entradas en '' categoría

La soledad mata

Mi nuevo artículo: «La soledad mata«

Hace unos días en Israel, un hombre joven, profesor de escuela, se suicidó. Tenía estudiantes, conservaba su trabajo, era saludable, guapo, elocuente, pero estaba solo. En un post de Facebook, escribió su nota final: “no es bueno para el hombre estar solo; la soledad mata. Otro día, otra semana, otro mes, otro año pasa y yo estoy solo. En el almuerzo, en el trabajo, en la noche, los fines de semana, los días de fiesta y los cumpleaños, nadie me recuerda. Los pocos amigos se fueron, se desvanecieron en el tiempo; es hora de partir”.

Este hombre no era único en sus emociones. Sus palabras en las redes sociales, captaron la maldición de nuestro tiempo: todos estamos conectados, pero muy solos. La soledad se volvió muy pesada, precisamente porque deberíamos estar más conectados de lo que estamos.

Estamos muy retrasados en nuestro desarrollo. En este momento, ya deberíamos ser una humanidad conectada, que siente que somos un sistema cuyas partes se complementan y son solidarias en bien de la humanidad y de la naturaleza. En su lugar, hasta hace poco, hemos estado sumergidos hasta el cuello, en un lodazal de destrucción mutua que orgullosa y erróneamente llamamos “economía capitalista” y “progreso”.

De repente, cuando llegó la Covid-19 y nos obligó a tomar un descanso de la aniquilación mutua, empezamos a sentir el vacío que tenemos dentro. Pero ¿qué más se podría tener dentro? Cuando todos odian y temen a los demás, hasta el punto que dejas de hablar y te comunicas por texto y construyes a tu alrededor muros de falsa confianza y falsas sonrisas para esconder tu inseguridad. Cuando de pronto estás solo, te das cuenta que no tienes idea de quién eres ni sabes cómo estar contigo mismo ni qué es lo que realmente quieres, porque has estado ocupado toda tu vida levantando muros contra el mundo hostil de afuera. Y nadie te llama porque todos están en la misma situación: todos están solos y temen ser lastimados.

“Estar solo quiere decir que eres ignorado, que nadie se preocupa por ti, por eso algunos prefieren terminar su vida, para que, en algún punto, incluso en su momento final, alguien se preocupe.”

 Por qué no podemos conectarnos

La humanidad es diferente a las otras partes de la naturaleza, nosotros debemos evolucionar por nuestra propia cuenta. Nuestra evolución es mucho menos física que la de las otras especies, es mucho más emocional, intelectual y social. En el apogeo de nuestra evolución, estamos destinados a sentir la totalidad del sistema que llamamos “universo.”

La naturaleza desarrolla a todos sus elementos por instinto, excepto a la humanidad. Los humanos carecen, en gran medida, de ellos. Cuando un animal nace, de inmediato sabe dónde encontrar comida, a menudo puede caminar un poco y generalmente se comporta como otro animal de su especie. Los humanos, por otro lado, cuando nacen, apenas pueden mover sus manos y sus pies y están totalmente indefensos por años. Los humanos, a diferencia de los animales, tienen que adquirir conocimiento por ellos mismos con trabajo duro. La sociedad humana, igual que el bebe, tiene que aprender, poco a poco, a convertirse en ser social y a ser una buena compañía para sí misma. Evolucionamos con nuestro propio deseo de mejorar la situación. Y no evolucionamos al azar, sino en dirección clara: hacia una mayor cohesión, mayor cuidado por cada uno, mayor responsabilidad mutua y eventualmente, amor mutuo.

Cuando un niño tiene hambre, llora porque se siente mal con el estómago vacío. Cuando una persona está sola, llora porque el corazón vacío se siente muy, muy mal. El dolor del corazón es mucho más fuerte que el del estómago vacío.

Pero la soledad que muchos sienten hoy, no es el fin. Es el principio. Es la oscuridad antes del amanecer. Empezamos a darnos cuenta de que debemos transformar todo, lo primero, nuestras relaciones. Para hacer el cambio, tenemos que sentir que el presente es insoportable. Y nada es más insoportable que la soledad.

Podemos prevenir tragedias como el suicidio por soledad, si dejamos de insistir en retornar al estado anterior de “libre” economía, dominado por el ego y, avanzar al estado de preocupación mutua y empatía, en el que deberíamos haber estado desde hace mucho tiempo. A lo largo del camino descubriremos que es mejor cuidarnos unos a otros que temernos unos a otros y también que así funciona la realidad, excepto por nosotros, hasta que también, alcancemos ese estado.

“¿Cuánto tiempo pasará hasta que tengamos una vacuna para el coronavirus?”(Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Cuánto tiempo pasará hasta que tengamos una vacuna para el coronavirus?” 

En primer lugar, si pudiéramos ver las intenciones detrás de la carrera para una vacuna para el coronavirus, ¿qué veríamos? 

¿Veríamos una preocupación sincera de los expertos y los líderes mundiales de mejorar la salud de la humanidad? 

¿O veríamos una carrera despiadada por ser el primero en dar a luz a una enorme fuente de nuevos ingresos para la economía de su país, así como habilidad de alardear del reluciente estatus y orgullo de ser más listo y más experto que otros países por ganar esta carrera? 

Dado que la naturaleza humana es egoísta, le da prioridad a su beneficio propio por encima de beneficiar a otros, no debe parecernos una sorpresa que la inclinación mencionada sea el factor de impulso primario detrás de la persecución por una vacuna contra el coronavirus. 

Esta carrera, por lo tanto, se vuelve una reflexión de las mismas relaciones humanas egoístas súper-infladas que están detrás de la enfermedad en primer lugar. Incluso si desarrollamos una vacuna, podemos esperar que se quede corta en dar un remedio duradero. Al contrario, sin corregir nuestras inclinación egoísta, sólo podemos esperar que los problemas empeoren. 

¿Qué significa que nuestras relaciones egoístas están detrás de esta enfermedad? 

Cuando veamos la pandemia como parte de un proceso que se despliega en la naturaleza y que guía la salida eventual de nuestra naturaleza egoísta. Y la entrada a una realidad nueva positivamente conectada, equilibrada con la naturaleza. Podremos ver que el coronavirus surgió principalmente como un golpe justo al ego del que la naturaleza nos presiona para que salgamos. 

Por lo tanto, no importa qué vacunas sofisticadas se nos ocurran, si fracasamos en usar esta pandemia para incrementar nuestra conciencia del proceso enorme en el que estamos y lo que la naturaleza, en última instancia, quiere de nosotros, inevitablemente tendremos que experimentar golpes más duros para que nos hagan despertar a la bondad que existe fuera de nuestros egos divisivos. 

Lo principal que necesitamos descubrir en esta pandemia no está fuera de nosotros, en la forma de una vacuna, sino dentro de nosotros, en la forma de actitudes mutuas mejores,: de egoístas, indiferentes e incluso odiosas, a altruistas, preocupadas y amorosas. 

Más aún, el coronavirus puso ante nuestros otros que estamos conectados, mostró que una minúscula partícula que salió a la luz, en una pequeña provincia china, se convirtió en problema común  de la humanidad, puso al mundo en condiciones similares de restricción. 

En otras palabras, con el coronavirus, la naturaleza nos muestra que estamos conectados y somos interdependientes, al mismo tiempo, nos indica que estamos desconectados y divididos en nuestras actitudes egoístas mutuas. 

La tendencia paralela opuesta de volvernos cada vez más interdependientes y al mismo tiempo nos volvemos más y más egoístas, es una receta para el desastre. 

Por eso, mientras más pronto implementemos un cambio en nuestra actitud mutua, con el fin de alinearnos con el estado de conexión que nos rodea, más pronto desarrollaremos inmunidad hacia el coronavirus y hacia otras enfermedades más fuertes, sin necesidad de insertar ninguna aguja en nuestras venas.

No hay negro sin blanco

Mi nuevo articulo: «No hay negro sin blanco»

Cuando la sociedad se desmorona, no es porque un lado esté equivocado y el otro tenga razón; es porque ninguno quiere unirse. Por naturaleza, queremos que desaparezca todo lo que no nos agrada. Si piensas diferente a mí, te quiero fuera de mi vida y preferiblemente, fuera de la existencia. Este es el pensamiento natural de cada uno, en diversos grados. Pero la naturaleza no nos dotó solo de esta naturaleza; también nos dio la capacidad de pensar y de elegir.

La naturaleza nos dotó de la capacidad de observar y aprender que nada existe a menos que su opuesto apoye su existencia. El planeta Tierra, por ejemplo, se mantiene en órbita gracias al equilibrio entre la atracción gravitacional del Sol y la fuerza centrífuga que lo aleja de él. Del mismo modo, nuestra vida gira en torno a las horas de oscuridad y luz y nuestra visión se basa en el rango entre ver todos los colores juntos, eso crea el color blanco y ningún color, que crea el color negro. Calor y frío, hambre y plenitud, atracción y rechazo, amor y odio, todos son opuestos que hacen de la vida lo que es.

Lo opuesto de la vida no se niega ni se refuta mutuamente; ¡se habilita y complementa entre sí! Si tan sólo pudiéramos darnos cuenta de que, como es en toda la realidad y como es con nosotros, así fuera con nuestros semejantes, imagina el mundo inclusivo y acogedor que tendríamos. Imagina la riqueza que disfrutaríamos si pudiéramos abrazar la diversidad de colores, razas, creencias, inclinaciones, perspectivas y todas nuestras diferencias y complementarios.

Imagina también el mundo aburrido y estancado que sería si todo fuera igual. No desarrollaríamos el pensamiento porque no tendríamos necesidad de articular un punto de vista. No desarrollaríamos la imaginación, pues nada nos estimularía ni intrigaría. Perderíamos nuestra creatividad, vitalidad y ganas de vivir. De hecho, incluso debemos nuestro odio feroz y el placer de entregarnos a la justicia propia, al hecho de que hay personas que son diferentes a nosotros ¿qué haríamos si no existieran?

La conclusión es que necesitamos ver más allá de las diferencias y ver la totalidad que las engendra y que las diferencias mantienen la integridad. Cuando aprendamos que la vida, su significado y su continuidad dependen de la persistencia de lo que odiamos, de que valoraremos la realidad que lo creó todo, podremos construir el amor por la totalidad por encima del odio por las partes Hasta entonces habrá paz y felicidad.

Nos espera una guerra entre fuerzas de oscuridad y de luz

Pregunta: Cuatro meses del virus pasaron volando como un instante y prácticamente no hubo noticias particularmente positivas. Hubo tormentas de nieve, tormentas, incendios, temblores. Irán está desarrollando una bomba nuclear una vez más. Vimos lo que sucede en EU: disturbios y discusiones fieras. No hubo buenas noticias. El hombre vive en este espacio. 

¿Cómo pudo vivir con las terribles noticias que hubo, durante estos 4 o 5 meses? 

Respuesta: Al menos hagamos que todos en todo el mundo, acepten una semana de pensamientos positivos ¡Sólo pensamientos positivos! Nada más puede hacerse. Sólo piensa de forma positiva acerca de otros. 

Pregunta:¿Piensa que funcionará si pudiéramos tener una semana así? 

Respuesta: Intentémoslo ¿Qué podemos perder? Pienso, que no perdemos nada. 

No cuesta nada. Nadie debe posponer nada. No se detiene nada; seguiremos viviendo justo como lo hacemos ahora. Es sólo que en esa semana, hablaremos sólo de buenas relaciones. Y de lo que ganamos. Demos un vistazo. Tenemos todas esas estadísticas. Y de pronto, veremos que estamos haciendo si sólo decimos cosas benignas. Intentalo. 

Pregunta: ¿Cómo se organiza? ¿desde arriba? 

Respuesta: Por supuesto, de arriba: la ONU, la Organización  mundial de la salud, la UNESCO.

Respuesta: Es decir, detener los juegos políticos y decir: “¿Intentemos vivir de esta manera por una semana?”

Respuesta: Si, por supuesto. Pero, no van a querer porque inmediatamente descubrirán que no necesitamos nada más que esto. 

Comentario: Siempre tiene un punto de quiebre al final en que dice: “Pero es imposible”. Sugiere “¡Hagámoslo!” E inmediatamente dice: “Pero es imposible”. 

Respuesta: Es posible, pero imposible. 

Pregunta: ¿Es decir, nadie estará de acuerdo?

Respuesta: Si. 

Pregunta: ¿Entonces cuál es su consejo práctico? 

Respuesta: No hay ningún consejo práctico. Nuestro ego no nos permitirá hacerlo. 

Pregunta: ¿Piensa que sólo esto ayudará, pero nuestro ego no nos permitirá hacerlo? 

Respuesta: Si. 

Comentario: Es un callejón sin salida. Estamos ahí una vez más. Por favor sáquenos de este punto muerto. 

Mi respuesta: Debemos anular nuestras relaciones egoístas. Veremos que estamos cara a cara, frente a un enorme ego y no hay a dónde ir ¿qué hacer sin el ego querido? 

Comentario: Es decir, ¿queremos esta semana de buenos pensamientos, pero no podemos, tenemos al ego que nos dice “¡nunca lo harás! Porque me anularás”? 

Respuesta: Si. 

Pregunta: ¿Es un buen estado? ¿es importante que aparezca esa postura? 

Respuesta: Por supuesto, es bueno. Al menos avanzaremos. 

Pregunta: ¿Entenderíamos qué nos obstaculiza en esta vida? 

Respuesta: Si. Pero no podemos. Como el famosos cómico ruso Raikin dijo del déficit heredado: “Bueno, al menos debes dejar algo”. 🙂

Aun así debemos intentar explicarlo. Para que cuando vengan tiempos peores -el virus por segunda, tercera vez- nos acabará, nos debilitará y estaremos de acuerdo. Al menos un poco. 

Pregunta: Es decir, ¿hablar de lo que ahora es imposible? Es necesario hablar de buenas relaciones entre todos, una semana de buenos pensamientos, etc.

Respuesta: De cualquier manera, todo finalmente llegará a esto. 

Pregunta: ¿El ego eventualmente se rendirá? 

Respuesta: ¡No! ¡Habrá una enorme guerra, una guerra interna, una guerra espiritual de fuerzas! Una guerra de fuerzas de oscuridad y luz. Será una guerra bíblica, que está descrita en las fuentes. Los hijos de la luz y los hijos de la oscuridad. 

Pregunta:¿Será una guerra entre las buenas acciones y el ego? 

Respuesta: Si. 

Pregunta: ¿Qué sigue? ¿qué dice al final? 

Respuesta: Al final, las fuerzas buenas ganarán. Pero hasta después de una lucha interna, que se debe lograr internamente. 

Pregunta: ¿Cada uno de los ocho mil millones debe pasar por todo esto? 

Respuesta: ¡Absolutamente todos! 

Comentario: De hecho, dice que el guión ya fue escrito. 

Respuesta: Terminaremos este escenario. 

Pregunta: ¿Pero ya fue escrito? 

Respuesta: No. No el escenario final ¡Existen tales escenas ahí! 

Pregunta: ¿Existe lugar para mi libre albedrío? 

Respuesta: ¡Absolutamente! 

Pregunta: Entonces, ¿tengo que elegir algo? 

Respuesta: Si. Lo que ordeno. Más aún,sucederá en las escenas más críticas. No en general sino en la totalidad, todo está dirigido hacia la victoria de las fuerzas buenas sobre las fuerzas oscuras, pero nosotros damos la orden a todos los giros y estados especiales, nosotros los determinamos. 

Cada segundo tendremos que dar nuestra solución con nuestro libre albedrío y presión, para hacerlo realidad ¡Dependerá de nosotros! Aún cuando, todo está predeterminado. 

Pregunta: ¡Pero es incomprensible! Es decir, ¿caminar con la sensación de que es bueno que la luz gane, constantemente enfrentaré la oscuridad, entenderé que no superaré la oscuridad; que es imposible y de alguna manera aún así continuaremos? 

Respuesta: Por supuesto, sí. Y creceremos, como brotes de la tierra, en una nueva forma, en una sociedad altruista. Esta ya no es una sociedad terrenal. Este es un punto de vista completamente diferente. 

Es un nacimiento completamente diferente. Y existiremos de forma diferente -en forma de fuerzas, en forma de un plan, en forma de pensamientos. 

Pregunta: Siempre da el ejemplo de que el niño nace de cabeza. Entiendo que nunca pasaré por esto, y de pronto un vuelco ¿y me encuentro ahí? 

Respuesta: Si. 

Pregunta: ¿Alguien nos está empujando o estamos naciendo nosotros mismos? 

Respuesta: No, por supuesto, todo lo hace la naturaleza, por una naturaleza superior. Nos empuja y da a luz. 

Pregunta: ¿Sólo se necesitan esfuerzos de nuestra parte? 

Respuesta: Debemos ajustarnos, acompañarlo. Sucederá muy rápido, sin ser notado. Y todos esos virus nos acompañarán hasta nuestro nuevo nacimiento. 

Pregunta: Entonces, ¿resulta que el virus en realidad es la fuerza que nos impulsa? 

Respuesta: Si. Nos dan forma. Lo hacen todo. 

Lo más importante no es lo que hace en nuestro mundo de forma biológica, sino que hacen surgir en nosotros una actitud hacia una nueva percepción. Es lo más importante. 

En general, todo estará bien.
[268848]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 15/jun/20

¿Los humanos son un virus?

Comentario: La gente es un virus. Esta es la opinión de uno de los pocos movimientos a favor de salvar a la naturaleza, de salvar el medio ambiente, llamado “Eco-Fascismo”. 

“El calentamiento global amenaza a la humanidad. La economía industrial está destruyendo la diversidad de las especies. Las corporaciones tienen mucho poder. Los blancos se preparan para una guerra racial”, el movimiento se adhiere a este eslogan. 

Creen que es necesario aislar a las personas de la naturaleza, y que es deseable que los virus como el coronavirus y otras epidemias, destruyan a cierta parte de todas las personas. Y quedará la parte de la humanidad que puede desarrollarse activamente, sostener la naturaleza, la ecología, y un consumo razonable. 

Mi respuesta: No pienso que esos movimientos sean dignos de atención. 

¿Los humanos son un virus? Si, el hombre en el estado actual es una naturaleza negativa, egoísta. Siempre lo han sido, pero hoy se ha desarrollado hasta tal estado en el que ni él mismo puede soportar. Por eso, el estado se está volviendo relativamente positivo, la así llamada revelación de la maldad de su naturaleza. Por lo tanto, dentro de la sociedad humana, surgen todo tipo de movimientos opuestos a su naturaleza. 

Respeto a la humanidad porque está buscando la respuesta a: ¿Qué debemos hacer con nosotros mismos? Somos tan dañinos, malos, somos terribles, ¿pero hacia dónde podemos ir, qué hacer con nosotros mismos? 

Debemos llegar a la conclusión seria y real, de que de todo los que existen en el planeta tierra, somos lo único dañino. No porque nos comemos a la naturaleza inanimada, vegetal, animal, sino por lo que nos hacemos a nosotros mismos. 

En primer lugar, al destruir la naturaleza inanimada, vegetal y animal, provocamos un enorme daño al entorno. Pero al mismo tiempo, nos hacemos un gran daño a nosotros mismos, porque figurativamente hablando, nos comemos a nosotros mismos, desde el interior. 

El hombre es la única criatura que posee energía negativa, una propiedad negativa llamada “ego”, que está dispuesta a matar a todo y a todos. No en beneficio propio, sino sólo para que no exista nada cerca. Él quiere verse a sí mismo como el único en el centro del mundo y no tener a otros en su mundo. 

Pregunta: Usted habló acerca de la búsqueda que guía al hombre, la búsqueda para salida, la búsqueda de la solución de la situación actual y, en general, el cambio en el paradigma de la vida entera de toda la humanidad ¿Cómo puede encontrar este punto que es la raíz del mal con el fin de erradicarlo y comenzar un nuevo movimiento? 

Respuesta: No puede encontrarlo. Incluso si ve que cambió, no tiene la fortaleza de hacerlo. Se necesita una clara implementación del programa de la naturaleza- cómo puede una persona cambiarse a sí misma. Esto es inherente en la sabiduría de la Cabalá. 

Esto indica cómo todos deben unirse para extraer de la naturaleza la fuerza positiva que nos unirá y con ayuda de esa unión, canalizar esta fuerza al entorno. 

Debemos cambiar nuestra naturaleza a lo inverso y ser altruistas en lugar de egoístas. 

El cambio correcto de la naturaleza humana hacia la absoluta bondad, amar a mi prójimo, debe estar en el corazón de la ética y el triunfo humano.
[269139]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 1/jul/20

Depresión y el significado de la vida

Comentario: Millones de personas que se quedaron en casa durante la cuarentena, lentamente están saliendo. Al mismo tiempo, surgen muchos problemas psicológicos, dónde encontrar trabajo y qué hacer. Los psicólogos afirman que lo principal es que al reducir el ritmo de vida nos hace pensar en cómo y por qué vivimos. 

En realidad, afirman que el problema principal es cuando se comienza a pensar acerca del significado de la vida, para qué se vive. 

Mi comentario: Es natural. Cuando se ve la vida tanto en cuarentena y sin cuarentena, antes y después del coronavirus y con los nuevos virus, se empezará a preguntar, “¿Qué sucede?” “¿por qué la naturaleza juega conmigo?” Aquí es donde necesitamos comenzar a organizarnos. 

Pregunta: ¿Qué dirías para que escuche y pueda sienta la luz al final del túnel? 

Respuesta: La naturaleza ofrece una solución definitiva. Ustedes, todos juntos, tendrán que corregirse y ser similares a la naturaleza, es decir, crear una buena comunidad humana sobre la Tierra. Al corregir sus relaciones mutuas comenzarán a sentir nuestro mundo en su perfección infinita, eterna. 

Pregunta: ¿La educación debe hacer esto? 

Respuesta: Nutrir las relaciones para crear una  una humanidad armoniosa común. 

Comentario: Todo el tiempo corría por todos lados, buscando trabajo, llenándome de trabajo. Y ahora usted dice, “Llegaste a un alto. Detente. Nada de esto existirá. Comienza a pensar en construir buenas conexiones entre la gente”. 

Mi comentario: ¡Sí! Este es el trabajo. Es precisamente es el trabajo del hombre. 

Pregunta: ¿Es alusión a todos? 

Respuesta: Absolutamente a todos. 

Pregunta:¿No sólo a los que dirigen a la gente? 

Respuesta: No. A todos. No hay dirigente. Hay ayuda mutua no dirigentes. 

Pregunta: ¿Quiere decir que aún el más simple, el más discreto pensará en construir buenas relaciones con los demás, con el círculo interno, con el círculo lejano, etc.? 

Respuesta: Si. 

Pregunta: ¿Le llama a eso trabajo? 

Respuesta: Por supuesto. 

Pregunta: ¿Recibirá alguna compensación? Pues, debe tener algo para vivir. 

Respuesta: Recibirá compensación. La sociedad humana será organizada de tal manera que pagará por esto, le dará a todos cierto tipo de estipendio. 

Pregunta: Es decir, ¿a la gente se le paga por construir buenas conexiones con otros? Es algo nuevo, es revolucionario para la humanidad. 

Respuesta:  ¿Por qué? ¡Funciona! Tal vez podrás medirlo. 

Pregunta: ¿La humanidad estará de acuerdo? Alguien tiene que pagar por esto. 

Respuesta: Tendrá que estar de acuerdo. 

Pregunta: Primero, ¿de dónde se obtendrá el dinero para pagarle por ese trabajo, que, en principio, no era considerado trabajo antes? 

Respuesta: El dinero se imprime; no hay problemas. Podemos imprimir notas o fichas.

Todos trabajarán en empresas necesarias para la sociedad y constantemente serán reorganizadas para que sean lo más amigables posible con el ambiente ¡Eso es todo! 

Digamos que el 20% de la gente constantemente es reemplazada, tendrá que trabajar en las empresas que producen lo necesario. Sólo para la gente y sólo lo necesario. Gastarán el resto de su  tiempo y esfuerzo creando una conexión correcta entre ellos. 

Pregunta: Para hacerlo, todos tendrán que estudiar. Como dijo, 20% de la gente trabajará, se alternarán. Y el 80% asistirá a clases, de jóvenes a viejos ¿se les pagará por estudiar cómo construir buenas conexiones mutuas? 

Respuesta: Si. Se fijará un estándar de vida necesario y será todo. Y habrá una atmósfera amable y buena. 

Pregunta: ¿No habrá depresión? 

Respuesta: No. Antes que nada, la envidia desaparecerá. La envidia permanece sólo en la forma de, “¿Puedo hacer tanto por la sociedad como los demás y no menos?” Es decir, envidia positiva. 

Pregunta: ¿Cuál será el significado de la vida para el hombre? 

Respuesta: Alcanzará al Creador en una conexión correcta entre él y los otros. Esta es la recompensa más elevada y perfecta. Sentirá su vida eterna, perfecta y completa. 

Pregunta: ¿Por qué el Creador llega al hombre en el momento en que tiene buenas conexiones con otros? 

Respuesta: De acuerdo a la ley de equivalencia de forma entre el Creador y el hombre que se construye en buenas relaciones con los demás. 

Pregunta: Digamos que el Creador se revela ante mí, ante una persona ordinaria ¿qué significa para mí? ¿qué es? 

Respuesta: La sensación de que existes en un espacio eterno y perfecto. Todo el cosmos, todo a tu alrededor, se siente como tu casa, tu estado eterno, perfecto. Percibes, no en tu cuerpo, no en tu estado animal, sino en otro estado, uno más elevado, llamado “alma”. Es natural y accesible para todos. 

Estoy seguro que esto se volverá una necesidad  muy urgente en los próximos años.
[268994]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 25/may/20

¿Quién es culpable de la destrucción del templo?

El 9 de Av simboliza la destrucción del templo, que ocurrió debido al odio infundado en el pueblo de Israel.  Y vemos que a lo largo de la historia, han existido y hay ciertos grupos dentro del pueblo judío, que están en guerra unos con otros. Este es el mismo odio.

Los judíos son el pueblo que Abraham reunió en la antigua Babilonia, cuando había odio entre la gente. Él pensó que había sólo un remedio contra el odio: anteponer el amor  a todo el odio que había crecido hasta los cielos, como la Torre de Babel. 

Algunos habitantes de Babilonia siguieron a Abraham y él los llevó de Babilonia a Cananea, hacia la tierra de Israel. El resto permaneció en Babilonia. 

Abraham enseñó a sus discípulos a vivir bajo la ley del amor al prójimo como a uno mismo. La regla principal “el amor cubrirá todos los crímenes”, los separó de los demás pueblos del mundo, que quedaron en Babilonia y luego se dispersaron por toda la Tierra. 

Y aquellos que siguieron a Abraham, eran representantes de todas las naciones, pero pudieron unirse y convertirse en el pueblo de Israel, que significa “directo al Creador” (Yashar-Kel), es decir, directo hacia la unidad, hacia el amor por el prójimo. Se esforzaron por acercarse y ser hermanos; hasta cierto punto, tuvieron éxito. 

Tuvieron que pasar por el exilio de Egipto, por muchas pruebas en su camino, pero se fortalecieron. Se volvieron más cercanos y realmente se convirtieron en un pueblo; se autonombraron Israel  (“directo al Creador”) como señal de su esfuerzo por una sola fuerza  — la fuerza del amor. 

Pero el ego no cesa, despierta de nuevo y confunde a la gente y con el tiempo, distintos grupos comenzaron a aparecer en el pueblo de Israel y se oponían al método de Abraham. Querían vivir bajo el capitalismo, que todos hicieran lo que querían, en lugar de vivir como comunidad: guerras verdaderas y batallas empezaron entre ellos.  

A través de la historia,  el pueblo de Israel ha estado en guerra consigo mismo, la razón es siempre la misma: “por” o “en contra de” la unión. Este fue el caso, cuando el primer y el segundo Templos fueron destruidos. Todas las caídas se debieron sólo a que algunos grupos llamaron a la unidad y a cubrir todos los crímenes con amor, mientras otros estaban en contra y no hubo acuerdo. 

Esto continúa hasta hoy. Por eso el pueblo de Israel ha estado exiliado, con mucho sufrimiento y el rechazo de todos los pueblos del mundo. Finalmente, otros pueblos también salieron de la antigua Babilonia, solo que se olvidaron de ello. 

Ahora, los judíos y las naciones del mundo están dispersos por toda la Tierra y nadie sabe lo que es amar al prójimo. Desde entonces, el egoísmo ha crecido terriblemente en los judíos y las naciones del mundo. Es necesario despertar la causa raíz en todo, para averiguar lo que está sucediendo al mundo, por qué las naciones del mundo siguen teniendo quejas contra el pueblo de Israel y cuál es la misión del pueblo de Israel. Esto requiere ser explicado a todos. 

Los historiadores atribuyen la destrucción del primer Templo al rey de Babilonia, Nabucodonosor; y la del segundo Templo al emperador romano, Tito. Sin embargo, los judíos creen que la destrucción fue provocada por los conflictos dentro del mismo pueblo de Israel. Y, de hecho, la razón fue el odio infundado y la desunión. Por nuestra resistencia a la unidad, provocamos la destrucción del primer y segundo Templos. Todas las desgracias son causadas porque no tenemos buenas relaciones y no podemos alcanzar unidad en el pueblo de Israel.  

Externamente, parece que las tropas imperiales y los enemigos son los culpables de la destrucción, pero de hecho, nosotros mismos, con la presencia o ausencia de nuestra conexión, pusimos estos imperios en favor o en contra de nuestra existencia y vemos el resultado natural. Una fuerza ajena, externa, solo ejecuta la sentencia, nosotros mismos activamos estas fuerzas dentro de nuestro propio pueblo. Así que no tenemos nadie a quien culpar de nuestro amargo destino, sólo nosotros mismos.  

Y hoy sucede lo mismo: Persia (actualmente Irán) y otros países árabes, están contra nosotros y todo porque no tenemos una conexión apropiada y eso crea un mundo de división y odio entre todos. 

Otras naciones pueden tener enemistad interna, pero no hay tal odio como en el pueblo de Israel, porque odiamos lo judío dentro de nosotros mismos. El judío interno es el deseo que nos pide unón por encima del ego y mostrar al mundo que se puede vivir en paz, tranquilidad y unión; esa será la corrección del mundo entero. 

Esto es lo que dice nuestro judío interno, pero no queremos escucharlo. Sólo los cabalistas, que estudian la ciencia de la Cabalá, en la que se explica claramente en blanco y negro, por miles de años, saben que la Torá está basada en su gran regla: amar al prójimo como a uno mismo. Pero nadie quiere escucharlos.

La unidad suena muy hermosa en palabras, pero cuando se intente implementarla, se encuentra que es simplemente imposible y que requiere toda la atención del hombre y su vida entera. Y nadie está dispuesto a hacerlo. Requiere ya sea una educación especial integral o sufrimiento muy grande, que hará que se abandone el egoísmo y se unan. 

Para más sobre este tema, lean mis libros “Como un Manojo de Cañas: Por qué la unidad y la responsabilidad mutua están hoy en la agenda del día” y “La elección judía: Unidad o antisemitismo, Hechos históricos sobre el antisemitismo como reflexión sobre la desunión social entre judíos”.
[268465]
De Kabtv “Perspectivas globales”, 26/jul/20

Nueva Vida 1264 – Afrontando la crisis socioeconómica

Nueva Vida 1264 – Afrontando la crisis socioeconómica
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

La pandemia de coronavirus pasó de ser una crisis de salud, que unió al mundo en su contra, a una crisis económica en la que todos temen por la supervivencia de su familia y ven a los demás como enemigos. El virus quiere que toda la humanidad se una en su contra. Quiere que Israel cumpla su misión, explique a la humanidad el significado de la vida y la lleve a una conexión superior, por encima del ego humano. Todos deben pasar por el proceso de desarrollo, de su actual estado egoísta hacia relaciones altruistas. Aprenderán a preocuparse por el beneficio de los demás en lugar de preocuparse por su propio beneficio. En esta nueva era, todos tendrán sus necesidades básicas cubiertas por el gobierno y simultáneamente, todos participarán en una educación integral que enseñe otorgamiento mutuo, amor y conexión. Todos estarán felices con lo que reciben y recibirán el deseo de su corazón.
[267909]
De Kabtv «Nueva Vida 1264 – Afrontando la crisis socioeconómica» 12/jul/20

Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

 

Diamantes que no se pueden robar

Comentario: La pandemia demostró que nadie necesita joyas. Su mercado está cayendo rápidamente. De repente, el hombre se dio cuenta de que necesita vestirse un poco, comer y los diamantes que usaba para mostrar a los demás, no son necesarios. Dicen que el mercado de la joyería cayó 10 veces y sigue cayendo.

¿Qué hay en ellos? ¿por qué fueron comprados con tanto dinero? Y la humanidad los apreció y se mató por ellos. Se derramó mucha sangre.

Mi respuesta: Porque son raros. Los diamantes se extraen del suelo con gran dificultad. Luego se pulen y cortan. Al final, cuesta dinero.

Pregunta: ¿Qué representan?

Respuesta: ¿En cabalá? Absolutamente nada. La gente simplemente le da precio. Por ejemplo, tomaron un papel y le dieron un precio. Y ahora todo es inútil.

Comentario: En tiempos tan difíciles, entre pan y diamantes, se elige pan.

Mi respuesta: Por supuesto. Dará todo por pan.

Comentario: Es decir, hay valor en el pan, pero no en los diamantes.

Mi respuesta: Porque lo más importante es la vida.

Pregunta: ¿Por qué se hace esto desde arriba, por un poder superior?

Respuesta: Para que la gente deje de definir valores en este mundo que le parecen valores.

Pregunta: ¿Entonces le rezamos a este dios? ¿Y no es Dios en absoluto?

Respuesta: ¡Por supuesto! Bueno, ¿qué hay en esa piedra?

Pregunta: ¿Por qué vamos allá? ¡Se ha derramado tanta sangre! Las guerras comenzaron por eso.

Respuesta: La humanidad necesita algo valioso, precioso, por qué luchar, vender, especular, comprar, intercambiar, almacenar y heredar. ¿De qué otra forma? Debe haber algún valor en la vida. Yo no existo, me muero. ¿Qué sigue? ¿dónde tengo mi valor? Tengo que ponerlo en algo.

Pregunta: Da miedo, lo que dice. Es decir, ¿lo puse en esta roca?

Respuesta: Y se la pasó a mi nieto.

Comentario: Le doy ese valor y le digo: “Vive así. Vive así «.

Mi respuesta: Y le ayuda en todo, porque le doy algo que todo el mundo agradece.

Pregunta: ¿Con esto le doy fuerza?

Respuesta: Por supuesto. Y hoy todos los valores comienzan a ser reevaluados.

Pregunta: ¿Y a qué nos acercamos?

Respuesta: A comprender que no hay nada de valor.

Pregunta: ¿Hay algo valioso en esta vida?

Respuesta: ¡Generalmente! ¡Excepto por el pensamiento! Volvemos a lo que estábamos hablando: a excepción del pensamiento que puedes transmitirle a tu nieto, no hay nada valioso en el mundo.

Usando su pensamiento, realmente adquiere riqueza. ¿Qué es el pensamiento en general? ¿está vacío? Pero realmente obtiene algo que existe eternamente, perfectamente y nadie puede robar ni hacer nada al respecto.

Es la riqueza más importante, la actitud hacia la vida, la actitud hacia la gente. El pensamiento es tu riqueza interior. Esto es más precioso que cualquier diamante.

En nuestro tiempo, estamos llegando a un estado de reevaluación radical de valores. Es decir, lo valioso para mí, por lo que luché, viví, morí, traté de acumular, pasar a las siguiente generaciones, está perdiendo su valor, hoy, no vale nada.

Pregunta: ¿A dónde vamos ahora? ¿cuánto costará realmente la vida, dinero?

Respuesta: Sólo un pensamiento.

Pregunta: ¿Pero no le parece abstracto para una persona?

Respuesta: ¿Y qué tiene el hombre que no sea abstracto, si vive y muere? Es decir que lo más valioso es lo que puede llevar de un estado, en el que vive, al estado cuando muere, más allá del borde de la muerte.

Pregunta: ¿Puede pensar allí?

Respuesta: Por supuesto. Eso es lo que queda en él.

Pregunta: ¿En qué necesita pensar ahora, para que sea valioso y necesario?

Respuesta: Una actitud positiva hacia el mundo y hacia los demás. No va a ninguna parte. Esto se queda con él constantemente porque no está en tu ego, que muere con el cuerpo y decae, sino en el altruismo, en las buenas cualidades que adquieres durante tu vida terrenal. Y vuelas con ellos, entras en otro espacio, el espacio de las propiedades y fuerzas positivas.

Existimos para acumular emociones, pensamientos, deseos, motivos e impulsos positivos y dejarlos con ellos. Dejo este mundo, pasando, en la medida de lo posible, una actitud positiva hacia el mundo, hacia la gente y hacia la vida a mis hijos y nietos y en general a todos.

Pregunta: ¿Cree que esta es su misión y la nuestra?

Respuesta: Por supuesto. Pero esa es mi opinión.

Pregunta: Pero, ¿es esta la opinión de los cabalistas de todas las generaciones?

Respuesta: Sí, por supuesto.

Comentario: Y lo que veo ahora, como todos escriben en los comentarios: maldad, horror, odio, rotura.

Mi respuesta: Esto nos empuja a evaluar lo que realmente necesitamos identificar de nuestra vida, recopilar y transmitir y enseñar a la siguiente generación.

Pregunta: Es decir, ¿cómo salir de esta oscuridad y avanzar hacia un buen pensamiento?

Respuesta: Si. Todo estará bien.
[268654]
De Kabtv «Noticias con el Dr. Michael Laitman» 15/jun/20

Manejo del estrés, parte 4

Presión dirigida

Pregunta: Hay distintas clases de estrés. Por ejemplo, el estrés profesional, asociado a conflictos con el trabajo. El estrés marital, que surge en torno a los problemas en la familia. El estrés emocional, que puede ser causado por alguna experiencia intensa. El estrés fisiológico, que surge de un trauma o enfermedad y el estrés psicológico que viene de la insatisfacción personal o de las relaciones con otras personas. El estrés tiene origen en la sobrecarga de información y la tensión ambiental por condiciones desfavorables de vida. 

¿Puede una condición causar estrés, cuando una persona está buscando el propósito de la vida y no lo encuentra? 

Respuesta: Seguro. Finalmente, el estrés es una sensación de indecisión, la incapacidad de conectar lo deseado con lo alcanzable. Cualquier cosa pequeña puede ser estresante. Si, por ejemplo, abro un cajón y no encuentro ahí mis lentes, me causa cierto estrés. 

El estrés es el desajuste entre lo que se desea y lo que se logró. Naturalmente, la vida actual es sólo estrés. 

Pregunta: La naturaleza nos puso en una realidad en la que siempre hay presión en el deseo. Si te imaginas a ti mismo como un deseo de recibir, de recibir satisfacción, de disfrutar, la satisfacción la alcanzas muy rara vez, porque los deseos crecen constantemente y se vuelve cada vez más difícil satisfacerlos ¿a dónde lleva esto? 

Respuesta: A encontrar la forma de salir de este estado, saber de qué depende y a qué conduce. 

Pregunta: ¿Puedo estar en una forma donde nada me presione o que yo no sienta esta presión?

Respuesta: No, ese estado gradualmente pasa y es reemplazado por la sensación de que algo te presiona en cierta dirección; esta presión tiene un comienzo y un fin, tiene un propósito y tú debes comprender y revelar este propósito. Sólo así podrás deshacerte de la presión.  

Y, sientes que si esa presión debería llevarte a un estado superior, no necesitas deshacerte de ella. Sólo se requiere que entiendas a dónde tienes que llegar; después, ya no la sentirás como presión, sino como una compañía en tu desarrollo.

Pregunta: ¿Se empieza a sentir que las presiones fisiológicas y psicológicas están dirigidas? Además, no son personales, sino globales, por ejemplo, crisis financiera o una pandemia. Muchos no entienden que hay un diseño en todo esto. 

Respuesta: Nos dirigimos a un estado en el que todos estaremos en una gran crisis general, sin entender cómo podemos existir. Además, no sólo lo sentirá una persona o una familia o cierta pequeña sociedad, sino todo el mundo. El coronavirus nos debe llevar a esto.
[268944]
De Kabtv  “Habilidades de organización” 25/jun/20

Material relacionado:
Manejo del estrés, parte 1
Por qué el estrés entre médicos en su lugar de trabajo puede conducir al suicidio
Albert Einstein: “Un ser humano es una parte del todo”