“¿Qué debo hacer para sentir menos estrés? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué debo hacer para sentir menos estrés?” 

La naturaleza humana es el deseo de disfruta, pero estamos en descanso cuando disfrutamos. 

El problema de hoy, que también es por lo que la tensión es cada vez mayor, es que nuestro deseo de disfrutar crece de una generación a otra, por eso necesitamos más y diferente tipo de placer para encontrar satisfacción. 

De la misma manera, dado que todo lo que deseamos es disfrutar más y más, estamos en una situación donde necesitamos compartir con otros y se vuelve cada vez más difícil disfrutar algo. 

Como tal, tenemos cada vez más estrés. 

Más aún, el estrés cada vez mayor coincide con más ataques al corazón, depresión y abuso de drogas. En otras palabras, más estrés es igual a mayor probabilidad de enfermedad. 

Puede parecer que el estrés influye directamente en la enfermedad, pero en realidad, el estrés es la principal causa de enfermedad. La enfermedad del cuerpo, en especial en órganos internos como corazón y pulmones, puede ser rastreada hasta asociarla el estrés. 

El estrés nos sigue toda nuestra vida, desde el momento que abandonamos los brazos de nuestra madre hasta el momento en que morimos. 

Los niños pequeños, experimentan estrés en el jardín de niños porque están en un lugar en el que no quieren estar. Antes de los días del sistema de escuela, los niños eran educados por su madre y abuela y más tarde seguir los pasos de las ocupaciones de su padre, manteniéndose dentro del círculo de la familia. 

Hoy, necesitamos cumplir con los estándares de la sociedad. Es decir, tenemos ejemplos de competencia fiera con el fin de buscar el máximo de riqueza y éxito y estamos bajo constante presión por mantener el paso de los estándares sociales. 

Las situaciones donde ambos padres trabajan todo el día y abandonan a sus hijos, es un lugar común. Esos niños son dejados en jardines de niños y escuelas, de mañana a tarde, todos los días, un entorno que en sí mismo, es muy estresante para ellos. 

Por naturaleza, los niños necesitan ser formados dentro de su familia o en un círculo más amplio que los niños sienten como su propia familia. En el momento en que los niños son extraídos del ambiente familiar y llevados al jardín de niños y escuelas, experimentan estrés debido a la sensación de inseguridad en su nuevo entorno. 

Para encontrar calma, seguridad y confianza, los niños intentan ser como sus compañeros, buscando “ocultarse” entre ellos. 

Tras la etapa inicial de encajar, cuando se sienten aceptados por sus compañeros, el deseo de disfrutar continúa presionándolos y haciendo que quieran sobresalir. 

Se balancean de un lado a otro, entre su estado cómodo donde encajan y su ambición de expresar su orgullo y poder. Mientras más grande el ego, más están dispuestos a salir de su zona de confort y buscar el riesgo. 

Esos dos polos de permanecer en su zona de confort contra el deseo de ser una figura prominente en la sociedad, quedan con nosotros toda nuestra vida y nos tienen bajo constante estrés. 

Además, las redes sociales y la influencia de los medios que continuamente nos bombardean con imágenes de éxito competitivo, materialista e individualista, es decir, en los que tener más éxito es percibido como ser más fuerte, más rápido o mejor que otros de muchas maneras, añaden inmenso estrés que sentimos, dado que se vuelve cada vez más difícil sobresalir en una sociedad así. Por eso, las tasas de depresión, ansiedad, soledad, abuso de drogas y suicidios crecen junto con las, cada vez mayores, tasas de estrés. 

Por lo tanto, entender la naturaleza del estrés y que es un aspecto integral de la sociedad en la que crecimos, podemos concluir que con el fin de sentirnos menos estresados a largo plazo, existe la necesidad de una solución no sólo en el nivel de “¿Qué debo hacer para sentirme menos estresado?” 

Una solución duradera y que abarque todos los aspectos para reducir el estrés requiere mejorar nuestra sensación de conexión en la sociedad, de manera que sintamos la sociedad como una gran familia. 

Esencialmente, el paradigma competitivo, egoísta, materialista e individualista en el que estamos, el cual valora al “individuo más fuerte, más grande, más rápido y más rico”, necesita invertirse, de manera que valoremos más la contribución a la sociedad que el éxito individual. 

Estaríamos en camino de crear una vida más equilibrada para todos, reducir el estrés, y los problemas relacionados con éste.

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: