La fuente del placer supremo

Pregunta: Bajo el sistema comunal primitivo, los deseos básicos dominaban al hombre: comida, nutrición, sexo, seguridad. Luego vino la era de las civilizaciones, en la que prevaleció el deseo por riqueza.

Durante la Edad Media, el deseo de poder comenzó a dominar. En los siglos XV al XX, el período del Renacimiento, los descubrimientos científicos, los descubrimientos de nuevos continentes, etc. ocurrieron y marcaron el deseo de conocimiento.

Y ahora, en el siglo XXI, estamos en una nueva etapa en el desarrollo de nuestros deseos ¿cuáles son estos deseos? ¿y para qué?

Respuesta: En realidad, llegamos a un estado en el que no hay nada más con qué lograr placer. Absolutamente nada. Nuestro mundo no puede darnos nada más. Por supuesto, algunos luchan por un lugar mejor en el consejo, en el gobierno, etc., pero eso no es crecimiento.

Nuestro crecimiento llegó a su fin, pues ya dominamos todo lo que hay en la Tierra. Y aunque sabemos poco, no aprenderemos más, porque estamos encerrados en nosotros mismos.

Somos una cosa en nosotros mismos. Lo único que podemos hacer y esto se nos da a nosotros como personas que viven en nuestro llamado mundo, es alcanzar el siguiente nivel del universo. Para hacerlo debemos convertirnos en un todo, si no totalmente, al menos hasta cierto punto.

Tan pronto como comencemos a acercarnos internamente para ayudarnos a ascender, unirnos en un todo común, inmediatamente sentiremos nuestro mundo integral. Se manifestará en todos nosotros y nos sentiremos en el siguiente nivel de la naturaleza.

Pregunta: ¿Pero de qué recibirá placer el hombre?

Respuesta: Cualquier nivel superior de la naturaleza que revele, le dará placer. El placer de la integridad de la naturaleza, el gozo de que las diferentes propiedades opuestas de la naturaleza, se complementan y unan, nos llenará de satisfacción.

Pregunta: Por ejemplo, dos personas. Una disfruta de los deseos básicos de comida, sexo y familia, la otra del conocimiento. Puede sentarse todo el día en el laboratorio y pasar toda su vida investigando algunos insectos o inventando una vacuna, eso le da satisfacción ¿cuál es la diferencia?

Respuesta: No importa. Es claro que todos están involucrados en lo que la naturaleza les pide.

Encontraremos un todo entre nosotros y veremos que, actuando cada uno a su propio nivel, revelamos la fuerza integral general de la naturaleza, llamada Creador. Comprenderemos esta fuerza, que se manifiesta en muchas variaciones, pero al mismo tiempo es un todo común, es la fuente del mayor placer.
[266994]
De Kabtv «Era post coronavirus,» 23/abr/20

Material relacionado:
Evolución del deseo
Evolución de los deseo, parte 2
Un todo 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta