La entrada a una nueva vida, está abierta

El coronavirus le dio un giro de 180 grados a nuestra vida, gracias a eso estamos aprendiendo a ver lcorrectamente. El significado de la vida no es correr de mañana a tarde, no es elucubrar diferentes negocios y no es esforzarnos por satisfacer todos nuestros deseos e inclinaciones egoístas. No abogo por el ascetismo sino por obtener la mayor satisfacción posible, pero, al mismo tiempo, alcanzar la esencia de la vida y su propósito, eso es lo principal para nosotros. Por lo tanto, la actitud hacia la vida debe ser, antes que nada, descubrir hacia dónde nos lleva. 

¿Cómo podemos alejarse de la negatividad durante la pandemia y observar la vida de forma positiva? Pienso que la humanidad enfrentará una perspectiva muy positiva y prometedora, si se entiende lo que la naturaleza nos preparó. 

Y viceversa, si no estamos de acuerdo con la naturaleza, sufriremos. Y la naturaleza de todas maneras nos enseñará a relacionarnos con la vida de forma correcta. Llegamos a la madurez y ahora estamos entrando en un nuevo periodo de vida como adultos. 

¿Podría ser el miedo a la vida, a lo desconocido, una perspectiva positiva? Pero no pienso que debamos tener miedo, porque estamos en la posición del niño que creció y ahora tiene que aprender profesiones y construir su vidas como adulto. 

Hombre (gever) viene de la palabra “sobreponerse”- “hitgabrut”, porque el hombre se sobrepone a todas las dificultades y problemas y hace su vida: tiene que casarse, construir una casa, tener hijos y darles todo lo necesario. 

Así debemos relacionarnos con este periodo de vida, para que lo principal no sea el deseo de ser rico, abrir diferentes negocios, viajar por el mundo. Todo eso es posible, pero lo principal es que veamos para qué lo hacemos. 

Debemos lograr la esencia de la vida, su meta, que es construir una humanidad nueva, corregida, nosotros en el globo. Y no en la forma antigua, cuando jugábamos como niños y competíamos entre nosotros, sin tomarnos ni a nosotros ni a la vida en serio, ahora debemos percibir la entrada a una vida eterna y perfecta, llena de significado. 

La humanidad creció y debe comportarse como adulta; el coronavirus nos exige ese comportamiento. Debemos tomarlo como un llamado para tomar la vidas más en serio. Hoy, el propósito de nuestra vida es obtener placer. Mañana, descubriremos un nuevo propósito en la vida, que será hacerla eterna. Eso es lo que la naturaleza nos exige.
[264950]
De Kabtv “El mundo,” 12/mar/20

Material relacionado:
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 1
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 3
El Coronavirus está cambiando la realidad, parte 7

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: