¿De dónde vino el virus?

Pregunta: ¿De dónde vino el coronavirus? Se creía que era de origen animal. Primero lo tuvieron los murciélagos, después las mascotas. 

Después dijeron que los virus aparecen cuando se derrite la nieve y que es posible que venga de ahí. Ahora dicen que la intrusión en las selvas, el Amazonas, por ejemplo, traerá un enorme número de virus. Y ahí no hay murciélagos. 

¿Los grandes científicos comienzan a preguntarse de dónde viene? 

Respuesta: Del aire. Ni siquiera del aire sino de la nada. De hecho, el hombre mismo es la fuente de este virus. 

¿Por qué? Porque cuando, en el proceso de nuestro cada vez mayor ego, nos tratamos con más y más desdén y rechazo, causamos que fuerzas negativas en la naturaleza estimulen componentes llamados virus. 

Pregunta: ¿Es decir, el virus llega de nuestros pensamientos y acciones en contra de otras personas? 

Respuesta: Si. Las fuerzas que actúan entre nosotros y son generadas por nosotros hacen surgir esa combinación de materia elemental, que llamamos virus. 

Pregunta: Entonces, en principio, ¿los científicos no encontrarán un antídoto? 

Respuesta: El antídoto se desarrollará  en el camino: comiencen a tratarse bien y no habrá ningún virus. Incluso los que existen desaparecerán. Unos comerán a otros. Es demasiado sublime para los científicos, porque es en el nivel del deseo, en el nivel de las aspiraciones, en el nivel de las relaciones -los científicos no pueden comprenderlo. 

Los científicos trabajan en el nivel de la materia. Y esto es en el nivel de una materia sutil: amor, odio, miedos, etc. 

Pregunta: ¿Cuál es su solución ahora? ¿buscar el origen del virus? 

Respuesta: Si no lo hacemos, ni siquiera sabremos con qué estamos tratando. Pero vamos hacia el nivel donde nos elevamos desde la materia hasta el siguiente nivel: deseos, pensamientos, relaciones, es decir, en general, hacia una materia sutil. 

Pregunta: ¿Tanto el virus como el antivirus se originan ahí? 

Respuesta: Si. Todo está ahí. En general, toda la materia se origina ahí. 

Pregunta: En la práctica, ¿entramos al cuarto de control de nuestro mundo? 

Respuesta: Por supuesto, ¿por qué no? El pensamiento da a luz a todo, toda la naturaleza. “En el principio existió la palabra”. 

Comentario: Pero así, cancelamos toda la ciencia terrenal. 

Mi respuesta: No cancelamos nada. Es absolutamente correcta en su nivel. 

Comentario: Pero no encuentran un antídoto. Por ahora, de todas formas. 

Mi respuesta: ¡No pueden encontrarlo en su nivel! ¿Qué puedes hacer? 

Comentario: Entonces, ¿un doctor de hoy, debe convertirse en sabio? 

Mi respuesta: O, el sabio de hoy podría ser doctor. Y no exigirle nada al doctor. 

Pregunta: O el doctor ¿debe entender que esto es en un nivel diferente? 

Respuesta: Si, es el siguiente nivel. Él debe trabajar en su nivel, en el nivel terrenal. 

La segunda ola llegará y la tercera y más virus se propagarán en todos los lugares. Veremos que  todo depende sólo de nuestros pensamientos, de nuestras sensaciones, de nuestras relaciones mutuas. 

Pregunta: ¿Cuál es su consejo principal? 

Respuesta: No huir a ninguna parte, a ninguna isla desierta. No ayudará. Sólo una cosa ayudará: pensar bien en otros. 

Comentario: Un consejo muy simple para la gente. Por supuesto, es muy difícil de ejecutar en la realidad, pero es muy simple. Pensar en el bien de los demás -se nos enseñó eso en el jardín de niños y en la escuela. 

Mi respuesta: Y la enseñanza fue correcta. Si sólo pudiéramos absorberla. Percibirla. 

Pregunta: ¿Cuál es el secreto aquí? ¿qué tipo de adición “piensa en el bien de los demás” hay aquí? 

Respuesta: Nuestros pensamientos gobiernan el mundo. 

Pregunta: ¿Pero puedo pensar en el bien de los demás? 

Respuesta: No ¡Esto debe ser estudiado! 

Pregunta: ¿Cuál es el secreto? No puedo pensar en el bien de los demás. No puedo. 

Respuesta: Es a propósito, de manera que no puedas. Porque tu actitud hacia otros depende de la dirección de tu pensamiento, tu deseo, conexión con otros, trabajo mutuo, en general, de muchas condiciones que debes desarrollar en ti mismo, en tu sociedad, al menos en un pequeño grupo. 

Pregunta: ¿Entonces, hasta que yo lo solucione, estaremos expuestos a los virus

Respuesta: Sí. Y no sólo a eso. 

Pregunta: ¿Puede solucionarse en un periodo corto de tiempo? Aún así, hablamos de que la humanidad está enferma. 

Respuesta:  Hordas de virus se acercan a nosotros. 

Comentario: Entonces, ¿cuándo podemos comenzar a deshacernos de los virus? 

Mi respuesta: Podemos reducir sus efectos dañinos. Podemos, de alguna manera, posponer los problemas causados por ellos, hasta que nos volvamos más listos. Pero depende de que comencemos a intentar percibir esos virus de forma correcta, de manera que con su ayuda, podamos dirigirnos a la meta correcta. 

Debemos entender su presencia de forma correcta. 

Pregunta: ¿Qué debo entender? 

Respuesta: Debo entender que esto es para mí, a causa de mí, para mi beneficio. 

Nada en la naturaleza en contra del hombre, nada en absoluto ¡Nada! Todo es para que seamos más sabios, maduros y cambiemos un poco -hacia una relación positiva entre nosotros y en general, hacia toda la naturaleza. 

Pregunta: ¿Y si comienzo a entenderlo? 

Respuesta: Mejoras tu salud. Simplemente comienzas a sentirte física, moral y mentalmente saludable. 

Al mismo tiempo, llegamos a un nivel completamente diferente de interacción y percepción de la naturaleza. Es decir, toda nuestra vida será en el nivel dei pensamiento, de nuestras interacciones -positivas y negativas. Y no existe nada en la naturaleza excepto, el más y el menos interactuando entre sí. Y lo mismo con nosotros: podremos manejar nuestros deseos, nuestros pensamientos ¡Es simple! 

Comentario: Es decir, entro en el nivel de los pensamientos, sin palabras. Puedo permanecer en silencio. 

Mi respuesta: No hay palabras, nada físico en absoluto. De pronto, nos encontramos en un espacio enorme completamente lleno con más y menos. Partículas como pensamientos, sensaciones. 

Pregunta: ¿Aún existen menos ahí? ¿no está lleno de bondad, amor? 

Respuesta: No puede haber más sin menos. 

Pregunta: ¿Es el menos mi resistencia al más? 

Respuesta: Si. Debe existir. Por eso, como dice la Cabalá, no removemos nuestro egoísmo. Sólo lo usamos correctamente. 

Abrimos esa enorme computadora en la que existimos y comenzamos a interactuar con ella, con ayuda de nuestros pensamientos y deseos. Y nos involucramos en el trabajo de la computadora y la llevamos a un estado de equilibrio total. Todo con el fin de revelar la ecuación básica del universo, que todo existe sólo para revelar felicidad. 

Pregunta: ¿Qué hacemos? ¿qué tanto debemos hablar? ¿cuánto tenemos que repetirlo? ¿cuánto está dispuesto a repetirlo? ¿regresar todo el tiempo, cuánto más? 

Respuesta: “Mientras viva, el universo brilla”. No tienes ningún lugar a dónde ir. 

Pregunta: Es decir, ¿tiene y tendrá la paciencia y continuará? 

Respuesta: Lo haré mientras pueda hablar.
[268734]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 15/jun/20

Material relacionado:
Coronavirus: lo creas o no
Qué nos enseña el coronavirus
¿Qué placeres nos prepara la era post-coronavirus?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta