entradas en '' categoría

COVID-19, luz al final del túnel

Mi nuevo articulo: «COVID-19, luz al final del túnel«

El deseo de la gente de evadir la tormenta del coronavirus y volver a la vida normal, compite con el aumento de la tasa de infección sin precedente en el mundo. La gente está cansada de oír hablar de la pandemia, pero ésta se aferra y no nos suelta, se extiende y golpea. Aunque, podremos encontrar energía para navegar en la crisis cuando nos demos cuenta de que la solución está en nuestras manos.

Académicos de Harvard dicen: “Por primera vez en la historia, casi todos los científicos del mundo están enfocados en el mismo problema … está comenzando a dar dividendos reales” y destacan la nueva era de cooperación en la que entramos, para mitigar el impacto de la pandemia en todos los ámbitos de la vida: economía, salud, educación, cultura. Millones de personas en el mundo están temerosas por las variables que predicen lo que nos espera en el futuro. ¿Qué pasará en el próximo invierno en términos de casos de COVID-19? ¿cuántos desempleados más habrá?

La incertidumbre da forma a nuestra conciencia colectiva y la prepara para un giro brusco. Precisamente este tipo de cambio de perspectiva, desde un enfoque egoísta y de mente estrecha, hacia un enfoque comprehensivo y amplio para resolver nuestros desafíos comunes, nos ayudará a solucionar la crisis desde su raíz más profunda: nuestras relaciones humanas disfuncionales. No verlos sólo desde una perspectiva científica, económica o política.

Un rayo de luz está entre nosotros

De un mundo en el que el hombre sólo se ve a sí mismo, necesitamos pasar a un mundo en el que todos se cuiden entre sí. Desde un mundo en el que ya no nos detenemos a considerar si usar o no mascarillas o mantener la distancia social para evitar la transmisión de un virus dañino a quienes están cerca de nosotros, necesitamos llegar a una realidad en la que, conscientemente hagamos lo necesario para proteger a los otros, de la misma manera que nos gustaría que los otros cuidaran la salud de nuestros hijos.

Nuestro sentido actual de impotencia nos hace más sensibles a nuestras relaciones. Sin mejores relaciones humanas, no podremos asegurar un buen futuro. Lo único que haremos será que desperdiciaremos energía y recursos en guerras y conflictos de intereses. Incluso si se encuentra una cura para COVID-19, no curará el fenómeno social del egoísmo excesivo, el estado que hace que nadie sienta las necesidades de los demás sino únicamente sus propias demandas egoístas.

La vacuna definitiva contra todos los patógenos tiene como objetivo sanar los corazones, neutralizar la crítica venenosa y corregir nuestra actitud explotadora hacia los demás. La naturaleza no es ciega y nada sucede por casualidad. El motor de la evolución produce lo que percibimos como eventos negativos. Debemos reaccionar y buscar conexiones que nos lleven en la dirección opuesta, a alinearnos con la naturaleza. Esta es la fórmula para la evolución de la vida y este tiempo requiere que todos lo entendamos. El mundo que construimos es totalmente interconectado, pero nuestros corazones permanecen separados. Esta incompatibilidad es exactamente lo que debemos arreglar para que funcionemos como un sistema integral, en consideración y armonía mutuas.

Si nos ayudamos y adoptamos la mentalidad de hacer bien a todos, nuestro corazón se limpiará de actitudes egoístas y alienantes y todas las partes de la naturaleza recuperarán el equilibrio.

La preocupación común por el bienestar de los demás creará soluciones para cada situación posible, construirá un escudo que nos protegerá de todos los predicamentos. Así, descubriremos que nada nos amenaza en la naturaleza y que el coronavirus fue sólo el medio para sanar al mundo del odio y del consumismo excesivo.

La conclusión de esta fórmula para la seguridad y la prosperidad es simple: sin conectar los corazones, todos sufriremos, pero el apoyo mutuo generará la sensación de paraíso. Somos como una familia unida en un túnel. Podremos ver la luz al final de ese túnel, sólo con el poder del amor.

¿De dónde vino el virus?

Pregunta: ¿De dónde vino el coronavirus? Se creía que era de origen animal. Primero lo tuvieron los murciélagos, después las mascotas. 

Después dijeron que los virus aparecen cuando se derrite la nieve y que es posible que venga de ahí. Ahora dicen que la intrusión en las selvas, el Amazonas, por ejemplo, traerá un enorme número de virus. Y ahí no hay murciélagos. 

¿Los grandes científicos comienzan a preguntarse de dónde viene? 

Respuesta: Del aire. Ni siquiera del aire sino de la nada. De hecho, el hombre mismo es la fuente de este virus. 

¿Por qué? Porque cuando, en el proceso de nuestro cada vez mayor ego, nos tratamos con más y más desdén y rechazo, causamos que fuerzas negativas en la naturaleza estimulen componentes llamados virus. 

Pregunta: ¿Es decir, el virus llega de nuestros pensamientos y acciones en contra de otras personas? 

Respuesta: Si. Las fuerzas que actúan entre nosotros y son generadas por nosotros hacen surgir esa combinación de materia elemental, que llamamos virus. 

Pregunta: Entonces, en principio, ¿los científicos no encontrarán un antídoto? 

Respuesta: El antídoto se desarrollará  en el camino: comiencen a tratarse bien y no habrá ningún virus. Incluso los que existen desaparecerán. Unos comerán a otros. Es demasiado sublime para los científicos, porque es en el nivel del deseo, en el nivel de las aspiraciones, en el nivel de las relaciones -los científicos no pueden comprenderlo. 

Los científicos trabajan en el nivel de la materia. Y esto es en el nivel de una materia sutil: amor, odio, miedos, etc. 

Pregunta: ¿Cuál es su solución ahora? ¿buscar el origen del virus? 

Respuesta: Si no lo hacemos, ni siquiera sabremos con qué estamos tratando. Pero vamos hacia el nivel donde nos elevamos desde la materia hasta el siguiente nivel: deseos, pensamientos, relaciones, es decir, en general, hacia una materia sutil. 

Pregunta: ¿Tanto el virus como el antivirus se originan ahí? 

Respuesta: Si. Todo está ahí. En general, toda la materia se origina ahí. 

Pregunta: En la práctica, ¿entramos al cuarto de control de nuestro mundo? 

Respuesta: Por supuesto, ¿por qué no? El pensamiento da a luz a todo, toda la naturaleza. “En el principio existió la palabra”. 

Comentario: Pero así, cancelamos toda la ciencia terrenal. 

Mi respuesta: No cancelamos nada. Es absolutamente correcta en su nivel. 

Comentario: Pero no encuentran un antídoto. Por ahora, de todas formas. 

Mi respuesta: ¡No pueden encontrarlo en su nivel! ¿Qué puedes hacer? 

Comentario: Entonces, ¿un doctor de hoy, debe convertirse en sabio? 

Mi respuesta: O, el sabio de hoy podría ser doctor. Y no exigirle nada al doctor. 

Pregunta: O el doctor ¿debe entender que esto es en un nivel diferente? 

Respuesta: Si, es el siguiente nivel. Él debe trabajar en su nivel, en el nivel terrenal. 

La segunda ola llegará y la tercera y más virus se propagarán en todos los lugares. Veremos que  todo depende sólo de nuestros pensamientos, de nuestras sensaciones, de nuestras relaciones mutuas. 

Pregunta: ¿Cuál es su consejo principal? 

Respuesta: No huir a ninguna parte, a ninguna isla desierta. No ayudará. Sólo una cosa ayudará: pensar bien en otros. 

Comentario: Un consejo muy simple para la gente. Por supuesto, es muy difícil de ejecutar en la realidad, pero es muy simple. Pensar en el bien de los demás -se nos enseñó eso en el jardín de niños y en la escuela. 

Mi respuesta: Y la enseñanza fue correcta. Si sólo pudiéramos absorberla. Percibirla. 

Pregunta: ¿Cuál es el secreto aquí? ¿qué tipo de adición “piensa en el bien de los demás” hay aquí? 

Respuesta: Nuestros pensamientos gobiernan el mundo. 

Pregunta: ¿Pero puedo pensar en el bien de los demás? 

Respuesta: No ¡Esto debe ser estudiado! 

Pregunta: ¿Cuál es el secreto? No puedo pensar en el bien de los demás. No puedo. 

Respuesta: Es a propósito, de manera que no puedas. Porque tu actitud hacia otros depende de la dirección de tu pensamiento, tu deseo, conexión con otros, trabajo mutuo, en general, de muchas condiciones que debes desarrollar en ti mismo, en tu sociedad, al menos en un pequeño grupo. 

Pregunta: ¿Entonces, hasta que yo lo solucione, estaremos expuestos a los virus

Respuesta: Sí. Y no sólo a eso. 

Pregunta: ¿Puede solucionarse en un periodo corto de tiempo? Aún así, hablamos de que la humanidad está enferma. 

Respuesta:  Hordas de virus se acercan a nosotros. 

Comentario: Entonces, ¿cuándo podemos comenzar a deshacernos de los virus? 

Mi respuesta: Podemos reducir sus efectos dañinos. Podemos, de alguna manera, posponer los problemas causados por ellos, hasta que nos volvamos más listos. Pero depende de que comencemos a intentar percibir esos virus de forma correcta, de manera que con su ayuda, podamos dirigirnos a la meta correcta. 

Debemos entender su presencia de forma correcta. 

Pregunta: ¿Qué debo entender? 

Respuesta: Debo entender que esto es para mí, a causa de mí, para mi beneficio. 

Nada en la naturaleza en contra del hombre, nada en absoluto ¡Nada! Todo es para que seamos más sabios, maduros y cambiemos un poco -hacia una relación positiva entre nosotros y en general, hacia toda la naturaleza. 

Pregunta: ¿Y si comienzo a entenderlo? 

Respuesta: Mejoras tu salud. Simplemente comienzas a sentirte física, moral y mentalmente saludable. 

Al mismo tiempo, llegamos a un nivel completamente diferente de interacción y percepción de la naturaleza. Es decir, toda nuestra vida será en el nivel dei pensamiento, de nuestras interacciones -positivas y negativas. Y no existe nada en la naturaleza excepto, el más y el menos interactuando entre sí. Y lo mismo con nosotros: podremos manejar nuestros deseos, nuestros pensamientos ¡Es simple! 

Comentario: Es decir, entro en el nivel de los pensamientos, sin palabras. Puedo permanecer en silencio. 

Mi respuesta: No hay palabras, nada físico en absoluto. De pronto, nos encontramos en un espacio enorme completamente lleno con más y menos. Partículas como pensamientos, sensaciones. 

Pregunta: ¿Aún existen menos ahí? ¿no está lleno de bondad, amor? 

Respuesta: No puede haber más sin menos. 

Pregunta: ¿Es el menos mi resistencia al más? 

Respuesta: Si. Debe existir. Por eso, como dice la Cabalá, no removemos nuestro egoísmo. Sólo lo usamos correctamente. 

Abrimos esa enorme computadora en la que existimos y comenzamos a interactuar con ella, con ayuda de nuestros pensamientos y deseos. Y nos involucramos en el trabajo de la computadora y la llevamos a un estado de equilibrio total. Todo con el fin de revelar la ecuación básica del universo, que todo existe sólo para revelar felicidad. 

Pregunta: ¿Qué hacemos? ¿qué tanto debemos hablar? ¿cuánto tenemos que repetirlo? ¿cuánto está dispuesto a repetirlo? ¿regresar todo el tiempo, cuánto más? 

Respuesta: “Mientras viva, el universo brilla”. No tienes ningún lugar a dónde ir. 

Pregunta: Es decir, ¿tiene y tendrá la paciencia y continuará? 

Respuesta: Lo haré mientras pueda hablar.
[268734]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 15/jun/20

Material relacionado:
Coronavirus: lo creas o no
Qué nos enseña el coronavirus
¿Qué placeres nos prepara la era post-coronavirus?

La Naturaleza está embarazada con una nueva humanidad

La crisis a la que nos trajo el coronavirus, en esencia, es el nacimiento de un nuevo mundo. Sin embargo, la humanidad se ve como una niña que quedó embarazada inesperadamente, completamente reacia y ahora está aterrorizada y no sabe qué hacer.

No nos veamos en esta posición. Entramos, como embrión, en el proceso de preparación para el nacimiento en un mundo nuevo. La naturaleza está preñada, el Creador, debe darnos a luz. ¡Y lo hará!

Pero debemos ayudarlo; debemos estar de acuerdo con este proceso, unirnos cada vez más y prepararnos para nuestro nacimiento. Así, podemos acelerar nuestro desarrollo, porque este embarazo no se limita a un plazo determinado, sino que depende de que logremos unirnos para estar listos para nacer.

Lo único que se requiere de nosotros es conexión. Siempre tenemos que pensar en conectarnos cada vez más y entender cómo comportarnos en el nacimiento. Aún queda un largo camino por recorrer. Pues, si nacemos antes de que estemos conectados, el bebé nacerá deforme, faltarán algunos órganos en su cuerpo, pues no estamos completamente conectados.

Con nuestra conexión, formamos el cuerpo de la humanidad que va a nacer y, estamos obligados a unirnos, de tal manera que este bebé nazca sano, con todos los órganos necesarios. Un nacimiento fallido debería estar fuera de discusión.

Si nuestra unión no es correcta, la naturaleza, el Creador, nos dará tales problemas, nos presionará tanto que tendremos que unirnos. El canal de parto es muy estrecho y tendremos que hacer un gran esfuerzo para salir.

Si nos conectamos, podemos salir fácilmente. Y además, necesitamos cambiar nuestros valores para que lo que antes era importante, deje de serlo y viceversa, lo que antes no era importante se vuelve importante. Es decir, estamos volteándonos de cabezas y todos compartimos la misma opinión.

Y luego vienen los dolores de parto, que son bien conocidos por las mujeres. Pero ahora todos tendremos que pasar por ellos, en forma espiritual, para que nos preparen para el nacimiento en un mundo nuevo. Todo está por delante de nosotros porque hasta ahora ni siquiera nos hemos unido en forma de embrión.

El coronavirus nos está ayudando enormemente a avanzar hacia este nacimiento, nos deja sólo lo esencial y lo demás queda a un lado. Por eso, puede considerarse una medicina y no un golpe. Lo contrario es cierto: con lo que el Creador nos golpea, nos sana.

Comenzó a desarrollarse una gota de semen, un gen espiritual (Reshimo) del nuevo mundo, que despertó en nosotros, porque ya agotamos por completo nuestro estado anterior. Se está desarrollando en cada uno de nosotros y en todos juntos y contiene información sobre el nuevo estado de la humanidad, igual que la célula de la que parte el embrión, la gota de semen.

El embrión espiritual flota en la Luz de Jasadim, en las aguas de la madre, con las que sale durante el nacimiento correcto. Si nos comportamos correctamente y nos unimos en un embrión sano, sentiremos que estamos en la Luz de Jasadim, en el océano de misericordia, en el vientre de la madre. Nuestro embrión crecerá y se desarrollará mes tras mes y aprenderá a ver el nuevo mundo en el que se supone que debe nacer.

Si no nos unimos, nuestro estado empeorará cada vez más y podremos tener hambre verdadera. La naturaleza nos persuadirá a cambiar nuestros valores y entender que no hay nada más que la unión en grupo o la muerte.

Después de todo, aún no nos hemos pegado a la pared del útero. Esto requiere conexión por encima de todo. Debemos convertirnos en un embrión dentro de la madre superior, la naturaleza, el Creador y comenzar a desarrollarnos en Él para ser recompensados con el nacimiento.

Es más fácil para las mujeres entender este proceso porque lo han vivido y lo han sentido en su interior. Y ahora tanto hombres como mujeres deben pasar por este proceso y sentirse en el útero y desarrollarse allí. A pesar de que este es un lugar oscuro con respecto a nuestro ego, con respecto al deseo de otorgamiento y unidad, este es un mundo lleno de luz, que nos da un nuevo desarrollo y una nueva vida.
[268460]
De Kabtv «La mujer en el nuevo mundo» 9/jul/20

Material relacionado:
Altruismo – Ley fundamental de la naturaleza
El Creador y la naturaleza son el mismo concepto
Independencia de nuestra naturaleza

Hacia la responsabilidad integral

Pregunta: ¿Para poder acercarnos a observar las leyes de la naturaleza, debemos aprender a recibir de la sociedad sólo lo necesario y dar cuanto sea posible?  

Respuesta: No tanto como sea posible, pero usar todas las fuerzas y capacidades para dar, para recibir lo necesario para la existencia común, normal, humana

Es decir, estoy en equilibrio con la naturaleza, le doy todo a ella desde el nivel humano y recibo lo que necesito a nivel animal. La pandemia nos guiará; si no lo hace ésta, la siguiente lo hará.  

Pregunta: En ese caso, ¿dónde está nuestro libre albedrío? 

Respuesta: Este es el libre albedrío: “del palo a la felicidad”, como dicen.  🙂

Hoy es obvio, por todo lo que está pasando y puedes intentar sintonizarte con el estado de responsabilidad integral, mutua, completa. 

Pregunta: ¿Por qué debería creerlo? ¿tal vez nada de todo esto sea verdad? 

Respuesta: Si procedemos de las leyes ordinarias, parece no haber nada de especial. Pero si comienzas a calcular lógicamente que todo lo que el hombre hace es con base en su ego, verás que esta fuerza simplemente nos lleva a la tumba.

Por otro lado, ¿cómo debemos actuar si estamos en el mismo globo pequeño y prácticamente somos una sola comunidad? Reúnanse y decidan cómo podemos coexistir de forma apropiada. 

Pregunta: A pesar de nuestra inherente naturaleza egoísta, podemos, bajo la influencia de nuestro entorno, cultivar ciertos valores opuestos a nuestra inclinación egoísta ¿es esto libre albedrío? 

Respuesta: Si. Excelente redacción, simple y clara para todos.
[268722]
De Kabtv “Era post coronavirus”, 30/abr/20 

Material relacionado:
Responsabilidad en la sociedad integral
La Historia de la Humanidad – El desarrollo de la Responsabilidad Mutua (Arvut) – Parte 1
No se trata de un castigo, sino de una responsabilidad integral

La elección es voluntaria, pero los pasos son los mismos

Pregunta: Alguna vez, durante mi niñez, mi abuela me habló de que el hombre estaba dotado de libre albedrío porque originalmente fue creado a imagen y semejanza de Dios. 

Recordé que si uso libre albedrío, es que soy el creador de mi destino y de mi vida, ¿sucede que ya tengo este programa? ¿o es sólo mi elección? 

Respuesta: No. Tu única elección es dar un paso hacia adelante, el cual debes dar. O lo haces por tu libre albedrío o  te darán un par de golpes y aún así serás forzada a hacerlo. 

Pero todo está absolutamente predestinado. La única diferencia es si vamos voluntariamente o por los golpes; la diferencia está en las sensaciones, en estados, en percepciones. Pero los pasos son los mismos.
[268445]
De Kabtv “Juntos en lo importante” 14/jul/20

Material relacionado:
El retirarse no es una opción
¿Una píldora dulce o una amarga? Tú eliges
No tenemos otra opción

Lección diaria de Cabalá – 13/ago/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “De la plegaria de la Decena a su plegaria por el mundo” (Preparación para la Congreso virtual “Un nuevo mundo” 2020)
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, «La Paz» (Subtítulo: «Aclaración del extracto de la Mishná:» Todo está en depósito, y una fortaleza se extiende sobre toda la vida «)
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora