entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 25/ago/20

A pesar de los medios de comunicación modernos, la gente se siente cada vez más sola, la nueva comunicación carece de sentimientos, no es una conexión sentida. No llena el vacío, no tiene empatía … Estamos a punto de revelar un enorme vacío… un agujero negro…
#garantíaMutua
De Twitter, 25/ago/20

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 23/ago/20
Mis pensamientos en Twitter, 22/ago/20
Mis pensamientos en Twitter, 11/ago/20

Reubicación: cambia tu lugar, cambia tu suerte

Mi nuevo articulo: «Reubicación: cambia tu lugar, cambia tu suerte«

La sociedad estadounidense está en movimiento. Según un estudio reciente, uno de cada cinco adultos, el 22% de la población, se reubicó o conoce a alguien que probablemente lo haga como consecuencia del impacto socioeconómico de la Covid-19. Empresas de Silicon Valley como Google, Facebook, Twitter y otras enviaron a sus empleados a trabajar en casa, lo que hace que su proximidad física en el lugar de trabajo sea irrelevante. Altos alquileres y preocupación por la seguridad, son las razones principales para considerar la reubicación en muchas comunidades, esto marca la tendencia a dejar la ciudad por las zonas rurales ¿es esto un paso atrás? No, la vida sencilla avanza.

La movilidad es una característica de Estados Unidos. Según datos de la Oficina del Censo, en promedio, los estadounidenses cambian su lugar de residencia no menos de 11 veces durante su vida, principalmente en busca de mejores oportunidades laborales. Pero la reubicación debido a la pandemia tiene una característica peculiar: es un verdadero regreso a lo básico. Los residentes en áreas urbanas están abandonando cada vez más las grandes, estresantes y costosas ciudades para instalarse en el campo tranquilo y pastoral, es una tendencia notable en EUA y Europa.

Hace décadas, la gente acudía en masa, de granjas y aldeas a las grandes ciudades, esperando cumplir sus sueños de progreso y movilidad ascendente. Hoy, las empresas están cerrando y las que aún tienen empleados cambian sus patrones de trabajo, de actividades en un lugar físico a colaboración remota.

¿Cuál es el beneficio de vivir en las zonas urbanas?

Ninguno. La pandemia transformó nuestro estilo de vida para siempre. Entenderemos cada vez más, que adaptarnos a un entorno más virtual, es positivo. Cuando la población está más dispersa y uniformemente extendida, todos se benefician: ecología y humanos. Por el contrario, las ciudades superpobladas y de alta densidad agregan estrés al entorno circundante y plantean desafíos en el uso eficiente de recursos naturales como; agua, energía y alimentos. A nivel personal, la vida fuera de las áreas urbanas es más manejable, asequible y saludable.

El Talmud de Babilonia dice Meshane Makom, Meshane Mazal, literalmente quiere decir, al cambiar nuestro lugar, cambiamos nuestro destino. De hecho, las condiciones externas influyen en nuestras prioridades y enfoque en la vida. Esto también se refiere a la transformación interior que está ocurriendo. El cambio a un estilo de vida sencillo y tranquilo, nos hará sentir mejor, más serenos y más equilibrados. Y, nos llevaremos mejor con los demás. Estar arraigado a una tierra con mucho espacio para un huerto casero y un parque infantil, aliviará la carga estresante de la jungla de cemento, contaminada y ruidosa.

Todos nos sentimos seguros con lo familiar, incluso si está lejos de ser lo ideal; por eso la gente se resiste al cambio. Pero la pandemia, rápidamente, nos está llevando a una profunda transformación, de una realidad a otra. Poco a poco, nos damos cuenta de que no hay vuelta atrás, solo avanzar a un mundo más global donde las fronteras se están desvaneciendo.

El mundo entero está cerca.

Desde el trabajo hasta las comunicaciones y compras interpersonales, todo está al alcance de la mano en cuestión de segundos. Alguien puede llamar para cualquier servicio desde Estados Unidos y comunicarse con un representante de atención al cliente en India, sin la menor sensación de distancia. Realmente nos convertimos en una aldea global.

Las áreas metropolitanas permanecerán como centros de entretenimiento, cultura, atracciones turísticas y más. Las grandes fábricas que son indispensables para satisfacer las necesidades de la sociedad, también continuarán en las grandes ciudades, pero la población se dispersará en diferentes direcciones. Un resultado maravilloso e inesperado de la pandemia en nuestra forma de vida, será una puerta abierta a una vida más sencilla, feliz y satisfactoria.

No hay nada malo con el ego (si se usa correctamente)

Mi nuevo articulo: «No hay nada malo con el ego (si se usa correctamente)«

Cuando hablamos de que el ego es la pesadilla de nuestra generación, debemos entender lo que significa. Pues, ¿dónde estaríamos sin él? No tendríamos industria ni medicina moderna ni comunicación. No podríamos viajar ni explorar ni llevar una vida agradable y fácil en comparación con nuestros antepasados. Además, el ego no es creación del hombre; es inherente a nuestra naturaleza. Así, cuando alabamos a la naturaleza, ¿cómo podemos condenar al ego, su propia creación?

El problema no es el ego; es cómo, cuánto y cuándo lo usamos. En cierto sentido, el ego está en todas partes. Es lo que mantiene la forma de los átomos y no deja que se desintegren. Pero, para que los átomos se desarrollen, “renuncian” a la exclusividad de uno o más de sus electrones y los “comparten” con otros átomos, para crear moléculas, que es la siguiente etapa de su evolución. A medida que las moléculas “renuncian” a parte de su exclusividad y “comparten” partes de sí mismas con otras moléculas, crean estructuras moleculares que al final se convierten en células, que comienzan a dividirse y multiplicarse y antes de que te des cuenta, tienes vida.

En otras palabras, la vida se compone de elementos “egoístas” que “renuncian” a la exclusividad de partes de sí mismas y las comparten con otros elementos. Pero al hacerlo ni átomos ni moléculas ni células se extinguen; al contrario, garantizan su supervivencia porque ahora su existencia es vital para alguien más, aparte de ellas mismas. Además, al participar en la evolución de un sistema más complejo, ellas mismas evolucionan. Toda la creación sigue el mismo principio evolutivo, así se construyó nuestro universo, con la humanidad dentro de él.

Nosotros también estamos sujetos a las mismas leyes de desarrollo. Socialmente, evolucionamos de clanes a villas, de villas a pueblos, de pueblos a municipios, de municipios a países y ahora, a una aldea global. Pero mientras nuestras sociedades evolucionaron, nuestra psique quedó descuidada; ahora es su turno. Es el último elemento de la creación, no se había tocado y ahora es su turno.

Estamos en los albores de una era en la que aprenderemos a renunciar a partes de nosotros mismos y a compartirlas con los demás, para crear un verdadero vínculo. Nos convertiremos en una entidad, no sólo como comunidad de individuos, sino que sentiremos a otros, como parte de nosotros mismos. Es un nivel de conexión que nunca sentimos, nuestro ego teme probarla, cree que será su fin.

De hecho, lo único que se interpone en el camino de esta etapa final de evolución es nuestro ego. No quiere renunciar a nada sin importar el costo. Como el cáncer, está dispuesto a morir junto con su anfitrión, siempre y cuando no comparta nada con nadie. Pero la naturaleza no dejará de evolucionar hasta que lleve toda la realidad a su nivel más alto de desarrollo, donde todas las partes se comparten y se sostienen, por lo tanto, expanden su conciencia para abarcar todo el sistema de existencia.

Quienes se resistan al proceso, sufrirán en el camino, pero también lo alcanzarán. Hoy, Estados Unidos, que ha cultivado la cultura del ego más que ningún otro país, se tambalea por el dolor de resistir el tirón de la naturaleza. Pero, afortunadamente, no hay necesidad de sufrir. Si entendemos que no necesitamos matar al ego, sino simplemente usarlos correctamente, compartir con otros y fortalecer nuestra comunidad, nosotros también evolucionaremos, nuestra vida estará segura y nuestra conciencia abarcará a toda la humanidad y a toda la realidad.

Humor, no burla

Mi nuevo articulo: «Humor, no burla«

Entrevista tras entrevista, comediante tras comediante, todos intentan ser graciosos, hacernos reír. Realmente no necesitan recorrer un largo camino para hacerlo. Lo que tienen que hacer es encontrar un tema de actualidad, invitar a adivinar o hablar de cierta persona y arrastrar sus nombres por el barro, hasta que pierda el respeto ante los ojos de la audiencia.

Más que nada, el humor de los medios es una señal de deshonra para nuestra sociedad. Y la alta calificación que obtienen, sólo demuestra que estamos peor. La verdad es muy simple: si encuentro gracioso el dolor de otro, no soy una buena persona. Puede que no sea fácil de reconocer, pero a menos que sepamos la verdad, nunca cambiaremos.

La burla no es humor; desahoga nuestro veneno en la atmósfera y envenena el aire con nuestra mala voluntad. Más tarde, no debería sorprendernos que no podamos confiar en nadie, que tengamos miedo de todos y que nos sintamos solos y deprimidos. Ayudamos a construir esta atmósfera con nuestra mente sucia.

El verdadero humor es un regalo. Cuando ves a una mascota haciendo cosas divertidas o cuando tu bebé hace cosas de bebé, es muy divertido y es de buen humor, porque surge de nuestro amor por ellos e incluso lo aumenta. Además, cuando el humor nos ayuda a afrontar las dificultades, es un verdadero regalo.

Los medios que presentan un “entretenimiento” burlón, tampoco son nuestros amigos. Estos programas nos adoctrinan para que seamos cínicos, mezquinos y antipáticos, exactamente lo contrario de lo que necesitamos para construir una vida feliz. No deberíamos dar a estos programas la calificación que reciben y ciertamente, no deberíamos idolatrar a los presentadores de programas de entrevistas o comediantes que se burlan de sus invitados. No son nuestros amigos y no tienen nuestro interés en mente. Mientras más crueles nos hacen ser unos con otros, más se benefician y más infelices nos volvemos.

Incluso podemos usar el humor para la crítica constructiva, pero primero debemos asegurarnos de que amamos a la persona a la que criticaremos y luego usar el humor como la forma más inofensiva de hacer sugerencias. Sin embargo, aquí debemos tener mucho cuidado, ya que nuestra mala voluntad se regocija en las oportunidades de “ofrecer buenos consejos”, cuando en realidad se esfuerza por reprender y ser condescendiente.

Con humor, la regla general es: cuando te acercas a la gente y aumenta el afecto, es bueno. Cuando nos distingue y aumenta la burla, es malo y debemos rechazarlo.

Los alemanes de las leyes de Moisés, parte 2

En desacuerdo con su pueblo

Comentario: En el primer tercio del siglo XIX, la desintegración del pueblo judío en Alemania, alcanzó su punto más alto y uno de los síntomas de la enfermedad nacional, fue el fenómeno del odio a ellos mismos.

Muchos de los judíos que se integraron, se convirtieron en cristianos o ateos y desarrollaron odio hacia quienes seguían observando sus costumbres tradicionales. 

Mi Respuesta: Si el judío no es cabalista, que esté en dos niveles y entienda tanto su nivel animal, que se relaciona con las naciones del mundo, como su nivel espiritual, que lo eleva por encima del nivel animal y lo lleva a la unidad, si no es guiado por el principio cabalista de “todos los pecados (es decir, nuestras diferencias), serán cubiertos por amor”, al final, está en desacuerdo con su pueblo.

Ama a algunos, otros le disgustan; esta es la sinagoga a la que asiste, pero en la otra no pondrá un pie, etc. Todo esto está basado en el conflicto entre la gente. Por eso, existen tantas opiniones, como judíos. Los judíos tienen los mismos conflictos que las demás naciones del mundo, porque su raíz animal sigue existiendo desde el tiempo de la antigua Babilonia.  

