entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 9/ago/20

¿Cuánto tiempo debemos sufrir antes de sentir que sólo podemos cambiar nuestra vida, cambiando nuestra actitud y haciéndola buena? ¡La naturaleza seguirá presionándonos hasta que entendamos
La naturaleza no permitirá que nos acostumbremos a la existencia actual. Pues, ¡los humanos somos el único elemento dañino que contiene!
#sistemaIntegral #coronavirus

Los golpes que nos da el coronavirus, finalmente obligarán a la humanidad a calmarse y asentarse, a entender que es obra de la fuerza superior que ya no nos dejará hacer lo que queremos: ni derecha ni izquierda. Debemos someternos a la influencia de la tercera fuerza: el Creador.

De Twitter, 9/ago/20

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 2/ago/20
Mis pensamientos en Twitter, 3/ago/20
Mis pensamientos en Twitter, 8/ago/20

El uso de las mascarillas, ¿libertad vs amor a los demás?

Mi nuevo articulo: «El uso de las mascarillas, ¿libertad vs amor a los demás?«

Salvavidas para unos, símbolo de tiranía para otros. El requisito de usar las mascarillas en público para evitar mayores contagios de COVID-19 dividió a la sociedad alrededor del mundo. En Estados Unidos las reacciones de rebeldía y desaprobación de un número importante de clientes en tiendas y oficinas, donde es obligatorio el uso de mascarillas, sorprendieron incluso a los expertos en salud mental. La indignación de la gente se manifiesta en las calles. También en otras grandes ciudades como Berlín y Londres, donde miles protestaron por la medida. Pero ¿tenemos claro lo que es la verdadera libertad? La claridad sólo vendrá cuando seamos considerados con otros.

A pesar del amplio apoyo científico a la eficacia del uso de las mascarillas para prevenir la propagación de la pandemia, sigue el debate sobre su efectividad entre quienes desafían la recomendación de su uso y de mantener el distanciamiento social, como medidas preventivas. Pero hay una razón más profunda para su rechazo, es la naturaleza humana. La gente está dispuesta a arriesgar la vida de los demás y la propia, para preservar lo que considera libertad personal. Se pregunta: “¿Por qué el gobierno tiene que imponer una orden que me restringe? ¿qué es lo que me ponen en la boca como freno al caballo? ¡Soy libre!”.

¿Por qué este sentimiento anti-mascarillas?

He estudiado la naturaleza humana durante más de cuarenta años y puedo comprenderla. La gente siente que las mascarillas  y las demás limitaciones, simbolizan degradación y opresión. Llega un virus y de repente, se ve obligada a usar mascarillas y los gobiernos parecen impotentes para manejar la situación. Por supuesto protestan en las calles. Los países que pensaban que ya habían manejado la crisis de COVID-19 con éxito, caen nuevamente. El virus no termina, simplemente, no desaparece y nada parece ayudar.

La desafiante actitud de la gente contra el requisito del uso de las mascarillas es prueba de nuestra incapacidad, fracaso e incluso indiferencia para educar correctamente a la sociedad. La gente no fue educada para cuidarse ni para ser considerada con otros. No hay un gobierno en el planeta que pueda ser ejemplo y tampoco ninguna autoridad del sistema de salud, todos siguen intereses específicos y particulares. Somos testigos del colapso total del sistema humano. Básicamente no hay estructura social que pueda ser presentada como ejemplo que se respete y escuche, todo es corrupto.

El propio virus se hizo cargo de educarnos. La naturaleza es una ley que obliga al hombre, por todos los medios, a alinearse a su sistema y a que reconozca su “inclinación al mal”. Hasta que el hombre logre una conciencia superior, la naturaleza debe mostrarle que la destrucción en su vida viene de sus malas relaciones con otros.

La naturaleza es como un padre amoroso que le da a su hijo amado una medicina amarga, nosotros nos comportamos como el niño que patea, llora y se niega a tomarla. La naturaleza tiene un propósito claro, unir a la humanidad. No podremos escapar de la plaga hasta que nos demos cuenta de que toda la humanidad está en un mismo barco.

Contribuimos y dependemos unos de otros. Por eso, cada uno debe actuar en consecuencia y desarrollar la convicción e intención de evitar dañar y transmitir el virus a otros. Si observamos nuestra situación desde esta perspectiva, no veremos la medida de uso de mascarillas  como obligación o coerción, sino como un gesto de amor y cuidado por los demás, como una bendición.

El mundo es circular y funciona del mismo modo, como una unidad. En el presente estado, la crisis golpea a este círculo por todos lados. Entonces ¿qué podemos hacer? Primero debemos entender que estamos inmersos en un sistema de interrelaciones. Es decir, cada acción afecta al todo. Y la única forma de superar el estado de crisis es pensar y comportarnos como un todo, con responsabilidad mutua. Ese es nuestro verdadero libre albedrío.

“¿Por qué nos importa la opinión de otras personas?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Por qué nos importa la opinión de otras personas?” 

Se ha mostrado en varios experimentos psicológicos y los cabalistas lo describen desde hace mucho, que es un aspecto fundamental de nuestra vida, que la opinión de otros es importante para nosotros, incluso si no podemos reconocer que así es. 

Es una paradoja: de acuerdo a nuestra naturaleza humana egoísta, que da prioridad al beneficio personal, por encima de los demás, no consideramos a nadie excepto a nosotros mismos ¿por qué, entonces, nos preocupa lo que otros piensen y digan? 

La naturaleza nos hizo así, para que entremos en relación recíproca con nuestra sociedad y el mundo circundante. 

Si la opinión de otros personas no nos importara, no podríamos alcanzar nuestro potencial humano en pleno. Es decir, no podríamos cambiarnos a nosotros mismos, expandir nuestra percepción y sensación para alcanzar nuestra interconexión e interdependencia con el sistema único de la naturaleza, incluyendo a nosotros los humanos como parte integral. 

Hoy, mientras nos enfrentamos a un mundo que nos restringe, con condiciones ecológicas, económicas y sociales cada vez más estrechas, el cambio hacia una conciencia humana conectada positivamente, es de la mayor importancia. 

Al reconocer la vasta extensión en la que las opiniones de otros influyen en nosotros, podemos hacer elecciones más prudentes con respecto a nuestra sociedad circundante: elegir a las personas con las que nos rodeamos, es decir, de acuerdo a objetivos, necesidades y valores compartidos y también el tipo de influencia que ingresamos en esta red y le impartimos a los demás. 

En última instancia, entender plenamente nuestra influencia mutua nos lleva a sentir la necesidad de responsabilidad, consideración, compromiso, apoyo, estímulo y cooperación mutuos. 

En otras palabras, si si entendiéramos la extensión de nuestra influencia mutua, sentiríamos la necesidad de pensar y actuar positivamente hacia el otro, pues eso aseguraría nuestra coexistencia armoniosa. Cualquier desviación en pensamiento o acto  negativo, dirigido por el odio, sería sentido como dañino para todo el sistema que compartimos, por lo tanto, también es dañino para nosotros mismos. 

Sentiríamos la necesidad de construir una nueva atmósfera social envolvente, que nos sustente, nos eduque y estimule el desarrollo de todos para lograr el cambio en las conexiones y conciencia humana de forma positiva. 

Foto de arriba de Priscilla Du Preez en Unsplash.

De los altercados políticos a una política de unidad

Mi nuevo articulo: «De los altercados políticos a una política de unidad«

Hace unos años, un documental de la televisión israelí contó la historia de una pequeña aldea en Israel, con una población de 120 familias y seis (!) Sinagogas ¿por qué seis Sinagogas con sólo 120 familias? Porque las familias -todas con el mismo origen cultural y las mismas oraciones- no se soportan entre sí. Cuando el entrevistador le preguntó a un residente que si, al ser tan pocos, no sucede que no se junten ni diez personas en la sinagoga (número mínimo para el servicio) para un servicio adecuado, el hombre admitió que sí. ¿Y qué haces? preguntó el entrevistador, “Voy al asentamiento cercano y rezó allí”, dijo el hombre. ¿Por qué ir a otro asentamiento a rezar, ellos usan libros de oraciones y canciones diferentes a los que estás acostumbrado, además, tienes cinco Sinagogas aquí en tu propia aldea para escoger y lo hacen exactamente como lo haces tú? preguntó el entrevistador. “Nunca entraré a ninguna de ellas”, dijo el hombre resueltamente.

Hace unos días, una famosa mujer árabe-israelí fue entrevistada en la televisión israelí y contó una historia interesante. Fue invitada a participar en un panel con otra gente, en un pueblo judío, para discutir el odio y la tensión política. El tiempo para la discusión era perfecto, pues era el 9 de Av, la fecha en que el Templo fue destruido hace 2,000 años, por el odio de los judíos a sus propios hermanos. En el punto álgido del debate, finalmente les dijo a sus anfitriones: “¡Ustedes se odian! ¡Los judíos se odian entre sí! Están discutiendo la ruina del templo el 9 de Av y aún, el judío odia al judío y le desea la muerte (referencia a las amenazas de muerte en línea y deseos de que mueran los políticos israelíes). Si se odian, ¿cómo me pueden amar?”

Siempre hemos sido una nación con muchas opiniones.

Si ves nuestra historia, encontrarás que cuando logramos mantener la unidad por encima de las diferencias, prosperamos, cuando dejamos que las diferencias se conviertan en odio desenfrenado, sufrimos.

Hoy, Israel se encuentra en una encrucijada. Las diferencias entre las distintas facciones de la nación, ganan terreno y apenas se escuchan voces de unidad. Como siempre, la divergencia es nuestro trampolín para el crecimiento, pero sólo si nos unimos por encima de ella. Siempre caminamos por una línea delgada, si no nos damos cuenta, tropezaremos y la existencia misma de Israel estará en riesgo.

Nuestro lema siempre ha sido que el odio suscita contiendas, pero el amor cubre el odio (Proverbios 10:12). No es un modelo fácil de seguir, pero hoy no tenemos otra opción. Nuestro estatus internacional sigue deteriorándose y nuestra fuerza interna seguirá decayendo, hasta que nos demos cuenta de que no tenemos otra opción que elegir la unidad por encima de todas las diferencias.

Si lo evadimos, el mundo decidirá que la declaración de la Sociedad de Naciones, en 1947, por un estado judío, fue un error. Si nos apresuramos y nos unimos, el mundo comprenderá por qué Israel atrae tanta atención, pues está destinado a mostrar que los opuestos pueden unirse y cubrir su odio con amor.

Lo que necesitamos ahora es pasar de altercados políticos a una política de unidad entre todas las facciones. Esta es la necesidad más urgente, especialmente hoy, cuando el odio nos asusta aún más que la COVID y ciertamente, es más peligroso.

Desconexión de las comunidades, parte 5

Los más grandes antisemitas

Pregunta: Durante la era de la ilustración, los judíos que se asimilaron en otros pueblos se volvieron ateos o cristianos y comenzaron a odiar, incluso más, a los judíos que mantenían las tradiciones. Este odio aún existe en el estado de Israel y está creciendo. 

¿Cómo está conectada la asimilación y odio interno de los judíos con el odio irracional? 

Respuesta: Una persona que quiere separarse de su raíz, pero ve que no puede hacerlo, porque, obviamente, existen fuerzas internas de la naturaleza que no se le permiten, comienza a odiarse a sí mismo, al pueblo, al principio espiritual, al Creador. 

Pero a pesar de que le gustaría separarse completamente y convertirse en un ordinario alemán, francés, etc., no puede tener éxito. 

Surge tal odio en él, por el pueblo, por sí mismo, por su raíz, así sana. Por eso se vuelve el más grande antisemita. 

Comentario:  El odio irracional es un estado en que se odia trabajar sin que recibir pago. No podemos hacer una acción sin recibir algo a cambio, combustible, beneficio para nosotros mismos -es nuestra naturaleza. Odiamos la cualidad misma sin razón. Esta cualidad es otorgamiento, amor, unidad. Es decir, de forma inconsciente odiamos a esas personas en quienes aparece esa cualidad. 

Mi comentario: Por eso los judíos que están involucrados en varios tipos de ciencias, artes y movimientos sociales hacen propaganda antisemita en esos lugares. 

Pregunta: ¿Qué hacer con ese contradicciones? La guerra entre los judíos continúa. Hay reformistas, ultraortodoxos, ateos, comunistas, etc. 

Respuesta: Todos están dispuestos a destruir al otro. Más que todos los antisemitas juntos, de acuerdo con Cabalá, es normal porque los judíos tienen el ego más grande. 

Comentario: Por otra parte, dice que debe existir cierto tipo de idea superior por encima de esto, la cual los unirá. 

Mi comentario: Para hacerlo, deben recurrir a Cabalá o Cabalá debe dirigirse a ellos. 

Para más acerca de este tópico, leer mis libros “Como un Manojo de Cañas: Por qué la unidad y la responsabilidad mutua están hoy en la agenda del día” y “La elección judía: Unidad o antisemitismo, Hechos históricos sobre el antisemitismo como reflexión sobre la desunión social entre judíos”.
[268592]
De Kabtv “Análisis del sistema del desarrollo del pueblo de Israel” 12/ago/19

Material relacionado:
Desconexión de las comunidades, parte 1
Desconexión de las comunidades, parte 2
Desconexión de las comunidades, parte 3

Nueva Vida 1257 – Cómo se difunden las ideas

Nueva Vida 1257 – Cómo se difunden las ideas
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

Viendo todo, la naturaleza es el deseo de recibir que pasa de un humano a otro como virus. Recibimos y absorbemos ideas, pensamientos y genes unos de otros. La naturaleza está interesada en que nos transmitamos ideas y pensamientos para lograr un mecanismo único, circular, conectado e integral. La naturaleza implanta pensamientos e ideas en nuestra cabeza, pero debemos lograr la idea altruista e integral por nuestra cuenta, al contrastarlos con su opuesto y con libre albedrío.La idea altruista determina que todos son iguales e incluidos como un hombre con un corazón.

Es difícil que la idea altruista se difunda, porque es anti-egoísta. Para que la idea se difunda, tenemos que construir un entorno, una red de personas conectadas, que mantenga nuestra atención. La sabiduría de la Cabalá puede mostrarnos el camino hacia el desarrollo continuo y evitar golpes como la epidemia de coronavirus.
[266991]
De  Kabtv “Nueva Vida 1257 – Cómo se difunden las ideas” , 24/jun/20
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

La dependencia integral es una manifestación natural de la naturaleza

Pregunta: Por un lado, dice que hay cierto espacio, la naturaleza que influye en nosotros y aumenta la conciencia de que es hora de que nos unamos. Pero es obvio que hasta que no haya un líder y no una persona, sino quizás cien mil líderes involucrados en la unión, no sucederá ¿están surgiendo tales líderes? ¿son necesarios?

Respuesta: Creo que hay muchos en nuestro mundo. Pero no deberían ser líderes del tipo que conocemos en la historia. Serán personas que se dieron cuenta de que la interdependencia integral de la humanidad es una manifestación natural de nuestra naturaleza y tenemos que  lograrla.

El egoísmo creció individualmente, hasta volverse tan global como lo es hoy. Se manifiesta en ciencia y tecnología, en producción y comercio mundial, que también revelan la integridad del mundo. Pero no es suficiente, pues es sólo una apertura del egoísmo mundial. Ahora veremos gradualmente que el mundo debe estar ligado por lazos de fuerzas completamente diferentes. Ya no podremos seguir explotando la tierra, el agua y el aire como lo hicimos. La naturaleza ya no nos permitirá hacerlo.

Intenta salir de la pandemia y verás lo difícil que es. No podrás restaurar viejos lazos, viejas empresas. No tendrás ninguna opción para restaurar las interacciones anteriores. Veremos esto en un futuro próximo.
[268451]
De  Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 24/may/20

Material relacionado:
Liderazgo en la nueva era
Cambiar la naturaleza humana
La responsabilidad del hombre de reconstruir la sociedad

¿Cómo usar todo el potencial de tu cerebro?

Pregunta: Se dice que el hombre usa sólo alrededor del 5% del potencial en su cerebro  ¿podemos decir que es suficiente para satisfacer nuestras necesidades animales individuales?  Y si trabajas para toda la sociedad, ¿se abrirá el otro 95%?

Respuesta: Trabajar por la sociedad es elevarse por encima del ego, aceptar las metas, útiles para toda la sociedad, para su fin último, para que sea integral, global.

Cuando la sociedad se eleve por encima de su egoísmo y trabaje sólo de manera altruista, podrás utilizar mucho más del 5% de tu potencial.

Pregunta: En principio, si necesito resolver un pequeño problema personal por mi cuenta, el potencial mínimo es suficiente.  Pero si es necesario resolver el problema de una pandemia, por ejemplo y grupos de científicos están tratando de encontrar una vacuna contra el virus, entonces, ¿juntos pueden conectarse con algún tipo de mente global y resolver el problema?

Respuesta: No. No creo que sea posible, porque todos son egoístas y todos trabajan por su propio bien.  Para hacerlo, necesitan elevarse por encima de sí mismos, es decir amarse, incluirse en el otro.

Pregunta: ¿Cómo podemos usar nuestro potencial, tenemos uno grande, pero sólo usamos el 5%?

Respuesta: Para hacerlo, necesitamos elevarnos por encima de nuestra naturaleza egoísta en la que nacimos y adquirir otra naturaleza altruista, «ama a tu prójimo como a ti mismo».  Así, podrás unirte con otros en un todo único, en una mente, en un solo deseo.  Todos sus datos internos se volverán comunes y todos trabajarán en beneficio de todos.
[268557]
De Kabtv “Era post coronavirus” 7/may/20

Material relacionado:
¿Quién controla el cerebro?
Construir la sociedad del futuro, parte 1
Construyendo la sociedad del futuro, parte 3

Diagnóstico para la humanidad

Pregunta: La ciencia moderna ha desarrollado varias posiciones conceptuales en relación con las crisis:

  • La crisis se considera un estado natural de desarrollo de todo sistema.
  • La crisis siempre se caracteriza por el crecimiento del egoísmo
  • La crisis aparece como una unidad de dos procesos. Siempre es tanto destrucción como creación.
  • La crisis no puede considerarse un fenómeno puramente negativo.
  • Las crisis son progresivas, incluso si son dolorosas.
  • Se dice que un diagnóstico correcto es la mitad del éxito en el tratamiento.

¿Qué debe saber el hombre? ¿qué diagnóstico deberíamos hacer cada uno de nosotros?

Respuesta: Para empezar, debemos informar a la humanidad que todos existimos en nuestra naturaleza egoísta y que debemos entender que tendremos que cambiarla.

Toda la naturaleza, excepto los humanos, es integral e incluso altruista.

En nuestro mundo, la naturaleza inanimada, vegetal y animal son integrales. El hombre, sin embargo, está fuera por su ego y no obedece nada ni a nadie. Lo principal es que todo sea bueno para él, aunque sea en detrimento de los demás.

Este estado existe del lado de la naturaleza, como un hecho, para que podamos sentir la depravación de nuestra percepción y el callejón sin salida en nuestro desarrollo.

Por ahora, es obvio que por nuestro desarrollo, llegamos a un estado en el que comenzamos a destruir nuestro pequeño planeta. No puede soportarnos más. Por eso, tenemos problemas muy graves.

La naturaleza se rebela contra nosotros y comienza a presionarnos y empujarnos muy cruelmente, tratando de obligarnos a cambiar. No entendemos sus acciones, no las tomamos como algo personal, y seguimos en nuestro camino de vanidad.

Pregunta: ¿Quiénes somos «nosotros»?

Respuesta: Somos mamíferos de dos patas y muy limitados. Somos tan limitados que somos peores que los animales. Pues, incluso la pequeña cantidad de conocimientos y oportunidades que tenemos, los usamos en detrimento de nosotros mismos y de la naturaleza que nos rodea.

Comentario: Me parece que millones de personas llegaron al diagnóstico de que: la naturaleza egoísta del humano es culpable de destruir la naturaleza circundante.

Mi respuesta: ¿Y qué si entienden? Entienden y siguen.

Comentario: Pero muchos ya son conscientes de lo nocivo de su comportamiento y luchan contra él, no sólo unos pocos filósofos, sino millones de personas y muchas organizaciones.

Mi respuesta: Esas organizaciones son las más egoístas. Luchan hasta que alguien los compra y luego, gradualmente se quedan en silencio. Quizás más tarde hablen un poco en algún lugar y de alguna manera, pero al mismo tiempo entienden que deben convivir con los poderosos de este mundo y todo continúa.

Por supuesto, hay quienes continúan objetando, pero se les silencia y no pueden publicar ni actuar. En este punto, todo se calma. Vemos que aún vamos por el camino egoísta, violando la naturaleza por todos los métodos posibles. Esto sugiere que la gente debe cambiar.
[268611]
De  Kabtv “Era post coronavirus “ 7/may/20

Material relacionado:
La humanidad como un sistema integral
Hombre y mujer, estructura de la humanidad
Aprender a vivir en equilibrio con la Naturaleza

Lección diaria de Cabalá – 9/ago/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “El amor cubre todas las transgresiones” (Preparación para el Congreso 2020)
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, “La Paz”
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “La obligación de Bnei Baruj a la humanidad en la última generación”
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora