«¿Puede el uso de cubrebocas detener la propagación del coronavirus?» (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿El uso de cubrebocas puede detener la propagación del coronavirus?»

“Al menos en 14 estados, después del Memorial day, aumentó el número de hospitalizados por coronavirus. Arizona tiene más de 1,000 casos nuevos diarios, el ex director de salud del estado está haciendo sonar la alarma «, informó CBS esta mañana (12/jun/20).

El coronavirus no se fija en que estamos reabriendo nuestra economía y tratando de regresar a nuestra vida previa.

Continuará infectando a más y más personas hasta que pasemos por un ajuste de actitud serio.

¿Cuál es ese ajuste?

 

Es el cambio, de nuestro centro de preocupación: de la preocuparnos por nosotros a preocuparnos por los demás.

En otras palabras, generalmente pensamos en lo que debemos hacer para protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias.

Pero, el coronavirus surgió para mostrarnos que necesitamos redirigir nuestra preocupación a los demás: que pensamos en lo que debemos hacer para proteger a otros, darles las condiciones para mantenerse saludables y libres de virus.

Todos dependemos unos de otros para mantener ciertas condiciones que detengan la propagación del virus, incluido mantener una higiene personal exhaustiva, usar cubrebocas y observar distancia física entre nosotros.

Por lo tanto, si nos sometemos a esas condiciones no para nuestra protección, sino para proteger a los demás, principalmente en nuestra mente, podremos detener la propagación del coronavirus.

Al ejercitar nuestra intención en beneficio de otros y con nuestras acciones para detener la propagación del virus, además de superarlo, llegaremos al entendimiento de que realmente podemos estar protegidos de enfermedades y de otros fenómenos dañinos, cuando tengamos consideración de los demás.

Si nos concentramos en la protección y el beneficio de los demás, de nuestra comunidad y de la sociedad, en lugar de un virus que trae enfermedad y muerte, generaríamos un virus positivo que propague salud, bienestar, paz y felicidad.

Por lo tanto, sería prudente relacionarnos con el coronavirus no sólo como una enfermedad o pandemia, sino como una lección de nuestra interdependencia: que la salud y el bienestar de los demás dependen de que nos preocupemos por ellos y de la misma manera, nuestra salud y bienestar depende de que otros se preocupen por nosotros.
Foto de arriba de Pavel Anoshin en Unsplash.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta