“¿Cómo piensa que la pandemia podría cambiar permanentemente la vida en Estados Unidos? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cómo piensa que la pandemia podría cambiar permanentemente la vida en Estados Unidos?

Considerando que nuestros valores, deseos, comportamiento, ansiedades y respuestas son altamente influidas por la sociedad que nos rodea, no hay duda de que el coronavirus y el cambio que trae al mundo impacta significativamente nuestra vida. 

Al principio del brote, la mayoría pensaron que era un fenómeno temporal, que nuestra vida volvería a lo “normal” muy pronto. Hoy, sin embargo, ya vemos que va a estar con nosotros por mucho más tiempo y que están por surgir cambios permanentes. 

¿Cuáles serán esos cambios permanentes? 

La pandemia nos hizo reevaluar lo que es y no es esencial en nuestra vida. Hoy, incluso si tenemos el “privilegio” en nuestras áreas de aún poder ir a restaurantes, bares, gimnasios y abordar aviones, muchos lo piensan dos veces antes de hacerlo. 

Para empezar, el periodo de confinamiento por el que pasamos calmó nuestros hábitos de consumo. 

Además, la incertidumbre económica de si habrá otro confinamiento hace que se reconside en qué se gasta el dinero. 

Es como si el coronavirus nos hiciera bajarnos de la rueda de hámster materialista en la que estábamos corriendo antes del brote y comenzamos a caminar por nuestra vida a un ritmo mucho más lento. 

Acabamos de descubrir interdependencia y confianza mutuas, para mantener nuestra salud, pues dependemos el uno del otro para sostener ciertas condiciones destinadas a disminuir nuestras probabilidades de contagiarnos del virus. 

Mientras más tiempo el coronavirus afecta nuestra vida, más nos damos cuenta de que un cambio permanente está muy cerca: cambiar de usarnos uno a otro y a la ecología por ganancia personal y éxito individual, hacia una vida más equilibrada, estar más cerca de nuestra casa, de nuestra familia y replantear nuestra influencia mutua en la sociedad. 

Si nos relacionamos con el coronavirus como con una lección de la naturaleza -una lección para volvernos más considerados y responsables con los otro, nos desharemos de nuestros impulsos de consumo excesivo, impulsos que nos distanciaban entre nosotros y de la naturaleza- y en su lugar enfocamos nuestras fuentes de placer, no en lo que la sociedad materialista promueve, sino en desarrollar conexiones positivas mutuas, le daríamos un buen uso a este periodo y experimentaríamos sus cambios permanentes de forma positiva. 

Sin embargo, si de forma obstinada intentamos aferrarnos a nuestros estilos de vida pre-coronavirus, experimentaremos más y más sufrimiento. Es decir, fracasaríamos en aprender de los indicios que la naturaleza nos da, de lo que necesitamos cambiar y la naturaleza tendrá que darnos una lección más dura para despertarnos, para que nos relacionemos de forma positiva con nuestra nueva y más estrecha interdependencia. 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta