Una fuente infinita de placer

En el artículo El asunto del alcance espiritual, (Shamati 3) Baal HaSulam dice que Ein Sof es la fuente de todo y que es llamada “Luz sin vasija”, que significa, Luz ilimitada del Creador en cierto atributo. De ahí se origina la raíz de la creación, la conexión entre el ser creado y el Creador, llamado deseo del Creador de hacer bien a Sus seres creados. Este placer comienza en el mundo de Ein Sof y desciende a través de todos los mundos hasta el mundo de Assiyá

La Luz superior que quiere llenar todas las almas que descienden desde el mundo de Ein Sof a través de los mundos Adam Kadmon, Atzilut, Beriá, Yetzirá, Assiyá a nuestro mundo. Con el fin de hacerlo Él necesita crear una vasija para la Luz con la que las almas pueden ser llenadas, porque la Luz trae el placer que el Creador quiere darles. 

Es como un niño que quiere comer sólo dulces, pero sus padres no lo dejan. Así nos trata el Creador. Para determinar el placer que Él nos da, el Creador nos hace pasar por muchas diferentes impresiones. 

Necesitamos elegir qué placeres son correctos, para así acercarnos al Creador, asemejarnos a Él y comenzar a ver el mundo como Él lo ve: infinito y pleno. Para hacerlo, necesitamos cambiar nuestros deseos y nuestra conciencia.
[257856]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 8/dic/19

Material relacionado:
¿Cómo podemos alcanzar placer infinito?
Una Mitzva (mandamiento) de amor perfecto
No podremos complacer al Creador hasta que alcancemos el placer absoluto

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: