Zoológicos humanos

Pregunta: Hubo un fenómeno conocido como zoológicos humanos incluso en los siglos XVIII y XIX, donde los pueblos indígenas que habitaban África y América fueron traídos a Europa y a EUA y la sociedad «civilizada» europea o de EUA fue a observar lo que llamaron «bárbaros salvajes».

En Francia, más de 20 millones de personas visitaron ese «zoológico» en unos pocos meses para observar esa curiosidad.

En su lugar de residencia, los pueblos indígenas podían usar taparrabos y comer alimentos crudos, pero, en Europa y EUA, por supuesto, había otras condiciones, pero se vieron obligados a usar taparrabos, a comer carne de perro cruda y más. Esto causó una delicia salvaje en la audiencia.

Entonces, ¿quiénes son los salvajes?

Respuesta: Fueron los franceses que acudieron a ver a los traídos de África.

Pregunta: ¿Por qué surge ese deseo bestial y salvaje en gente civilizada?

Respuesta: Es natural que el hombre aprenda y pregunte por otras formas de vida.

Pregunta: ¿Cree que es aceptable?

Respuesta: No. Creo que deberíamos traer, por ejemplo, africanos a Europa, pagarles y darles de comer normalmente, darles todo lo que necesitan y puedan trabajar medio día o el día, como primitivos que viven su propio estilo de vida africano.

Pregunta: ¿Qué se aprende al observar formas primitivas de la vida humana?

Respuesta: Creo que depende de cómo se presente. La forma de vida indígena, en realidad, es más saludable y natural. Se sienten cerca de la naturaleza. Tienen muy buenos principios de respeto mutuo, comunicación, confianza y consentimiento, que no son para nada lo que había, por ejemplo, en Francia.

Por supuesto, la forma en que lo presentan: «Mira a los bárbaros que te trajimos, así que paga tu dinero», esto, por supuesto, es un enfoque equivocado y no hay mucho de qué hablar. Es un enfoque bárbaro.

Sin embargo, para mostrar una forma de vida y explicar que está más cerca de la naturaleza y en la gente es más unida, que se entiende, se comunica y que es agradable y bueno para ellos.  Podría impresionar más a los europeos, mostrarles la vida que dejaron, el lugar de donde vienen y que finalmente se benefician con lo que tienen. El estilo de vida actual con todo el caos moderno, en comparación con la comunidad primitiva simple que nos brinda libertad interior, comodidad y confianza. .

Pregunta: ¿Pueden la gente moderna practicar las relaciones que existen entre los pueblos indígenas?

Respuesta: ¿Cómo? ¡No tienen ninguna sociedad, en absoluto!

En París, no hay absolutamente nada natural en sus relaciones. Por el contrario, todo es muy práctico y primitivo. No quiero criticar, pero no se puede comparar una simple aldea africana, que también tiene varios miles de personas, en sus relaciones, especialmente ahora, hablo de cómo fue hace 20 o 30 años cuando fui allí;  por supuesto, muy diferente, no a favor de París.

Pregunta: ¿Cómo pueden los niños, llevados a esas condiciones artificiales, tener formas de vida naturales, relaciones naturales y aprender algo?

Respuesta: Sabemos que la gente moderna, tiende hacia lo que una vez fue en su familia, entre sus antepasados. Así, todo se puede hacer, pero no para enseñar a la gente moderna cómo eran las sociedades primitivas; más bien al contrario, mostrarlo a la gente moderna para que vean lo primitivos que son.

Pregunta: ¿Puede una persona moderna ver el valor de las relaciones indígenas si no tiene un punto de percepción de las relaciones correctas?

Respuesta: La persona moderna no ve nada. Solo ve lo que está en venta y dónde es más barato.

Solo ve lo que se se le pone ante sus ojos, nada más. Tienes que poner algo delante, frotarlo en su nariz y es lo que ve. Todo lo hacen los medios de comunicación, la publicidad, etc.

Pregunta: A principios del siglo pasado, un antropólogo trajo a un pigmeo africano a Estados Unidos y lo encerró en una jaula con otros animales, chimpancés y orangutanes y lo presentó como «el eslabón perdido en la evolución del hombre». Implica que esa tribu estaba más cerca de los simios que los blancos civilizados.

Naturalmente, el público expresó su indignación y el pigmeo fue liberado. Pero seis años después, se suicidó porque no pudo integrarse en las condiciones del país.

¿Qué distingue a la persona cercana a la naturaleza de los civilizados, para que no pueda integrarse en las condiciones de hierro de la ciudad, de la civilización?

Respuesta: Es difícil de explicar. No podemos entenderlo. De los resultados sólo podemos ver que nuestra vida en los últimos siglos, pues, también fue nuestra vida, fue tan diferente de la vida moderna que no podemos percibir ese sistema de relaciones, el sistema de valores ni implementar planes como fueron antes.

Es muy extraño combinar una brecha de varios cientos de años. Imagina que invitas, por ejemplo, al rey Arturo. Tenemos conceptos y valores completamente diferentes. Así, no es posible.

No se puede comparar. Pero, por otro lado, toda nuestra civilización, en principio, se está alejando de lo natural. Resulta que nos separamos de nuestra naturaleza. Creamos un caparazón artificial, en el que existimos. Y eso no es natural; no nos lleva a una buena vida.

Vemos el sufriendo, pero no podemos hacer nada al respecto. Nos incluimos en esa naturaleza, en esa carrera, en esa máquina artificial y debemos correr con ella.

Pregunta: El otro día, se le preguntó si el hombre ascendió o descendió en el desarrollo espiritual a lo largo nuestra historia. Usted dijo que en valor absoluto se ascendió, pero en lo individual, parece haber descendido para revela la verdad dentro de sí mismo.

¿Cuál es la diferencia entre el desarrollo inicial, cuando se vive en condiciones naturales, se está abierto y reina la confianza y el entendimiento mutuo en su tribu y nuestro punto, cuando desciende, de hecho, en su desarrollo? ¿cuáles son las diferencias y similitudes?

Respuesta: En el vector del desarrollo. Digamos, hace unos miles de años, pudimos haber pasado por un desarrollo completamente diferente, no egoísta, sino al elevarnos por encima de nuestra naturaleza, al contrario, donde hubiéramos preferido una buena conexión, habríamos estando juntos como una familia, lo habría cuidado y habría tratado de no separarse. Si nos hubiéramos comportado de esta manera, habríamos ido en una dirección de desarrollo diferente a la actual.

¡Habríamos llegado a un estado completamente diferente! Hoy, la humanidad sería una familia grande y amable. Y no estaríamos como estamos ahora, que sólo pensamos en ganar a expensas de los demás, en superar a los demás, en comparar mi vida con la de mi vecino y así.

No tendríamos competencia ni asesinatos, nada de esto habría sucedido. Habría un buen refugio normal y habría comunicación normal entre nosotros, si hubiéramos seguido este camino de desarrollo.

 vivimos en uSin embargo, elegimos el desarrollo egoísta, al que nuestra naturaleza salvaje nos empuja. Es decir, de hecho, seguimos desarrollándonos como animales, obedecemos a nuestra naturaleza y aquí nos trajo. Y, no hay nada de qué estar orgullosos, somos los animales más desarrollados yn gran zoológico.

Pregunta: ¿Cómo puede cada uno encontrar a esa persona primordial y natural en sí mismo, para comenzar el ascenso a un nuevo desarrollo?

Respuesta: Para hacerlo, necesitamos volver a ese tiempo y comenzar de nuevo. Es imposible. Pero podemos reconocer el mal de nuestro estado actual y comenzar un nuevo camino. Comencemos ahora.

Pregunta: ¿En qué se convertirá el zoológico humano moderno?

Respuesta: Tomaremos lo que necesitamos de él. Esto se hará de forma natural. Solo necesitamos cambiar nuestra actitud mutua. Es decir, dejar de ser el animal salvaje, que sólo quieren destruir a otros y obligarnos a construir relaciones buenas.

Debemos superarlo y construir relaciones con base en, en la participación mutua correcta. Y veremos que el mundo se vuelve diferente.

Este mundo será como una familia. Pero no como una familia moderna. No habrá competencia; habrá asistencia mutua y todo será para que todos se sientan bien. Exactamente ese cuidado común es esencial para todos. Pero no lo tenemos.

Debemos adquirirlo. Existe en la naturaleza. En el centro de la naturaleza, existe ese sentimiento. Pero, ¿cómo lo lograremos, lo sentiremos, lo descubriremos por nosotros mismos y viviremos con esta estrella en nuestros corazones? Lo debemos aprender.
[265640]
De  Kabtv «Noticias con el Michael Laitman,» 14/ene/20

Material relacionado:
Intento de suicidio masivo de nativos americanos en Canadá
Estar cerca de la naturaleza
¿Podemos aprender a ver el futuro?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: