En un océano de Luz infinita

En el artículo La cuestión del logro espiritual (Shamati 3), Baal HaSulam escribe: con respecto al logro espiritual, la realidad en general se divide en tres discernimientos: 1. Atzmuto [Su Ser], 2. Ein Sof [infinito], 3. Las almas…

3) Las almas, que son los receptores del bien que Él desea hacer.

Las almas son el deseo de disfrutar, que reciben la Luz del Creador, el placer que viene de Él.

Ein Sof se llama así porque expresa la conexión del Creador con las almas. En realidad, así Él quiere darnos placer, satisfacción para que podamos sentirlo como una fuente infinita. No alcanzamos nada más que esta conexión, por eso, no podemos hablar de otra cosa. En esta conexión con Ein Sof, todo comienza.

Cuando comenzamos a alcanzar al Creador, el mundo superior, descubrimos que este estado es ilimitado. Es como si hubiera un océano infinito a nuestro alrededor del que puedes tomar lo que quieras y todo depende sólo de tu deseo. De manera similar, cuando comenzamos a revelar la Luz del Creador, sentimos que estamos nadando dentro de Él, pues Él nos rodea.

Entendemos que estamos en el océano de la Luz del Creador y su actitud hacia nosotros es absolutamente buena, eterna, infinita y perfecta. Pero, ¿cómo podemos recibir algo de ese estado?

Imagina que eres como un recién nacido y tus padres se relacionan contigo con infinito amor y benevolencia ¿qué sigue? No sabes qué pedir, qué exigir, qué hacer ni cómo relacionarte con ellos porque te enfrentas al amor absoluto.

El estado, que experimentamos cuando comenzamos a revelar al Creador, aparentemente te detiene, pues ¿qué se puede hacer si te encuentra con esa actitud?

Entonces, comenzamos a darnos cuenta de que nuestra cooperación mutua con el Creador puede construirse con ciertos límites, cuando tratamos de crear una especie de barrera entre nosotros y el Creador para que podamos sentirnos en algún tipo de marco. De lo contrario, es como si nadamos en un océano y no podemos escudriñar nada, no podemos sentir nada.

Como seres creados, podemos existir sólo cuando existen marcos específicos y precisos que nos permiten sentirnos en relación con ciertas cualidades e influencias. Pero si no hay un marco, esta situación no se puede describir ni sentir y no podemos integrarla en nuestros atributos, de ninguna manera.

Debemos ubicarnos en algún marco, encerrar al Creador en ese marco y luego podremos hablar sobre nuestra actitud o sobre nuestra conexión con Él.
[257880]
De Kabtv «Fundamentos de Cábala,» 8/dic/19

Material relacionado:
¿Contribuyo al avance espiritual de los demás?
Etapas del logro espiritual
El siguiente logro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta