La esperada sonrisa del bebé

Todo el trabajo es elevarse del nivel de la razón, al de fe por encima de la razón. Y para esto tendremos que, día a día o más bien, noche tras noche, entender a qué se le llama «noche» y elevarnos a la altura de fe por encima de  la razón, que se llama «día». De hecho, fe es la Luz del Creador.

Los cabalistas escribieron sobre esta transición de  la razón, a fe por encima de la  razón. Todo el tiempo, escribieron sobre: cómo pasar de la etapa de hombre a la etapa del Creador o en otras palabras, de la etapa animal a la del hombre.

Es difícil para el hombre ser consciente de esta transición. Debe entenderse que el Creador sólo creó el egoísmo, dentro del que estamos ubicados y esto se llama «conocimiento interno». Y desde este nivel y con nuestro esfuerzo, debemos pedir y orar al Creador, que nos eleve al nivel de fe por encima de la razón.

Esto es lo que debemos saber: qué tanto estamos en la razón y qué tanto es más alta  la fe que la razón, qué tanto se acelera la frecuencia de estas transiciones de la  razón a la fe. Los cabalistas dicen que en cinco minutos se produjeron 400 cambios de estado. Si la fe es más alta que la razón, esos cambios forman la percepción espiritual de la realidad en nosotros, porque el Creador creó una contra la otra, por debajo de la razón, dentro de la razón y por encima de la razón.

Como el bebé cuando nace en este mundo, hasta que comprende a sus padres, los siente sólo físicamente y se acostumbra a lo que hacen Así, gradualmente, revelamos la fe por encima de la razón, la bondad absoluta del Creador, que organizó todo el camino que hemos recorrido, toda nuestra historia, pasado y futuro. Así, el hombre se coloca gradualmente frente al Creador.

Lo principal es imaginar que todos los estados vienen de un poder superior, además del cual no hay nada. Sólo el Creador organiza mi vida, mis pensamientos, mis deseos e incluso mi actitud hacia Él.  Sin importar cómo me parezca ni cómo lo defino yo mismo. Así, procesamos correctamente todos los estados dentro de la razón dada por el Creador para elevarnos por encima de ellos con nuestros esfuerzos y oración en fe por encima de la razón.

Sólo de esto vale la pena hablar y preocuparse, así solucionaremos todos los problemas. No hay mayor crimen que permanecer dentro de la razón. El Creador nos arroja allí, nos «mata», pero sólo para elevarnos por encima de la razón.

Esto es lo que debemos intentar hacer a cada momento. No importa que aún no sintamos que el Creador organiza nuestra vida, pero nuestro esfuerzo es muy queridos para el Creador, como un padre al que le satisface más la sonrisa del bebé que la sonrisa de un adulto.

Por lo tanto, mientras estamos en estado de recién nacido, que comienza a responder al Creador, a relacionarse con Él, a preguntar si ya le dimos al Creador más placer del que le daremos en el futuro. Así está organizado en lo espiritual, donde hay un orden inverso de luces y Kelim.
[264929]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 19/nay/20, Baal HaSulam, Shamati 225 «Elevarse a sí mismo«

Material relacionado:
Fe por encima de la razón requiere una mente especial
Virus en lugar del Creador
El egoísmo al servicio del mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta