La prueba en Estados Unidos que determinará su destino, y el nuestro.

Mi nuevo articulo: «La prueba en Estados Unidos que determinará su destino, y el nuestro.«

Hace algunos días, hablé por largo tiempo con mi estudiante y amigo Leonid Makaron. Me recordó que poco después del cambio de siglo, le dije que Estados Unidos iba en descenso. No era tan obvio en ese momento, pero desde la crisis financiera que provocó la gran recesión ya es muy evidente. Altos índices de depresión, abuso descontrolado de sustancias, compra frenética de armas de fuego, incidentes de tiroteos que nunca acaban y ahora, el coronavirus sumado a las protestas contra el racismo, son los eslabones de la cadena de declive de Estados Unidos.

Makaron me preguntó cómo supe en ese entonces que Estados Unidos estaba en descenso. Le conteste: por un lado, es un proceso natural, por otro, no está escrito en piedra; se puede revertir. Todos los sistemas con base en el ego, pasan por el mismo ciclo. Comienzan con un rápido crecimiento, grandes logros orgullo que aumenta, arrogancia, creciente alienación interna, desintegración social y al final, desaparecen.

Estados Unidos está pasando por ese proceso. Y puesto que es una figura dominante en el ámbito internacional y por esa razón, el proceso que atraviesa afecta a todo el mundo. Ya pasó por todas las etapas de crecimiento y está en pleno descenso. Desde el cambio de siglo, el proceso de deterioro social se volvió, cada vez más, evidente y ha crecido a velocidad progresiva. Las protestas, saqueos y tiroteos violentos de grupos anarquistas que destrozan las ciudades y que encuentran poca resistencia por parte de las fuerzas del orden, indican un rápido deterioro. Parece que Estados Unidos corre hacia el final de su ciclo de vida.

Pero si no tuviera esperanza, no estaría escribiendo de esto. Creo que EUA aún puede salvarse y ahorrarse para sí, y para todos nosotros, una tremenda agonía. Hoy sabemos que los imperios con base en el ego se hunden. Conocemos que la realidad es un todo integral. Como resultado, cualquier parte que no tenga en cuenta la realidad actúa como una célula cancerosa, que crece desproporcionadamente explotando a su entorno y finalmente provoca su propia desaparición.

Los imperios antiguos fundados en el ego, crecieron como tumores y murieron como tumores. Estados Unidos se hizo grande y va por la misma ruta, pero aún no está muerto. Mientras la gente pueda comunicarse, puede conectarse. Si se conecta, pasará de una sociedad basada en el ego, a una sociedad integral que se preocupa por todos sus miembros por igual y sirve como ejemplo para el resto del mundo, que actualmente se asienta sólo en el modelo egoísta.

Siendo la nación con más dominio en el planeta, un cambio en EUA dará al mundo entero un nuevo espíritu. Legitimará valores como, dar, cuidar y responsabilidad y otros, países lo seguirían.

Se dice que cuando Wall Street estornuda, los mercados financieros del mundo se resfrían. Sucede lo mismo con los valores de la sociedad. El materialismo y el consumismo de EUA envolvieron al mundo en una tormenta. Y este es el momento para suministrar el antídoto. Los valores con base en el ego que llevaron a Estados Unidos a su grandeza, ahora provocan su desaparición, y lo mismo sucede en el resto del mundo. Pero si Estados Unidos cambia de dirección, también lo harán los demás.

Para lograrlo, los Estados Unidos deben hacer lo que los Estados Unidos saben hacer mejor: campañas para cuidar. El gobierno federal, los gobiernos estatales y las autoridades locales deben participar en un esfuerzo para promover y que se comprenda la responsabilidad mutua y la importancia de colocar a la sociedad en su conjunto, por encima de lo que la separa. EUA tiene mucho de que estar orgulloso. El hecho de que se pueda protestar tan abiertamente, en sí, demuestra la habilidad y capacidad de la sociedad para aceptar la diversidad. En un país verdaderamente racista, no podrías hablar sobre racismo; estarías en la cárcel por hacerlo.

Hoy la resiliencia de la sociedad es puesta a prueba. Si cada facción toma su propia dirección, esta gran sociedad se vendrá abajo. Ahora es el momento de reforzar la identidad colectiva, eso le dará fortaleza estructural al país para resistir los tiempos de tormenta que se avecinan.

El país tendrá que atender a decenas de millones que no tienen ingreso ni lo tendrán en el futuro. Tendrá que enseñarles a convertirse en “trabajadores para la sociedad” dedicarán su tiempo a fortalecer la unidad de la nación, por encima de colores, razas y creencias. Y mientras que los que tienen trabajo velarán por el sustento del país, los desempleados velarán por la felicidad del país. Si lo hacen, será el mayor logro en la historia de la humanidad. Llevará al mundo a una nueva era, cuando las naciones y los países satisfagan las necesidades de los demás, en lugar de mantenerlos bajo control, todo el planeta prosperará y florecerá como realmente debió ser.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: