¿Quién está felíz durante la pandemia del coronavirus?

Pregunta: La era del coronavirus es turbulenta, trágica y dramática. Y aún así hay gente que está feliz ¡los niños! Niños pequeños que terminaron en casa con sus padres. Hacen lo que quieren. 

¿Podemos decir que todo esto sucede por una buena razón? Se nos muestra una isla de felicidad ¿con qué propósito? ¿qué necesitamos entender? 

Respuesta: Que es bueno ser un niño pequeño. 

Pregunta: ¿Podemos ver a esos niños y comenzar a adoptar la felicidad que irradian? 

Respuesta: Los niños existen en el nivel de su egoísmo natural. Eso no se considera egoísmo. No le desean mal a nadie. No tienen todo tipo de planes para dañar, para ganar a expensas de otros: mientras peor esté el otro, mejor para mí, que subconscientemente existe en nosotros. Los niños no lo tienen, por eso, el virus no es amenaza para ellos. 

Pregunta: Entonces ¿el virus no es amenaza para quien, digamos, tiene pensamiento infantil?

Respuesta: No es infantil. Es pensamiento inicial, natural, egoístamente limitado. 

Comentario: Si llegamos a un estado en que podemos vivir y pensar así, sin querer dañar a otros, ¿qué sucederá?

Mi respuesta: Si mantenemos sólo ese nivel de egoísmo en nosotros mismos y removemos todos los otros niveles egoístas sociales, donde estamos conectados por dinero, fama, poder, relaciones del mundo adulto, no temeríamos a ningún virus. 

Pregunta: Entonces ¿ya tenemos la cura, el antídoto? 

Respuesta: No, no es tan fácil. ¿Cómo evitar el egoísmo social, dañarnos uno al otro, si siempre pensamos en eso y así nos percibimos? Nos comparamos con otros para que a nadie le vaya mejor que a mí, para sentir que siempre tengo suerte, soy esencial, especial, etc. Esto existe en cada uno y necesita ser resuelto subconscientemente. 

Pregunta: ¿Y podemos hacerlo? 

Respuesta: Es posible, pero no nosotros mismos. Sólo con la ayuda de la Luz superior si estamos en la sociedad correcta y atraemos la fuerza especial superior. Superior, porque es la fuerza de otorgamiento, la fuerza de amor, la fuerza de atracción por encima de nuestro ego. Por eso es llamada la fuerza superior. 

Y así, estaremos interconectados, como niños pequeños que quieren jugar juntos – juegan, pero no buscan hacer daño. Aún no lo buscan hacerlo. Después, alrededor de los diez años, comienza. Para los quince, en general, ya son egoístas completos. Ya piensan en ser mejores que otros y en hacer que otros se sientan peor que ellos. Observa cómo se comportan en la escuela. 

Comentario: Siempre habla de la Luz superior, que sólo ella puede cambiarnos. Somos egoístas y en el nivel terrenal no podemos hacer nada, no importa cuánto lo queramos -ni políticos ni psicólogos, nadie. Sólo la Luz que podemos atraer sobre nosotros mismos. 

Nadie entiende lo que es, pero usted sigue hablando de eso. 

Mi respuesta: ¿Fue claro acerca del virus? 

Ahora será claro. Lo estudiaremos, no tenemos ninguna otra opción. Al estudiar el virus, lentamente comenzaremos a clasificar qué es bueno y qué es malo. Y de esta manera llegaremos a la Luz. 

Pregunta: ¿Puede explicar qué es la Luz superior y cómo atraerla?

Respuesta: Es muy simple. Existe una fuerza negativa y existe una fuerza positiva en la naturaleza. Y son absolutamente equivalentes. 

La fuerza negativa, llamada fuerza egoísta, es despertada en nosotros, de manera que demandemos la fuerza positiva paralela, la fuerza altruista y que esas dos fuerzas, egoísta y altruista, estén equilibradas en nosotros. 

¡Ahora intenta entender lo que el virus nos da! ¡Cómo nos lleva hacia el equilibrio! Dice de forma muy simple: “Enciérrate en casa, encárgate de ti mismo, no te apresures a comunicarte con otros. No sabes hacerlo, vamos a estudiarlo paso a paso. Aquí está una fuerza positiva, aquí está una fuerza negativa, así trabajaremos”. 

Pregunta: ¿La fuerza negativa es el egoísmo? 

Respuesta: Si. El egoísmo es la fuerza negativa. Es con respecto a nosotros. Pero con respecto al Creador, no existe ni la fuerza negativa ni la fuerza positiva. Pues, ambas vienen del Él. 

Pregunta: ¿Qué son las fuerzas positivas y negativas, de dónde las sacas? 

Respuesta: ¡¿Existen entre nosotros o no?! Quiero usarte, esta es la fuerza negativa. Y al contrario, pienso en ti y te cuido, esta es la fuerza positiva. 

Sólo la actitud del hombre hacia el hombre. Si pienso en elevarme por encima del otro, es la fuerza negativa y si pienso en elevar al otro, es la fuerza positiva. 

Pregunta: Entiendo qué es elevarme sobre otra persona, ¿pero puedo elevar a la otra persona o no?

Respuesta: No, no puedes ¿de dónde obtendrás el impulso? 

Pregunta: Entonces ¿sólo la Luz superior que atraigo puede desarrollar ese impulso? 

Respuesta: Si. 

Comentario: ¿Cómo puedo atraer la Luz superior? 

Mi respuesta: Sólo si trabajas en un grupo. 

Por eso se nos dio un grupo. Observar a nuestros amigos, envidiarlos desde nuestro egoísmo, no querer ser menos que ellos, etc.; así nos ayudamos uno al otro, para elevarnos en otorgamiento, en ayuda.  

Pregunta: Supongamos que una simple persona está en casa, piensa en su vida y comienza a entender que quiere lograr ese estado ¿puede hacerlo? 

Respuesta: Paso a paso. Comienza a comunicarte por teléfono, video e internet. Ya tendrá oportunidad de comunicarse directamente sin la distancia de dos metros. Y después obtendrás la sensación de que están en un cuerpo, sin barreras. Esto es ya una cura completa contra el virus. Después habrá un corona sobre ti.
[266422]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman,” 30/mar/20

Material relacionado:
El privilegio de ser feliz de otorgar
Se feliz por el mal que se revela en ti
¿Qué es la felicidad?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: