Un objeto espiritual y su nombre

Baal HaSulam, Shamati 3, La cuestión del logro espiritual: «Esto es así porque la palabra ‘nombre’ indica logro, como una persona que nombra un objeto después de haber logrado algo al respecto y de acuerdo con su logro».

Baal HaSulam escribe que, lo que no podemos comprender, no podemos darle nombre; No podemos determinarlo con precisión. Por eso, ‘nombre’ indica el nivel de logro, el atributo, la conexión con otros y muchas otras cosas.

Como en nuestro mundo, cuando recurrimos a cierta persona, no simplemente la llamamos por su nombre. Pues, alguien que lo conoce comprende de inmediato su conexión con el mundo, el estado en el que se encuentra, cómo está conectado con los demás, etc. Y para alguien que no conoce a esa persona, su nombre no significa nada.

Es decir, el nombre indica todas las propiedades de la persona y del mundo que la rodea, con el que está interconectado. En Cabalá, lo que determina el nombre son las propiedades del objeto mismo y lo qué y con quién está asociado. El mismo nombre de un objeto -alma, mundo, nivel o fuerza- determina el atributo básico del fenómeno, la fuerza, el objeto, el volumen o el nivel del que estamos hablando.

En Cabalá, un nombre no se da por casualidad como en nuestro mundo. Es con base en el valor numérico de los atributos del objeto, en su conexión con el mundo, en qué punto del alma general se encuentra, qué fuerzas influyen en él y cómo responde. En general, esto determina y define el objeto y su nombre.
[257748]
De Kabtv «Fundamentos Cabalá,» 8/dic/19

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: