Desarrollando un nuevo mundo

Nos acercamos a un congreso especial —completamente virtual— como nunca antes había sido. Miles de personas solían reunirse para congresos físicos y decenas o incluso cientos de miles más se conectaban virtualmente. Pero ahora, todo el congreso será virtual; todos estarán en la misma posición y conectados en los mismos términos. Todos recibieron la misma preparación adecuada. 

No importa que ya estemos familiarizados entre nosotros y con las lecciones del congreso. Está dicho: “Hagamos que cada día sea un nuevo día”. Es decir, necesitamos hacer esta renovación. Cada momento tenemos las diez Sefirot primordiales, pero a partir de ellas y en adelante, siempre aumentamos la resolución: dos veces más, tres veces, cuatro veces… 

Por lo tanto, podemos leer los mismos artículos, pero todo depende sólo de nuestra conexión, que determina el alcance. En el mundo espiritual, el alcance no depende de una sola persona, especialmente en nuestros tiempos. Como la última generación, dependemos de la corrección del Kli general; así que la calidad depende del número de conexiones. Es un rasgo característico de nuestro tiempo.

Cada decena, está lista deseosa de abrazar otras decenas conectadas como un solo hombre, adherirse infinitamente una a otra. Permitan que su corazón se divida en las decenas y que el Creador entre y sea revelado en ese abrazo del corazón común. 

Por eso, este congreso es especial. Nunca sentimos este estado y yo, realmente espero que veamos resultados satisfactorios y avancemos hacia la meta, porque es una muy buena dirección. Primero, necesitamos revelar nuestro Kli, Israel, que va “directo al Creador”, después del congreso, podremos salir a las masas con esta nueva fuerza y crear un lugar para la revelación del Creador a las criaturas. 

Esto curará al mundo de todos los problemas y dificultades ocasionadas por nuestro creciente egoísmo y lo llenará con la fuerza superior. Lo principal es alcanzar conexión con todos, para volvernos como una sola decena. Este es el propósito de nuestra reunión, el congreso, el significado de nuestro encuentro. 

El gran sistema existe sólo para el pequeño hombre; todo fue creado para él, aunque no entienda ni sienta nada; lo demás, sólo expresa la actitud del Creador hacia él. 

Lo espiritual no se mide con nuestros estándares terrenales: kilogramos, litros o kilómetros, depende del número de elementos que se conectan. Si hay 1,000 almas pequeñas y débiles, pero están juntas, unidas, tienen mucho más peso en el mundo espiritual, que cinco o diez almas grandes. Si gente pequeña se une entre sí, aún si no es en beneficio del Creador, merecen respeto, porque revelan la conexión por encima del egoísmo. 

Por eso, una ciudad unida, no puede ser derrotada. Si la gente se une, incluso con un propósito criminal, pero son leales unos a otros, reciben protección desde arriba. 

El congreso debe convertirse en la semilla de la cual emerja un nuevo mundo. Primero, debe ser un grano, una gota de semen de la que la carne empezará a desarrollarse y todos los sistemas se formarán. Lo más importante es la gota de semen, el primer punto. Somos un punto de inicio de un nuevo mundo y esperemos que el Congreso de una nueva dirección a la humanidad. Todos reciben los mismos golpes, así que la solución también debe ser para todos. 

Si me expando sin conectar con los demás, expando mi visión de este mundo. Finalmente, en el mundo material todo está determinado por la fuerza individual, por la agudeza de mente de cada uno individualmente. Todos quieren ser grandiosos por su cuenta y esa es la ruptura global

En el mundo espiritual, la fuerza se calcula por el número de partículas que se conectan. ¿Cuántas? Mil, un millón, mil millones o miles de millones de miles de millones, es la medida del Kli espiritual. Cada uno es sólo una unidad dentro de las diez Sefirot. No puede ser más o menos; no puede agrandarse en sí mismo. Sólo puede conectarse con muchos más como él y esto aumentará su fuerza.

Por eso está dicho “…la visión del amo es opuesta a la visión de la Torá”. La persona ordinaria se siente grandiosa  y la opinión de la Torá toma en cuenta a todos. Si me conecto con ellos, siento que el Creador habita entre ellos y Se manifiesta, revelando la realidad superior.  

La fuerza espiritual se mide por el número de píxeles y la fuerza material, se mide por un pixel, hinchado de orgullo.
[269304]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 14/ago/20, “De la plegaria de la decena a su plegaria por el mundo” (Preparación para el Congreso virtual 2020, “Un nuevo mundo”)

Material relacionado:
Congresos de Cabalá: ¿Qué papel juegan en la solución de los problemas del mundo? ¿Cómo aceleran el progreso espiritual? ¿Se requiere conocimiento previo?
El secreto de los congresos de Cabalá
¿Qué influencia tienen los congresos de Cabalá en el mundo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: