“¿Qué piensa de los disturbios en Minneapolis y de la respuesta del gobierno?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué piensa de los disturbios de Minneapolis y de la respuesta del gobierno?” (Quora)

Los disturbios en Minneapolis y otras ciudades de Estados Unidos, la semana pasada, dan un claro ejemplo de lo elusivo que es el amor en el país justo ahora y de que los impulsos de división son abrumadores en la atmósfera social. 

¿Qué es desarrollar amor en la sociedad humana? 

Es alimentar y articular los rasgos de nuestra rica diversidad en un esfuerzo común por reforzar lo que nos une como sociedad. 

En lugar de actuar como si no existieran (o no debieran existir) diferencias entre nosotros, haríamos bien en usarlas para darle más vigor a lo que nos conecta. 

El problema de reconocer nuestras diferencias es que podemos caer en la trampa de pensar que somos mejores, de una manera u otra, es decir, podemos erróneamente ser dirigidos por nuestros impulsos de división y sentir una falsa sensación de orgullo y autoestima debido a ciertos rasgos y características innatas. 

Por lo tanto, necesitamos estar conscientes de nuestros impulsos de división, el ego oculto dentro de todos y cada uno de nosotros, como una forma opuesta de amor, que tiene el poder de envolver todas nuestras divisiones. 

Está escrito acerca de esto, “El amor cubre todas las transgresiones” (Proverbios 10:12). En otras palabras, las transgresiones -nuestros impulsos divisivos- son necesarios para florecer, como el suelo es necesario para que la planta crezca. De la misma manera, mientras más odio y división se siente por debajo del amor, más fértil y voluminoso es el suelo para que el amor florezca. 

Por el momento, sin embargo, no tenemos ninguna forma de ver lo que está por encima del suelo. Aún estamos inmersos en la oscuridad de nuestro odio y división, como un gusano cavando su camino a través de un mundo oscuro, dentro de un rábano, sin saber que existe un mundo brillante, totalmente diferente, en el exterior. 

Sin embargo, precisamente por nuestra inmersión en la división social y su expresión destructiva en los disturbios, EUA tiene lo necesario para dar un gran paso, elevarse por encima de las divisiones y construir amor y relaciones de afecto en la sociedad. 

El sueño americano está empapado con muchos ejemplos de individuos que van contra los pronósticos y logran éxito en las condiciones que el país les da. En la crisis actual, la única diferencia en lograr el sueño americano es que, el éxito no es individual, sino de la sociedad en general. Como resultado de sobreponer el amor al odio, la sociedad, con su enorme influencia en el mundo, sería primera en dar un ejemplo positivo que el mundo desee seguir. 

Sin embargo, para cultivar amor por encima de las diferencias, primero necesitamos reconocer las diferencias que nos dio la naturaleza. Es decir, color de piel u otras características que no son dignas ni de orgullo ni de vergüenza, pues no requirieron de nuestra participación. 

Podemos estar orgullosos de participar en nuestro desarrollo y construir una atmósfera de amor, entendimiento, consideración, estímulo y apoyo que llene a la sociedad, por encima de nuestras diferencias innatas. Así, esa atmósfera pacífica y armoniosa verdaderamente será nuestra creación, digna de orgullo. 

Si bien parece imposible que un mensaje de amor sea escuchado en estos tiempos tan divididos y destructivos, en un punto u otro, la sociedad lo escuchará y comprenderá. 

Si el amor fracasa en cubrir el odio y la división que hacen ebullición en la sociedad de EUA, podemos esperar más disturbios, asesinatos, destrucción y sufrimiento, hasta que estemos completamente indefensos y desesperados. 

En ese punto, tal vez estaremos dispuestos a llevar el amor por encima de la división, pero hasta entonces, el mensaje de amor por encima de la división será como un mensaje en una botella flotando en mares turbulentos, esperando que alguien lo encuentre y lo ponga en uso. 

Foto  por Mike Von on Unsplash.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta