Debemos pensar, no llorar en el 9 de Av

La división tuvo lugar en dos etapas, el Primer Templo y el Segundo Templo, hasta llegar a su medida completa. Y ahora ya podemos llegar a la construcción del Tercer Templo, es decir, el estado que construimos en base a la pasada destrucción y logramos la corrección de la realidad, el mundo entero. Este es el reto que enfrentamos hoy. 

El 9 de Av simboliza una fecha especial en el calendario, refleja la raíz espiritual de las pasadas caídas: el colapso del Primer Templo y el Segundo Templo. Esta división se propaga de arriba hacia abajo y hoy estamos justo al pie de esta escalera, el Primer Templo era más elevado que el Segundo. 

El Primer Templo fue en el nivel de la Luz de Jayá, muy alto, el Segundo Templo fue mucho más bajo, en el el nivel de la Luz de Neshamá. Tenemos que pasar por esta caída, el colapso del Primer Templo y después el colapso del Segundo Templo, hasta la pérdida total de lo espiritual. Y esto es para que hoy podamos elevarnos, corregir esos genes espirituales (Reshimot) fragmentados y construir el Tercer Templo. 

Por supuesto, no lo construimos nosotros mismos, sólo aclaramos este estado y elevamos las Reshimot fragmentadas, así llega la Luz, que construye una vasija espiritual llamada el Tercer Templo. 

Dado que el 9 de Av simboliza la destrucción del Templo, este día es considerado un día de luto. Pero esto no significa que tengas que sentarte y llorar. Antes que nada, necesitamos pensar con el fin de entender lo que está sucediendo y por qué tenemos que sentir pena. Este día viene con el fin de que aprendamos a restaurar nuestro hogar de santidad, en un estado corregido, lleno con la revelación del Creador.
[268527]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 29/jul/20, “Tishá BeAv” (Nueve de Av)

Material relacionado:
El 9 de Av
Tu B’Av un día festivo sin pretensiones
Estar preparados para el 9 de Av

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: