“¿Las recientes protestas en Estados Unidos serán la principal razón para la segunda oleada del coronavirus en el país?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora:“¿Las recientes protestas en Estados Unidos serán la principal razón para la segunda oleada del coronavirus en el país?

En realidad, expertos en salud advierten de nuevos brotes del coronavirus debido a las recientes condiciones de tumulto en las protestas. 

Si las protestas estimulan una segunda oleada de coronavirus o no, lo más sorprendente es que la dirección común para evitar más infecciones de COVID-19 fue eclipsada por la insistencia en masa para tener justicia. 

Esto despierta la pregunta: ¿si la fuerte demanda por justicia de los que protestan, fuera ligeramente redirigida y se convirtiera en demanda por elevar un paraguas común de amor sobre la rica diversidad de EUA? 

El asesinato de George Floyd sacó a la luz problemas de racismo en Estados Unidos con un clamor de protestas y disturbios y fue después de que un periodo de coronavirus afectó a todos, desde los cientos de miles de muertes e infecciones hasta millones de afectados por el distanciamiento social y la órden de quedarse en casa. 

De la misma manera en la que preguntamos si el coronavirus regresará en pleno como resultado de esas protestas, podemos también preguntar si el final de las protestas traerán una calma duradera en la sociedad. 

Si fracasamos en tratar el problema de la división social con un esfuerzo común por cubrirlo con amor, podemos esperar muchos más disturbios sociales en el futuro. 

¿Qué se requiere para cubrir con amor la división, oposición y conflicto en la sociedad humana?

En primer lugar requiere reconocer que la fuente de nuestros impulsos de división es la naturaleza humana egoísta que prefiere servir a su propia individualidad por encima de servir a la sociedad. 

Tomar conciencia de nuestra naturaleza egoísta va de la mano con reconocer que la sociedad funciona como una maquinaria bien lubricada, tiene una diversidad rica con una aspiración común en todos sus miembros, por tender puentes sobre la diversidad con amor y compasión.  

La sociedad de EUA está en la posición perfecta para cubrir sus impulsos de división con amor. 

Un motivo nuevo para aplicar el amor por encima de diferencias y discrepancias no debilita a la sociedad, sino al contrario, la refuerza. 

Puede ser comparado con el cuerpo humano que tiene muchas células, órganos y tejidos, cuando todas sus partes trabajan en aras de la meta común de sostener la salud y bienestar del cuerpo, las muchas diferentes partes funcionan de forma armoniosa. 

Sin embargo, nuestras diferencias son un asunto muy sensible. 

Ya sea que nos separen o nos unan, depende de los valores con los que enfrentamos nuestra vida. 

Si nuestros valores principales están basados en cualidades egoístas que nos separan, experimentaremos más y más conflictos sociales. 

Si nuestro principal valor es la conexión positiva por encima de las diferencias, que deseamos que nuestra diversidad sea envuelta en una atmósfera común de amor, experimentaremos que una nueva sensación de paz recorre toda nuestra sociedad. 

Por eso, las protestas actuales en Estados Unidos, idealmente actúan como trampolín hacia una conciencia humana más desarrollada, que vaya más allá de las características físicas y se enfoca en conectarse positivamente de corazón a corazón. 

Cuando nos conectemos de esa manera, veremos que somos parte de un todo único, que es abundante y vital para servir a todos y cada uno, pero debemos aprender a ser mutuamente considerados y compasivos uno con otro y buscar cooperar entre nosotros y complementarnos. 

Dar una paso en esa dirección es activar nuestro libre albedrío como seres humanos, pues comenzaríamos a operar por encima de nuestras cualidades egoístas innatas. 

Nuestras diferencias nos fueron dadas por la naturaleza. 

No tenemos libertad alguna en cuanto a ellas. 

Nuestro lugar de libre albedrío es donde podemos actuar por encima de nuestras diferencias para crear una envoltura común de amor, renovar el pensamiento de beneficiar más a otros, se logra al invertir en educar y promover esta idea en la sociedad. 

Tenemos el conocimiento y los recursos disponibles para activar un cambio en la opinión pública, que podría influir de manera positiva en cada miembro de la sociedad: podamos elegir la unidad por encima de la división a cada momento, en que alguno de nuestros impulsos de división levanten su perversa cabeza. 

Podría parecer como un sueño distante o incluso inalcanzable, pero mientras más trabajemos juntos, más se esparcirá. 

Si esos esfuerzos persisten, en cierto punto, la idea del amor cubriendo nuestras diferencias se establecerá como una nueva norma social, junto con el florecimiento de una nueva sociedad armoniosa, feliz, de individuos con confianza y bien conectados. 

Foto de cyrus gomez en Unsplash.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta