar y beneficiar a otros. Este es el Dvekut completo.

Y podríamos preguntar al respecto: «¿Cómo puede ser cada acción para beneficiar a los demás? Pues, uno debe trabajar para mantenerse a sí mismo y a la familia «.

Pregunta: Decimos que sectores económicos y ocupaciones innecesarias y el exceso que producimos pronto desaparecerán ¿cómo se puede comprender esta situación? ¿qué puede aplicarse hacer si su profesión se vuelve innecesaria?

Respuesta: La naturaleza tiene cuatro niveles: inanimado, vegetal, animal y humano, ¿cuál es la diferencia entre la naturaleza humana y la animal? Pues, de acuerdo con la estructura de nuestro cuerpo, ciertamente somos animales con la pequeña adición de que debemos crear una determinada sociedad y condiciones para nosotros mismos.

No podemos vivir sólo en nuestra «piel»; Tenemos que vestirnos. No podemos comer productos como los presenta la naturales, de alguna manera debemos procesarlos, cocinarlos. Si enfermamos, debemos ser tratados con medicamentos. En otras palabras, aunque el hombre está más desarrollado que las especies animales más cercanas a él, al mismo tiempo, hasta este punto y aún más, tiene carencias.

Si observamos cómo se comportan los animales, tienen un círculo social muy grande. Simplemente no entendemos completamente su entorno.

El hombre no se comunica con su propia especie. Sólo le preocupan sus propios intereses, como, fútbol y cosas similares, en general, cualquier cosa, excepto mejorar sus relaciones.

Los animales, tanto jóvenes como adultos, dedican la mayor parte de su tiempo al desarrollo de sus relaciones, juegos, etc. Esto no lo hace la gente, pues va a cualquier área, simplemente para no encontrar a otros.

Como no examinamos y no nos acercamos más por nuestras malas relaciones, sufrimos. En principio, no hacemos lo que la naturaleza considera necesario.

Más del cien por ciento del tiempo que se nos asigna en la vida, la gastamos en cosas completamente innecesarias. Por ejemplo, todos los días pasamos 10 horas en el trabajo y en la naturaleza dos o tres horas.

Pero, ¿qué hago el resto del tiempo? Los animales dedican este tiempo a sus relaciones. Descansan juntos, se tumban al sol, deambulan por los senderos, se sientan en los árboles ¿nosotros qué hacemos? No dedicamos tiempo al llamado ocio, aunque no es ocio, a cuidar las relaciones con la naturaleza y entre nosotros, por eso nuestra condición es deplorable.

Necesitamos pensar cuidadosamente y decidir cómo viviremos cuando este virus complejo, global e integral retroceda y nos de oportunidad de acercarnos a otros de una nueva forma.

La naturaleza es integral, no hace nada en vano, todo está previsto. Por eso, todo lo que sucede ahora, es para a aclarar la interacción adicional de todas sus partes.

Vamos hacia una interacción aún mayor. Resulta que debemos prestar atención a nuestros desajustes y a poder tener relaciones más correctas y mejores. Espero que la humanidad esté preparada.
[265155]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 12/abr/20

Material relacionado:
Una nueva vida #766 – ¿Cuál es la diferencia entre un humano y un animal?
Desarrollo del ego y método de conexión, parte 1
El uno por ciento hace al humano del mono, parte 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta