entradas en '' categoría

Qué hacer con un niño rebelde

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 6/jul/20

La primera vez que nos dijeron que nos quedáramos en casa y mantuviéramos una distancia de dos metros, en gran medida obedecimos. No queríamos atrapar el virus ni poner en riesgo a nuestros seres queridos mayores. Cuando las autoridades aliviaron el encierro y dijeron que podíamos salir de nuevo, fue cuando lo perdimos. No todo el mundo, pero los suficientes para hacer que el virus volviera ferozmente.

Pero ahora no podemos volver. La paciencia de la gente se agotó, su obediencia la reemplazó el desafío. Es como si le dijera a la naturaleza:
′′ Atrápame si puedes!”, puede y lo hará. Si no con el coronavirus, con algún otro virus, bacterias o una amenaza disciplinaria completamente diferente. Una vez que la naturaleza habló, no se rendirá hasta que escuchemos, pues su revelación es el inicio de una nueva etapa en nuestro desarrollo como sociedad humana.

El coronavirus nos dice que debemos mantenernos separados, porque somos dañinos para el otro. Deliberadamente nos hemos dañado de tantas formas y tan a menudo, que la sociedad se está desmoronando y desintegrando, mucho antes de que comenzaran las protestas por George Floyd. La COVID-19 se propaga más rápido que nunca, las tensiones raciales al alza en todo el país, una fuerza policial demonizada y deslegitimada, hasta el punto en que se volvió ineficaz en muchos casos y una campaña electoral rabiosa, cuya virulencia alcanzará su punto máximo en unos meses, estamos viendo la formación de una tormenta perfecta que podría derribar a la superpotencia más formidable en la historia moderna y tal vez de siempre.

La siguiente fase, a la que la naturaleza nos obliga con el virus, verá una humanidad mucho más considerada y cariñosa. Pero la humanidad determinará la velocidad de evolución de esa fase y si la actual humanidad egocéntrica que conocemos se sobrepone de modo agradable y suave. Todo padre sabe qué hacer cuando su hijo no se corrige después de la primera amonestación: hay una segunda, mucho más dura. Como somos desobedientes, esto es lo que deberíamos esperar de la naturaleza.

Pero la naturaleza no tiene deseo de destruir a la humanidad; sólo nos hará daño hasta que aprendamos a tratarnos mejor entre nosotros y al planeta. Podemos desafiar a la naturaleza y hacer fiestas COVID-19 y podemos negarnos a usar mascarillas o mantener nuestra distancia, pero no pasará mucho tiempo antes de que la naturaleza nos estire de la oreja y nos envíe a la esquina.

A veces, cuando las probabilidades están totalmente en tu contra, es imprudente ser el sabiondo. A veces, lo más sabio es sólo jugar. Y en este caso, al final descubriremos que somos los ganadores y nuestro desafío sólo retrasó nuestra victoria.

Mis pensamientos en Twitter 6 /jul/20

La #mujer puede sopesar todo bien, correctamente y si ve a su país como su #hogar, que sea importante y querido para ella, puede reconciliar todas las tendencias y partidos en conflicto y equilibrarlo todo. Sólo la mujer puede hacerlo…

La #mujer que siempre estuvo en la sombra, ahora debe ir a la vanguardia y participar en la reconstrucción de la #sociedad. El hombre lo aceptará. La naturaleza permite que la mujer esté adelante y nadie se opone. Este proceso se ha desarrollado en los últimos cientos de años…

La #mujer que siempre estuvo en la sombra, ahora debe ir a la vanguardia y participar en la reconstrucción de la #sociedad. El hombre lo aceptará. La naturaleza permite que la mujer esté adelante y nadie se opone. Este proceso se ha desarrollado en los últimos cientos de años…

La casa ya no es hallar la sal y la pimienta en la cocina. La mujer está preparada para dar consejos al hombre: a su esposo, al gobierno, al congreso. Ofrece una decisión equilibrada, ya no en cocinar sopa sino en hacer política. Pero lo masculino tomó la política…
#NuevoMundo»

Llegó el momento, la Luz superior bajó y brillo sobre Maljut. Así, la mujer se siente capaz de trabajar con el mundo, capaz de restablecer el orden en el mundo, mejor que el hombre; ella viene de Maljut, al elevar la Luz reflejada conecta todas las Sefirot en ella y las controla.

La #mujer siempre tiene el don del liderazgo, pero antes era a pequeña escala, no iba más allá de su casa. El #hombre no puede administrar la casa, nunca sabe dónde está nada. Su forma de pensar no está adaptada para administrar, por eso, la mujer es la dueña de la casa…

De Twitter, 6/jul/20

“¿Cómo piensa que la pandemia podría cambiar permanentemente la vida en Estados Unidos? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cómo piensa que la pandemia podría cambiar permanentemente la vida en Estados Unidos?

Considerando que nuestros valores, deseos, comportamiento, ansiedades y respuestas son altamente influidas por la sociedad que nos rodea, no hay duda de que el coronavirus y el cambio que trae al mundo impacta significativamente nuestra vida. 

Al principio del brote, la mayoría pensaron que era un fenómeno temporal, que nuestra vida volvería a lo “normal” muy pronto. Hoy, sin embargo, ya vemos que va a estar con nosotros por mucho más tiempo y que están por surgir cambios permanentes. 

¿Cuáles serán esos cambios permanentes? 

La pandemia nos hizo reevaluar lo que es y no es esencial en nuestra vida. Hoy, incluso si tenemos el “privilegio” en nuestras áreas de aún poder ir a restaurantes, bares, gimnasios y abordar aviones, muchos lo piensan dos veces antes de hacerlo. 

Para empezar, el periodo de confinamiento por el que pasamos calmó nuestros hábitos de consumo. 

Además, la incertidumbre económica de si habrá otro confinamiento hace que se reconside en qué se gasta el dinero. 

Es como si el coronavirus nos hiciera bajarnos de la rueda de hámster materialista en la que estábamos corriendo antes del brote y comenzamos a caminar por nuestra vida a un ritmo mucho más lento. 

Acabamos de descubrir interdependencia y confianza mutuas, para mantener nuestra salud, pues dependemos el uno del otro para sostener ciertas condiciones destinadas a disminuir nuestras probabilidades de contagiarnos del virus. 

Mientras más tiempo el coronavirus afecta nuestra vida, más nos damos cuenta de que un cambio permanente está muy cerca: cambiar de usarnos uno a otro y a la ecología por ganancia personal y éxito individual, hacia una vida más equilibrada, estar más cerca de nuestra casa, de nuestra familia y replantear nuestra influencia mutua en la sociedad. 

Si nos relacionamos con el coronavirus como con una lección de la naturaleza -una lección para volvernos más considerados y responsables con los otro, nos desharemos de nuestros impulsos de consumo excesivo, impulsos que nos distanciaban entre nosotros y de la naturaleza- y en su lugar enfocamos nuestras fuentes de placer, no en lo que la sociedad materialista promueve, sino en desarrollar conexiones positivas mutuas, le daríamos un buen uso a este periodo y experimentaríamos sus cambios permanentes de forma positiva. 

Sin embargo, si de forma obstinada intentamos aferrarnos a nuestros estilos de vida pre-coronavirus, experimentaremos más y más sufrimiento. Es decir, fracasaríamos en aprender de los indicios que la naturaleza nos da, de lo que necesitamos cambiar y la naturaleza tendrá que darnos una lección más dura para despertarnos, para que nos relacionemos de forma positiva con nuestra nueva y más estrecha interdependencia. 

El virus identificó problemas en la familia

Pregunta: El virus empujó a la familia dentro de su casa y muchos han descubierto lo distantes que son unos de otros ¿eso podría hacernos reflexionar acerca de algunos fenómenos que provocan tragedias en las relaciones entre familiares? 

Respuesta: Por supuesto. Las gente que ha tenido dificultades en pasar una hora o dos al día junta, de pronto se encuentra forzada a comunicarse todo el día ¡Es horrible! No estamos acostumbrados; no fuimos educados de esa manera. 

Pero por otra parte, todos lo experimentamos, de alguna manera nos acostumbramos, ahora tenemos que conocernos. Tal vez por muchos años ni siquiera nos conocimos como ahora. Entonces, veámoslo de forma positiva. 

El coronavirus creó todas las condiciones para que lleguemos a conocer a nuestra familia. Y ahora necesitamos comparar correctamente lo que sucedía antes del virus y ahora. Voy al trabajo, regreso con mi familia, ¿y veo lo mismo o no? 

Fue necesario que, de alguna, manera estableciéramos relaciones de las que carecíamos antes del virus y ahora podemos imaginarlas. Pues, no huirás de la familia. Por eso, el virus nos dio una gran obsequio: nos encerró por la fuerza juntos en un apartamento. 

Lo que se necesita es lo que nunca hicimos: trabajo particular, psicológico y social con la gente. No nos preparamos para la vida en familia, por ejemplo, el hombre en el papel de padre y esposo. 

Lo conozco. Por mi parte, cometí muchos errores en la vida familiar y mi esposa también. Los niños no recibieron la educación correcta. Es decir, es un problema complejo que necesita ser atendido.
[266828]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 3/may/20

¿Qué es más fácil para el mundo; cambiar o perecer?

Cada acción espiritual comienza con una reacción opuesta, como la “ventaja de la luz revelada a partir de la oscuridad”. De otra manera no podemos sentir nada porque todo es percibido sólo en el contraste. Por lo tanto, la oscuridad precede a la luz, y confusión y malentendidos ocurren antes de la claridad y conciencia. Y así es en todo. 

Observa nuestra vida: cuánto tiempo sufrió la humanidad para ser consciente de la maldad del ego y finalmente decidir que necesita liberarse, porque es la fuente de todos nuestros problemas. Aún cuando no sabemos cómo hacerlo, aparentemente seremos forzados a dirigirnos al Creador, toda la humanidad. 

Se dice “El producto de la tierra (deseo) está en todo”. Antes que nada, el deseo debe revelar la oscuridad y sólo a partir de la oscuridad comprenderemos la luz. Esto es exactamente lo que está sucediendo en nuestra vida. 

Toda la evolución de la humanidad fue debida al crecimiento del egoísmo. Y hoy  llegamos a la llamada “última generación”, la generación del Mesías (Mashiaj), la cual está obligada a despertar un poder superior que nos sacará de nuestro deseo egoísta. 

Y entendemos que no podemos hacerlo porque el ego es nuestra naturaleza, nuestra vida. No sabemos cómo pensar de forma diferente y sólo revelamos nuestra maldad, pero ni siquiera somos capaces de imaginar cómo deshacernos de ella. 

Por lo tanto, esta condición es inusualmente importante, única, nunca sucedió en la historia de la humanidad. Gradualmente despierta en nosotros, la sensación de que ya no podemos vivir como lo hicimos por miles de años. Nuestro desarrollo nos llevó sólo a tomar conciencia de que ya no podemos permanecer dentro de la naturaleza egoísta y es necesario elevarse por encima de ella. 

¿Pero hacia dónde elevarse y cómo hacerlo? Los cabalistas dicen “fe por encima de la razón”. Pero, ¿qué es y cómo logramos ese estado donde el otorgamiento se vuelve más elevado y más importante que recibir? El hombre no puede hacerlo. Y aquí estamos conscientes de nuestra total impotencia y entendemos que no existe esperanza, excepto por nuestro Creador. 

La humanidad comienza a revelar que el egoísmo es una fuerza que viene de arriba, pero que existe un poder superior opuesto, al cual necesitamos pedirle ayuda para convertir el poder del mal en el poder del bien, en anti-egoísmo. Así, viviremos bien y felices en el nuevo mundo. 

Pero hasta ahora es extremadamente difícil para nosotros. Es más fácil creer que el mundo dejará de existir del todo, que imaginar que pueda vivir de acuerdo a las leyes de la naturaleza altruista ¿cómo puede ser que todos, en cualquier lugar y cualquier estado, sólo pensemos en darle al prójimo y no en el beneficio que obtendremos? 

Altruismo es una naturaleza diferente. Si se viste en nosotros, nos comportaremos diferente y si no, no podremos. Por eso, la única salida es entender que es imposible continuar existiendo en esta naturaleza egoísta y debemos ir hacia un enfoque nuevo, inverso de vida. Todo lo que sucede nos lleva ahí. Intentemos entender rápidamente que no hay otra opción y que todo depende de nuestra plegaria. 

En realidad, es más fácil imaginar la destrucción y colapso del mundo, que una vida de acuerdo a las leyes de otorgamiento. Todo nuestro mundo está construido con base en el poder del ego y su destrucción será con la misma fuerza egoísta. No habrá nada nuevo. Ya experimentamos guerras terribles, desastres y problemas en este mundo. 

En algún lugar del mundo, alguna especie de infortunio sucede constantemente y todos entienden que el mundo podría colapsar. Pero al mismo tiempo, la misma fuerza del egoísmo que lleva al mundo a la muerte, permanecerá. 

Es mucho más difícil cambiar el programa de acuerdo al cual funciona el mundo, la naturaleza de las relaciones entre la naturaleza inanimada, vegetal y animal y el hombre, para que todo funcione al revés, en otorgar al prójimo. Cada uno debe considerar a los otros y cuidar su bienestar. No sólo no entra en nuestra cabeza, es imposible de imaginar. 

En realidad, para hacerlo necesito sentir el deseo de otros e intentar satisfacerlo. Esa es la manera en que todos deben actuar todo el tiempo. Para hacerlo, otro programa debe ser cargado en esta enorme computadora, en el mundo inanimado, vegetal, animal y el hombre. 

No podemos imaginarlo. Ningún intento de socialistas y utópicos por crear ese mundo tuvo éxito. Una revolución así puede lograrse sólo por el Creador, quien nos dará una naturaleza diferente. Es lo que debemos pedir, lo más rápido posible. 

Si no, el sufrimiento será más y más decisivo nos empujará a rectificar el mundo, nos obligará. Pero es un viaje muy difícil, largo y doloroso, lleno de sufrimiento. En realidad, es llamado el “camino del sufrimiento”. 

Vayamos por el  camino de la luz, es mejor. Para hacerlo, necesitamos atraer la fuerza superior. Necesitamos exigir, pedir, al Creador que nos dé el poder de otorgamiento. De otra manera, no tendremos éxito. Intentaremos llegar a la corrección nosotros mismos hasta que desistamos de este trabajo. Y nuestro clamor llegará al Creador y Él nos dará Su fuerza altruista. Esto se llama éxodo de Egipto, de nuestro ego. 

Pero si no pedimos y no obligamos al Creador a ayudarnos, no podremos cambiar nada y sufriremos por nuestro egoísmo más y más cada día, 

No es necesario esperar que el coronavirus desaparezca pronto. No nos abandonará y además vendrán problemas más serios. Dinero, recursos y víveres pronto se agotarán -la humanidad sufrirá terriblemente. Aparte, huracanes, nubes de langosta, inundaciones y sequías están por venir. 

Todo para que entendamos que sólo cuando pedimos al Creador tenemos esperanza de ser salvados de los problemas y tribulaciones. Cuando comencemos a dirigirnos a Él, entenderemos que lo principal es no deshacernos de los problemas e infortunios. En realidad llegaron para convencernos de ir hacia el Creador. Es una lástima pedirle a Él beneficios materiales, es mejor pedirle que nos acerque a Él, porque toda la felicidad está ahí.
[267117]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 1/jul/20, Baal HaSulam, Shamati 34. “El producto de la tierra”

Material relacionado:
Todo se alcanza con su contraste
¿Qué quiere la naturaleza de nosotros?
El coronavirus nos hará …

El coronavirus: pensamientos acerca de la vida y la muerte

Comentario: En tiempo del coronavirus somos bombardeados con reportes de nuevos casos y el número de fallecidos. La gente lo lee todo, lo absorbe. Naturalmente, tiene miedo a la muerte.

Mi respuesta: Nos están asustando como a niños pequeños ¡Somos provocados! 

Pregunta: ¿Qué tiene eso de bueno? 

Respuesta: ¡Es para que maduremos! No quedarnos como niños pequeños. 

Pregunta: ¿Qué es madurar? ¿pensar más en la vida y la muerte? ¿o algo más? 

Respuesta: ¡Acerca de su propósito! La naturaleza nos da un indicio de lo que tenemos que hacer ¡Es una gran ayuda! Estamos siendo educados ¡Tenemos que estar agradecidos con este virus! 

La naturaleza no hace nada sin una razón. Es mejor que nos enseñe de esta manera que con una tercera guerra mundial, la cual se especulaba que se acercaba y que no se podía evitar. 

Pregunta: ¿Qué actitud se debe tener hacia la muerte? Esta pregunta surge de alguna manera u otra, especialmente ahora que podría terminar respirando con ventilación. Preguntando de mi actitud hacia la muerte ¿cuál debe ser, ahora que escuchamos constantemente acerca de ella? 

Respuesta: Debes tener una actitud seria acerca. La muerte no es un accidente, es un estado necesario, inherente a la naturaleza, por el que debemos pasar. La muerte nos separa de nuestro cuerpo animal, mi “yo” se separa del cuerpo y podemos ser transportados a los estados siguientes. 

Podemos leer artículos al respecto. Aquí tengo el libro de mi maestro, sus artículos. Él escribe lo que se debe hacer para elevarse por encima de esta vida. Todo está escrito en Cabalá. 

Comentario: Está escrito por un cabalista, pero yo pregunto como persona simple. 

Mi respuesta: ¿Qué es lo que quieres de una persona simple? Es como niño pequeño, jugando, no está interesado en esas preguntas. 

Comentario: ¿Puede usted elevarme por encima de la muerte, ayudarme, de alguna manera, a lidiar con el miedo? Dígame algo acerca de eso, si puede. 

Mi respuesta: No debo hacerlo. O comenzarás a esforzarte por lograrlo. Dejarás de tener miedo

Pregunta:  ¿Debo tener miedo? 

Respuesta: Si. Porque el miedo, lo desconocido existe específicamente para que te corrijas en este mundo. 

Pregunta: ¿Para que quiera elevarme por encima de la muerte, por encima del miedo? 

Respuesta: Eso es lo que te recuerda el coronavirus. Es decir, está de tu lado; es tu amigo; se preocupa por ti. Afirma: “Mira, estás al borde del precipicio. Aún tenemos tiempo de hacer algo que nos permita pasar esta línea de forma hermosa y fácil. Ni siquiera importa cómo. Lo más importante es que encuentres tu mundo, es decir, el mundo futuro, mientras estás en esta vida”. 

Pregunta: Si tratamos el virus de esta manera, ¿mi actitud hacia la vida y la muerte cambiará? 

Respuesta: Todo cambiará. Hacemos todo en este mundo con base en el hecho de que morimos. Si supiéramos que no vamos a morir, sino a transformarnos, actuaríamos diferente, de acuerdo con esta transformación. Justo como ahora trabajas con miras en tu pensión o unas vacaciones o algo más, no piensas como niño pequeño, sino con miras a futuro. Realmente necesitamos esa motivación. 

Comentario: Por favor clarifique el término “reencarnación”. Para muchos, es un concepto “Indio”. 

Mi respuesta: Oh no, no nos transformamos en aves o árboles ni nada de eso.

Comentario: “Si viviste como árbol, te convertirás en un baobab”. 

Mi respuesta: No, para nada. En realidad, esto es muy interesante. Cuando estuve en la India, vi que esto ayuda a la gente a aceptar la vida, vivir con ella y estar calmados, inclinados a la filosofía. Pero ese no es el nivel del que hablamos. Sin embargo, cuando mil millones de personas alrededor piensan así, te guste o no, involuntariamente de alguna manera lo haces. 

Pregunta: ¿A qué tipo de reencarnación se refiere? 

Respuesta: Hablamos de la transformación interna, del estado espiritual, del hombre. 

Pregunta: ¿Qué cambia y cómo? 

Respuesta: Se libera del ego. Esta es la transformación de este mundo al mundo superior. 

Pregunta: ¿Es cuándo comienzo a tratar a otros con amor? 

Respuesta: Si comienzas a practicarlo hoy, ya percibirías el mundo superior en tu relación con otros. 

Pregunta: ¿Entonces es amor y otorgamiento hacia otros? ¿ese es el mundo superior? Si comienzo a sentirlo, comenzaré a elevarme por encima de la muerte? 

Respuesta: Si

Pregunta: ¿La muerte, sólo existe cuando vivo para mí mismo? 

Respuesta: Eso es pura muerte. 

Pregunta: Al vivir para uno mismo ¿en realidad, vivimos en el mundo de la muerte? 

Respuesta: Si, así se le llama. 

Pregunta: ¿Y aparentemente no existe? 

Respuesta: En realidad no existe. 

Comentario: La gente siente tristeza de abandonar a sus familiares, amigos, hábitos, vacaciones, el mar. 

Mi respuesta: Como un niño aferrándose a sus juguetes. 

Pregunta: Si. Algunas veces se topa con sus juguetes y suspira un poco: “He vivido”. Aún se siente mal por abandonarlos ¿cómo se siente usted acerca de esos juguetes? 

Respuesta: Sólo por el propósito de ascender al mundo superior, sólo con el fin de dominar un escenario aún más grande para dar, para amar, para salir de uno mismo, por encima de uno mismo -sólo para esto vale la pena vivir. De otra manera, sólo sirve para llenarme de un placer tan diminuto, que inmediatamente se desvanece, desaparece o cambia; ciertamente no vale. Pienso que el virus nos ayudará. 

Pregunta: ¿Cuál es su actitud personal hacia la muerte? 

Respuesta: Estoy completamente en paz con ella. Absolutamente. Estoy de acuerdo con el gobierno superior, no importa lo que haga. 

Pregunta: ¿Estar de acuerdo con la fuerza superior lo calma a uno? Es decir, ¿inmediatamente te anulas ante ella? 

Respuesta: Si. No importa en qué estado estás. Lo principal es que aceptes todo lo que viene de arriba y así intentas estar adherido. 

Pregunta: Por favor puede ofrecer un consejo a un individuo regular, ¿cómo debe tratar estos miedos ahora? 

Respuesta: Yo estudiaría nuestros materiales si fuera él. Ahora todos están en casa y esto es lo más útil que pueden hacer por sí mismos. Esto les traería beneficios palpables y saldrán del virus, de la crisis y tendrán una buena actitud general con un entendimiento exhaustivo de la vida y la muerte. 

Pregunta: ¿Y entendimiento mutuo? 

Respuesta: ¡Naturalmente, unos de otros! ¡Buena suerte en esto!
[266840]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman,” 30/mar/20

Material relacionado:
La muerte y yo
¿Existe vida después de la muerte?
El miedo a la muerte

Epidemia de mentiras

El director general de la Organización Mundial de la Salud afirmó que las noticias falsas se propagan más rápido y son más contagiosas que el coronavirus mismo. Tenemos que luchar no sólo contra las epidemias sino también contra una “infodemia”. 

El secretario general de la ONU afirmó que la infodemia es nuestro enemigo común y ofreció luchar juntos ¿qué hace que el hombre propague información falsa y confusa? 

Vivimos en un mundo de mentiras. Las mentiras se propagan por todo el mundo y son transmitidas de una persona a otra de forma consciente o inconsciente. Cada uno deforma la información como le es conveniente, ocultando las cosas que no son en su beneficio. Es lo que todos hacen. 

Es como el juego del teléfono descompuesto de los niños: cuando las noticias son transmitidas por una larga cadena, ni una sola palabra de lo que dijo la primera persona llega a la décima. Cuando crecemos y nos volvemos adultos, continuamos el mismo juego, sólo que las mentiras se vuelven mucho más serias. 

Por lo tanto, no es sorprendente que nuestro mundo esté lleno de mentiras y no puedas confiar en noticias que ni la derecha ni la izquierda, del el bando opuesto. No existen los medios independientes. 

El coronavirus nos ayuda a ver que nadie cree en nadie a causa de las noticias falsas que se propagan en todas las direcciones. El problema es que los medios ya no se enfocan en el público, sino que están politizadas y están en plena guerra entre izquierda y derecha, entre diferentes grupos de interés. 

Y siempre tienen dinero para esta guerra: ya no dependen de si los lectores compran el diario. 

Hoy los diarios no dependen de los compradores, sino que reciben financiamiento de círculos financieros y gubernamentales. Poreso, no hay confianza en la información que se distribuye en los medios. 

Publican reportes médicos sin confirmar de medicamentos contra el virus. Pero, ¿por qué la gente cree las mentiras e incluso parece necesitarlas? Hay una broma que dice que  si comiéramos sólo comida orgánica, pura, nos envenenaremos porque ya no estamos acostumbrados a usar productos buenos, naturales, que había hace años. 

Hay una gran parte de verdad en esta broma, lo mismo se aplica a los medios. No estamos acostumbrados a la verdad y cada generación recibe lo que merece. Aceptamos mentiras y las disfrutamos. Ni siquiera pagamos por estas noticias falsas; las obtenemos gratis. Las mentiras engendran mentiras: la generación está corrompida, y se alimenta de comida descompuesta. 

De otra manera, no habría nada qué comer. Compramos vegetales y carne, sabiendo que son sólo hay químicos y antibióticos, pero no hay otra opción. Tienes que comer algo. Vivimos en un mundo sintético. 

Nadie necesita la verdad, después de todo, no importa si la conoces. La verdad no puede ser transmitida, vendida ni usada si todo alrededor es falso. La verdad en nuestro mundo es como divisa extranjera y no es aceptada en ninguna tienda del país. 

Si digo la verdad en este mundo de mentiras, seré conocido como un mentiroso. Esto le sucedió al rey Salomón en la época del Primer Templo. Nadie quería reconocerlo como rey. Hacía discursos sabios, pero todos a su alrededor eran tan estúpidos que nadie creía en sus palabras. No fue hasta que llegó al Sanedrín, donde se reunían los grandes sabios, que lo entendieron y lo reconocieron. 

En sólo un lugar en todo el país supieron que era un hombre sabio, al que valía la pena escuchar. Pero hoy ni siquiera tenemos un lugar así: ni en el gobierno ni en los bancos ni en ninguna organización o partido ni en ningún otro lugar. Todos juegan el mismo juego falso. 

El cabalista vive dentro de su pequeño mundo de verdad y todos a su alrededor piensan que es irracional, separado de la realidad, no escuchan lo que dice. Y eso es bueno porque en los días antiguos, los profetas eran quemados en la estaca. 

¿Cómo podemos distinguir si las noticias son verdaderas o falsas? Sigo las noticias pero sólo con el fin de sentir la tendencia del desarrollo y su velocidad. Es decir, no tomar en cuenta las noticias en sí, sino su dirección. 

La gente está terriblemente confundida por las noticias que propagan los medios. En realidad, no son medios de comunicación sino medios de desconexión. 

¿Qué tipo de corrección debemos hacer en la sociedad con el fin de regresar a las noticias veraces? Esto requiere de una enorme cantidad de trabajo arduo. Pues, ya estamos acostumbrados a comer comida descompuesta y aprendimos a digerirla y nos sentirnos bien. El cuerpo está acostumbrado a hacer correcciones para aceptar incluso comida podrida como relativamente fresca. Y si consumimos comida realmente fresca, tendremos una indigestión. 

Por eso, es un camino muy largo. Y no es sólo la comida para el estómago, sino también para la mente, el alma y el corazón. Gradualmente debemos salir de esta mentira con ayuda de la educación integral de la que hablan los cabalistas. Necesitamos explicar a todos que vivimos en un mundo de mentiras y necesitamos salir de ellas porque es imposible continuar de esta manera. 

El coronavirus nos ayudará a sentir el punto de verdad, el final de la revelación de la falsedad de la vida. Veremos que esa vida no tiene sentido y no tiene esperanza ni para nosotros ni para nuestros hijos. Ya nos estamos acercando a esta percepción. Si continuamos por el camino antiguo, nos destruiremos a nosotros mismos. 

Este final ya está cerca porque la humanidad entiende que perdió camino y dirección y que no hay medios para corregir la situación; no hay cura para el virus. O decidimos que no hay opción y debemos revelar el significado y propósito de la vida, la manera correcta de existencia y encontrar dónde está la verdad en la vida. 

Los seres humanos son los más inteligentes, desarrollados, expertos y convertimos nuestra vida en algo completamente ausente de valor. Esto es porque somos guiados no por la razón, sino por sensaciones y no podemos sobreponernos a nuestras emociones con la razón. Por lo tanto, las sensaciones juegan con nosotros, nos llevan en diferentes direcciones, como se dice, “Comamos y bebamos porque mañana de todas maneras moriremos”. Esperemos que esta actitud cambie.
[266669]
De Kabtv “El mundo,” 26/may/20

Material relacionado:
Nueva Vida # 131 – Medios de comunicación, parte 1
“¿Cómo digo noticias falsas a partir de noticias reales?” (Quora)
«¿Qué pasa con los medios?» (Quora)

“¿Qué debo hacer para sentir menos estrés? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué debo hacer para sentir menos estrés?” 

La naturaleza humana es el deseo de disfruta, pero estamos en descanso cuando disfrutamos. 

El problema de hoy, que también es por lo que la tensión es cada vez mayor, es que nuestro deseo de disfrutar crece de una generación a otra, por eso necesitamos más y diferente tipo de placer para encontrar satisfacción. 

De la misma manera, dado que todo lo que deseamos es disfrutar más y más, estamos en una situación donde necesitamos compartir con otros y se vuelve cada vez más difícil disfrutar algo. 

Como tal, tenemos cada vez más estrés. 

Más aún, el estrés cada vez mayor coincide con más ataques al corazón, depresión y abuso de drogas. En otras palabras, más estrés es igual a mayor probabilidad de enfermedad. 

Puede parecer que el estrés influye directamente en la enfermedad, pero en realidad, el estrés es la principal causa de enfermedad. La enfermedad del cuerpo, en especial en órganos internos como corazón y pulmones, puede ser rastreada hasta asociarla el estrés. 

El estrés nos sigue toda nuestra vida, desde el momento que abandonamos los brazos de nuestra madre hasta el momento en que morimos. 

Los niños pequeños, experimentan estrés en el jardín de niños porque están en un lugar en el que no quieren estar. Antes de los días del sistema de escuela, los niños eran educados por su madre y abuela y más tarde seguir los pasos de las ocupaciones de su padre, manteniéndose dentro del círculo de la familia. 

Hoy, necesitamos cumplir con los estándares de la sociedad. Es decir, tenemos ejemplos de competencia fiera con el fin de buscar el máximo de riqueza y éxito y estamos bajo constante presión por mantener el paso de los estándares sociales. 

Las situaciones donde ambos padres trabajan todo el día y abandonan a sus hijos, es un lugar común. Esos niños son dejados en jardines de niños y escuelas, de mañana a tarde, todos los días, un entorno que en sí mismo, es muy estresante para ellos. 

Por naturaleza, los niños necesitan ser formados dentro de su familia o en un círculo más amplio que los niños sienten como su propia familia. En el momento en que los niños son extraídos del ambiente familiar y llevados al jardín de niños y escuelas, experimentan estrés debido a la sensación de inseguridad en su nuevo entorno. 

Para encontrar calma, seguridad y confianza, los niños intentan ser como sus compañeros, buscando “ocultarse” entre ellos. 

Tras la etapa inicial de encajar, cuando se sienten aceptados por sus compañeros, el deseo de disfrutar continúa presionándolos y haciendo que quieran sobresalir. 

Se balancean de un lado a otro, entre su estado cómodo donde encajan y su ambición de expresar su orgullo y poder. Mientras más grande el ego, más están dispuestos a salir de su zona de confort y buscar el riesgo. 

Esos dos polos de permanecer en su zona de confort contra el deseo de ser una figura prominente en la sociedad, quedan con nosotros toda nuestra vida y nos tienen bajo constante estrés. 

Además, las redes sociales y la influencia de los medios que continuamente nos bombardean con imágenes de éxito competitivo, materialista e individualista, es decir, en los que tener más éxito es percibido como ser más fuerte, más rápido o mejor que otros de muchas maneras, añaden inmenso estrés que sentimos, dado que se vuelve cada vez más difícil sobresalir en una sociedad así. Por eso, las tasas de depresión, ansiedad, soledad, abuso de drogas y suicidios crecen junto con las, cada vez mayores, tasas de estrés. 

Por lo tanto, entender la naturaleza del estrés y que es un aspecto integral de la sociedad en la que crecimos, podemos concluir que con el fin de sentirnos menos estresados a largo plazo, existe la necesidad de una solución no sólo en el nivel de “¿Qué debo hacer para sentirme menos estresado?” 

Una solución duradera y que abarque todos los aspectos para reducir el estrés requiere mejorar nuestra sensación de conexión en la sociedad, de manera que sintamos la sociedad como una gran familia. 

Esencialmente, el paradigma competitivo, egoísta, materialista e individualista en el que estamos, el cual valora al “individuo más fuerte, más grande, más rápido y más rico”, necesita invertirse, de manera que valoremos más la contribución a la sociedad que el éxito individual. 

Estaríamos en camino de crear una vida más equilibrada para todos, reducir el estrés, y los problemas relacionados con éste.

 

La fuente del placer supremo

Pregunta: Bajo el sistema comunal primitivo, los deseos básicos dominaban al hombre: comida, nutrición, sexo, seguridad. Luego vino la era de las civilizaciones, en la que prevaleció el deseo por riqueza.

Durante la Edad Media, el deseo de poder comenzó a dominar. En los siglos XV al XX, el período del Renacimiento, los descubrimientos científicos, los descubrimientos de nuevos continentes, etc. ocurrieron y marcaron el deseo de conocimiento.

Y ahora, en el siglo XXI, estamos en una nueva etapa en el desarrollo de nuestros deseos ¿cuáles son estos deseos? ¿y para qué?

Respuesta: En realidad, llegamos a un estado en el que no hay nada más con qué lograr placer. Absolutamente nada. Nuestro mundo no puede darnos nada más. Por supuesto, algunos luchan por un lugar mejor en el consejo, en el gobierno, etc., pero eso no es crecimiento.

Nuestro crecimiento llegó a su fin, pues ya dominamos todo lo que hay en la Tierra. Y aunque sabemos poco, no aprenderemos más, porque estamos encerrados en nosotros mismos.

Somos una cosa en nosotros mismos. Lo único que podemos hacer y esto se nos da a nosotros como personas que viven en nuestro llamado mundo, es alcanzar el siguiente nivel del universo. Para hacerlo debemos convertirnos en un todo, si no totalmente, al menos hasta cierto punto.

Tan pronto como comencemos a acercarnos internamente para ayudarnos a ascender, unirnos en un todo común, inmediatamente sentiremos nuestro mundo integral. Se manifestará en todos nosotros y nos sentiremos en el siguiente nivel de la naturaleza.

Pregunta: ¿Pero de qué recibirá placer el hombre?

Respuesta: Cualquier nivel superior de la naturaleza que revele, le dará placer. El placer de la integridad de la naturaleza, el gozo de que las diferentes propiedades opuestas de la naturaleza, se complementan y unan, nos llenará de satisfacción.

Pregunta: Por ejemplo, dos personas. Una disfruta de los deseos básicos de comida, sexo y familia, la otra del conocimiento. Puede sentarse todo el día en el laboratorio y pasar toda su vida investigando algunos insectos o inventando una vacuna, eso le da satisfacción ¿cuál es la diferencia?

Respuesta: No importa. Es claro que todos están involucrados en lo que la naturaleza les pide.

Encontraremos un todo entre nosotros y veremos que, actuando cada uno a su propio nivel, revelamos la fuerza integral general de la naturaleza, llamada Creador. Comprenderemos esta fuerza, que se manifiesta en muchas variaciones, pero al mismo tiempo es un todo común, es la fuente del mayor placer.
[266994]
De Kabtv «Era post coronavirus,» 23/abr/20

Material relacionado:
Evolución del deseo
Evolución de los deseo, parte 2
Un todo 

¿Cómo debemos responder a las críticas a la Cabalá?

Pregunta: ¿Cómo deberíamos responder a las feroces críticas contra Cabalá proveniente de la familia, durante el período de cuarentena?

Respuesta: Deberías explicar a tu familia que Cabalá habla sobre cómo crear buenas relaciones entre la gente, cómo criar a los niños correctamente, cómo asegurarte de que cuando manejas tengas cuidado de no golpear a otros o chocar contra el automóvil frente a ti y dar paso a los demás. Se debe entender que la sociedad es integral y que es bueno estar conectados con buenas relaciones.

Cabalá explica la estructura social correcta en la que todo funciona sin problema, como un solo organismo. Crear ese organismo es totalmente contrario a nuestro ego y se opone decididamente. Este es el estado en el que nos encontramos, pero aún debemos hallar la manera de corregirnos. Cabalá habla sobre cómo se puede hacer.

Hay una fuerza positiva en la naturaleza: altruismo. Debemos atraerlo para ayudarnos a equilibrar la fuerza negativa: el ego que inicialmente existe en nosotros. Así, viviremos en una sociedad abierta, amigable y amable. De lo contrario, iremos a la destrucción mutua.

Dile eso a tu familia. Es poco probable que puedan impugnar.

Cabalá es la ciencia que enseña a usar la fuerza positiva de la naturaleza, la cualidad de otorgamiento, la cualidad de la conexión, contra nuestra cualidad egoísta de separación y distancia.

Es la ciencia que nos enseña a equilibrar las dos fuerzas opuestas en la sociedad humana: positiva y negativa. Al equilibrarlas, transformamos la familia, la sociedad y el medio ambiente en buenos y positivos.
[266697]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá,» 3/may/20

Material relacionado:
Milésima de deseo invaluable
La Sabiduría de la Cabalá no es una religión
Resistencia a la sabiduría de la Cabalá, parte 5