Comentario: El psicólogo judío-alemán, Kurt Lewin, escribió en EUA, a donde escapó en 1938: “[la gente] no le gusta nada, específicamente lo judío, porque ahí verá lo que le mantiene separado de la mayoría que anhela. Mostrará disgusto por los judíos que lo expresen abiertamente y frecuentemente será indulgente con el odio a sí mismos. Ese odio surge de la sensación de inferioridad, de que se ve en los ojos de la mayoría no judía, por miedo a no agradarle, por ser diferente”.   

Mi Respuesta: Naturalmente, tratará de ser más alemán, francés o estadounidense que los mismos alemanes o franceses o estadounidenses. Es lo que vemos.

Para más sobre este tema, lean mi libro “La elección judía: Unidad o antisemitismo, Hechos históricos sobre el antisemitismo como reflexión sobre la desunión social entre judíos”.
[268930]
De Kabtv “Los alemanes de las leyes de Moisés”, 12/ago/19

Material relacionado:
La consumación de la misión de Moisés
El Deseo Superior, «Moisés»
Moisés decretó que la enseñanza de la Cabalá fuera gratuita

 

Nueva Vida 1269 – El ciudadano y el liderazgo en el estado corregido

Nueva Vida  1269 – El ciudadano y el liderazgo en el estado corregido
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi

Resumen

En el mundo corregido, se supone que el ciudadano sienta al estado como una familia que sus sabios familiares administran. Actualmente hay disturbios en el mundo porque el mundo es manejado por la fuerza del ego. Los líderes de hoy dividen a la nación con el fin de debilitar y controlar al pueblo y pensar en su propio puesto. 

Es imposible cambiar la sensación de desconexión entre el pueblo y la élite gobernante a menos que cada ciudadano y todos juntos aprendamos a conectarnos. Si cada uno sintiera el cuidado y responsabilidad mutuos, no tendríamos miedo ni estaríamos preocupados por nada. Nuestras calidez, amor y conexión atraerán el soporte de la naturaleza, que también es una. En un estado donde todos viven como una familia, de acuerdo al principio “ama a tu prójimo como a ti mismo”, cada ciudadano acepta a los demás como sus hermanos. 

Si la nación se conecta de esta manera, el líder será forzado a  seguirla. El Estado de Israel se convertirá en un sistema amoroso y unido y la gente sentirá que hay una innovación global que vale la pena replicar y querrán acercarse y los disturbios en el mundo se calmarán.
[268267]
De Kabtv “Nueva Vida 1269- El ciudadano y el liderazgo en el estado corregido” 20/jul/20
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

 

Lección diaria de Cabalá – 25/ago/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Arvut (Garantía Mutua)»
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «El amor cubre todas las transgresiones»
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «La Obligación de Bnei Baruj a la humanidad en la última generación»
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

El factor que influye más en el hombre

Pregunta: El medio ambiente nos afecta por tres canales. El primero son los medios de comunicación. El segundo, es el ejemplo de los que nos rodean. Y el tercero son los pensamientos y deseos, pues estamos en el mismo sistema en el mismo globo y estamos interconectados.

¿Cuál de estos factores influye más?

Respuesta: El factor de influencia más fuerte es la sociedad, sus ejemplos y opiniones.

Pregunta: Los seres humanos sólo podemos cambiar nuestra actitud hacia el mundo, pero ¿es eso suficiente? ¿o también necesitamos cambiar el mundo?

Respuesta: Nosotros mismos no podemos cambiar el mundo. Podemos, gradualmente, cambiar nuestra actitud y así veremos otro mundo.
[269173]
De Kabtv «Era post coronavirus» 7/may/20

Material relacionado:
Carl Marx sobre la influencia del entorno
La influencia del entorno con una iluminación espiritual
Entorno apropiado