La decena es el violín del Creador

El Creador es el absoluto, que no cambia y se revela ante nosotros como la fuerza de bien absoluto. Nuestras percepciones y nuestros deseos cambian, por eso decimos que el Creador cambia. 

Pero en realidad, los cambios ocurren sólo en nosotros. Por lo tanto, con el fin de revelar al Creador, necesitamos llegar al estado de similitud con Él, con el fin de corresponder con Sus propiedades. 

¿Pero cómo podemos volvernos similares al Creador si somos egoístas? Permanecemos egoístas, pero debemos unirnos, por encima de nuestro ego con lazos de otorgamiento mutuo, unidad y amor a pesar de nuestro rechazo natural. Somos como un instrumento musical que necesita ser afinado con el fin de ejecutarlo correctamente. 

Está escrito acerca del violín del rey David que en cierto momento colgaba de una pared, es decir, estaba en un estado especial y comenzaba a sonar por sí mismo. El grupo debe lograr esa conexión entre los amigos, que sea en forma similar al Creador. Aun cuando todos siguen siendo egoístas, se sobreponen a su ego y se unen de tal manera que la forma de nuestra conexión corresponde con la forma del Creador, perfecto, único. 

Y el Creador se revela en nosotros. No está en algún lugar fuera del grupo, sólo dentro del grupo. Al grado en que diez amigos se afinan para la conexión correcta, para el otorgamiento mutuo, el Creador se revela y comienza a ejecutar nuestro violín. Es la revelación del Creador a los seres creados. 

Por lo tanto, es necesario relacionarnos con el trabajo en la decena de manera práctica, efectiva, esforzándonos por lograr esa forma y espíritu de conexión, similar al Creador. Por supuesto, avanzamos de forma gradual, a través de 125 pasos, nos afinamos de forma cada vez más precisa. 

Por lo tanto, logramos la revelación completa del Creador en nuestro Kli común, en HaVaYaH, cuando “Él es Uno y Su Nombre, Uno”. Es decir, HaVaYaH, nuestra decena, está correctamente conectada con las diez Sefirot, con todas sus sub-Sefirot más pequeñas tanto que logran la unidad completa, correspondiente a la naturaleza del Creador, el otorgamiento absoluto.
[264917]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 18/may/20, Escritos de Rabash, “La agenda de la asamblea -2”, (1986)

Material relacionado:
Ayuda no egoísta
Crisis y su solución
Babel- Segunda ronda, parte 3

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta