“¿Por qué el coronavirus no afecta a animales y aves? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Por qué el coronavirus no afecta a animales y aves?” 

Los humanos somos las víctimas principales del coronavirus por nuestras conexiones negativas. 

Los animales no tienen odio en sus conexiones. Por ejemplo, incluso un león cazando a un antílope, lo hace por una necesidad instintiva de comida, no por desdeo de expresar poder y dominio por encima del antílope. 

Como tal, los virus y gérmenes que los animales se transmiten de forma fisiológica tienen un impacto infeccioso menor que en los humanos, donde nuestros pensamientos y emociones negativas nos hacen más susceptibles a la enfermedad. 

Mientras que los animales viven en equilibrio con la naturaleza, los humanos tienen  deseos excesivos que nos sacan del equilibrio con la naturaleza. 

La explotación, manipulación, abuso y odio que están en las conexiones humanas hacen que el efecto de los virus sean mucho más potente. 

Por eso, no importa cuánto nos lavemos las manos, usemos cubrebocas y mantengamos nuestra distancia, a menos que hagamos un cambio fundamental de actitud -de relaciones negativas a positivas-, donde reemplazamos la explotación, manipulación, abuso y odio con apoyo, estímulo, amor y preocupación, continuaremos viendo más y más infecciones de coronavirus y muerte. 

Además, notemos cómo llamamos a nuestro distanciamiento, “distanciamiento social” y no simplemente “distanciamiento físico”, pues necesitamos no sólo distanciarnos unos cuantos metros uno de otro, por a nuestras conexiones negativas, necesitamos distanciarnos social y emocionalmente por algún tiempo para asegurar nuestra salud. 

Más aún, incluso si diseñamos formas de sanar del coronavirus, si no lo acompañamos de una mejora en nuestra actitud, podemos esperar que el virus ataque una vez más, de maneras más compleja e intrincada, pues nuestra actitud negativa mutua seguirá haciéndonos vulnerables al daño. 

Por lo tanto, junto con el distanciamiento social que nuestros departamentos de salud nos aconsejan y junto con los esfuerzos por generar una vacuna contra el virus, el remedio definitivo para esta pandemia, así como para muchos otros problemas en nuestra vida, llegará cuando cambiemos nuestra actitud, de negativas a positivas. 

Foto por Joshua J. Cotten en Unsplash.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: